2012: la crisis sofoca a Europa

Países como España e Italia fueron alcanzados por el torbellino económico de la región.

España, dan ganas de llorar

1
La tasa desempleo en España roza el 25%, según datos oficiales. (Foto: AP)
españa  (Foto: AP)

Como dijera el rey Juan Carlos a finales de octubre, si se ve al país desde adentro se puede llegar al llanto.

Este año el país ibérico estuvo en el centro de atención mundial por el recrudecimiento de su situación económica. Y los pronósticos para el próximo año son de miedo.

La nación vivirá en 2013 uno de los peores años de la crisis, ya que se agudizará su recesión y el desempleo, de acuerdo a estimaciones publicadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) el 27 de noviembre.

La recesión se extendió en el tercer trimestre de 2012, el quinto de forma consecutiva. Para ese periodo la deuda pública representó el 77.4% del Producto Interno Bruto (PIB) y el Gobierno espera que ascienda a 85.3% al termino del año.

El próximo año el PIB bajará 1.4%, frente a la caída de 1.3% de 2012, y se recuperará en 2014 al llegar al 0.5%, según la OCDE.

En el tercer trimestre de este año, la tasa de desempleo alcanzó el histórico 25% (5 millones 778,100 desocupados para septiembre), o dicho de otro modo, uno de cada cuatro españoles en edad y con voluntad de trabajar no podía hacerlo.

La OCDE prevé que en 2013 la tasa subirá a 26.9% y para 2014 se mantendrá en 26.8%.

La crisis bancaria

El deterioro financiero del sistema bancario obligó al Gobierno de Mariano Rajoy a solicitar formalmente un rescate internacional el 25 de junio.

El programa de saneamiento incluyó la creación de un "banco malo", una entidad cuya tarea es comprar suelo, vivienda y activos tóxicos ligados al sector inmobiliario para liberar el balance de bancos en problemas y comercializarlos a precios teóricamente más baratos y acordes al mercado.

El 11 de diciembre España recibió 39,500 millones de euros (51,400 millones de dólares) de los fondos de rescate europeos para recapitalizar a su atribulada banca.

De esa cifra 37,000 millones de euros se destinaron para los cuatro bancos nacionalizados (Bankia, Banco de Valencia, Novagalicia y Catalunya Banc) y los restantes 2,500 millones para la capitalización del "banco malo".

La degradación

El 10 de octubre la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's rebajó la nota de país en dos escalones, a ‘BBB-', justo por encima del territorio basura.

Poco después el país se salvó de una degradación de Moody's, pues la firma mantuvo su calificación "Baa3". No obstante, en mayo la agencia rebajó la calificación de 16 bancos, entre ellos Santander y Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA).

El Gobierno de Rajoy (quien llegó al poder en diciembre de 2011) introdujo ajustes presupuestarios por decenas de miles de millones para tratar de cumplir los ambiciosos objetivos de reducción de déficit comprometidos con los prestamistas europeos, recortes que alimentaron las protestas de ciudadanos y gremios.

El presidente ha hecho esfuerzos descomunales para convencer a los inversionistas de que el país no necesita un rescate soberano y ha descartado ese escenario.

Pero los analistas no piensan lo mismo. Se espera que en 2013 España se vea orillada a pedir acceso a los fondos de rescate de la zona del euro y se una al club de Grecia, Irlanda y Portugal.

Con información de Reuters

Italia, ¿otra ficha del dominó europeo?

2
Para muchos italianos, Mario Monti no pudo contener la crisis de deuda italiana. (Foto: AP)
monti_mario  Para muchos italianos, Mario Monti no pudo contener la crisis de deuda italiana. ✓  (Foto: AP)

La nación ha sido una de las economías de más bajo crecimiento dentro de la eurozona por más de una década. Y, como el de España, su Gobierno sostiene que no necesita de un rescate soberano. El futuro para el país no es alentador, pues su PIB caerá 2.3% en 2012 y 0.5% en 2013, por lo que la recesión se prolongará el año próximo, de acuerdo con datos que el Instituto de Estadísticas (Istat) de Roma ofreció el cinco de noviembre.

En tanto, la OCDE estimó el 27 de noviembre que el PIB caerá 2.2% en 2012 y 1% en 2013.

El organismo también proyectó que la deuda pública continuará subiendo hasta alcanzar el 132.2% del PIB en 2014. En el tercer trimestre del año equivalía al 123%.

En octubre, la tasa de desempleo se ubicó en 11.1% (2,870 millones de personas), según datos del Istat.

En noviembre de 2011, tras la pérdida de confianza que sufrió Silvio Berlusconi, el economista Mario Monti tomó las riendas de un país al borde de una crisis de deuda al estilo griego.

Hartos de escándalos, corrupción y el amiguismo durante el mandato de Berlusconi, trabajadores y empresarios aceptaron en un principio las duras medidas del Gobierno de coalición encabezado por Monti. Los italianos confiaron en que el tecnócrata mejoraría la situación del país.

A finales del año pasado, Monti aprobó medidas de austeridad para ahorrar más de 20,000 millones de euros y contener la crisis, pero el plan golpeó la confianza del consumidor y profundizó la recesión tras la baja registrada en los ingresos fiscales y la presión al alza del déficit presupuestario.

El 6 de julio el Gobierno dio luz verde a otro plan para ahorrar hasta 26,000 millones de euros en los próximos tres años. Las medidas incluyeron la suspensión temporal de contrataciones de empleados públicos, la reducción gradual de burócratas de nivel medio, recortes en hospitales y oficinas judiciales y una reducción de 50% en el uso de autos oficiales.

También se aprobó una reforma laboral (27 de junio) que aumentó la edad de la jubilación, entre otras medidas.

Las degradaciones

El 13 de enero Standard and Poor´s bajó en dos escalones la calificación crediticia del país.

El 12 de julio Moody's también rebajó la nota de la deuda soberana en dos escalones y el 14 mayo degradó la calificación a 26 bancos italianos.

El 14 de diciembre Fitch mantuvo la calificación crediticia "A-" con un panorama negativo.  

Los llamados

El 17 de octubre, el Fondo Monetario Internacional (FMI) llamó a Italia y España a pedir ayuda financiera de la zona del euro para detener la crisis de deuda del bloque.

Pero Monti, quien anunció que dejará el cargo de forma anticipada y de quien se espera se presente a las elecciones de 2013, ha dicho en reiteradas oportunidades que Roma no necesita un rescate.

Pero los inversores están cada vez más preocupados por la capacidad del Gobierno para reducir la segunda deuda más alta en Europa, sólo detrás de Grecia.

Francia pierde su estrella

3
En septiembre, el presidente Hollande anunció un plan destinado a recuperar la economía en un plazo de dos años. (Foto: AP)
Francia  En septiembre, el presidente Hollande anunció un plan destinado a recuperar la economía en un plazo de dos años. ✓  (Foto: AP)

Apenas arrancaba 2012 cuando la quinta economía del mundo sufrió su primer descalabro: el 13 de enero Standard & Poor's le quitó su preciada calificación "AAA" y le puso la "AA+". El segundo descalabro llegó casi al cierre del año, cuando el 19 de noviembre Moody's degradó su nota de "Aaa" a "Aa1".

Fitch es la única de las tres grandes agencias de calificación crediticia que ha mantenido la máxima nota para el país. Apenas el 14 de diciembre la empresa le ratificó la calificación, pero mantuvo su perspectiva negativa, pues argumentó que hay poco más de 50% de probabilidades de una rebaja en el futuro.

La pérdida de la máxima calificación creó un problema para Francia, ya que fondos de inversión requieren a menudo que sus mejores activos tengan un mínimo de dos calificaciones máximas para que sigan en sus portafolios.

La nación fue entonces considerada como un riesgo crediticio más fuerte que antes, a pesar que sus notas se mantuvieron muy altas.

El crecimiento del PIB será de casi cero este año y de 0.8% en 2013, muy por debajo del 1.2% pronosticado, de acuerdo con estimaciones del Gobierno encabezado por el socialista François Hollande.

La tasa de desempleo francés se elevó a 10.3% en el tercer trimestre (desde el 10.2% del trimestre anterior), el mayor nivel desde el tercer trimestre de 1999, de acuerdo con información de la oficina nacional de estadísticas, INSEE, publicada el 6 de diciembre.

La deuda pública en el segundo trimestre del año equivalía al 91% del PIB.

Hollande asumió la presidencia el 15 de mayo con el compromiso de reactivar la economía y cumplir los objetivos de déficit público del 4.5% del PIB en 2012 y del 3.0% en 2013. Ello, dijo, sin someter a los ciudadanos a medidas de austeridad al estilo griego, y sí con un programa de impuestos y gasto que afectaría fuertemente a los ricos.

Una de las primeras medidas de austeridad gubernamental fue el recorte salarial del 30% para el presidente y todos los ministros.

El 6 de noviembre el Gobierno anunció que aumentará el Impuesto sobre el Valor Añadido (del 19.6% actual al 20%) a partir de 2014 y reducirá el gasto público en 10,000 millones de euros suplementarios.

Portugal, hundido en la recesión

4
Portugal es el tercer país de la zona del euro en pedir un rescate, después de Grecia e Irlanda (Foto: AP)
portugal  Portugal es el tercer país de la zona del euro en pedir un rescate, después de Grecia e Irlanda ✓  (Foto: AP)

El país prevé un declive del 1% en el PIB para 2013, cifra que economistas consideran demasiado optimista, tras la contracción del 3% de este año. Además, no ha podido reducir su déficit fiscal al 4.5% del PIB debido a que los recortes al gasto han agravado la recesión, la más profunda desde 1970.

Apenas el 14 de noviembre, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó que la recesión se había intensificado en el tercer trimestre. Las razones: una desaceleración en el crecimiento de las exportaciones y la persistente debilidad de la demanda interna generada por las políticas de austeridad.

La deuda pública equivale al 117% del PIB y el desempleo se ha disparado a la cifra histórica de 15.9%.

La austeridad del Gobierno de centro derecha han provocado el rechazo generalizado entre la ciudadanía y han exacerbado las tensiones entre los dos partidos que integran la coalición gubernamental.

En 2011 el país recurrió a un rescate financiero internacional de 78,000 millones de euros (101,000 millones de dólares) a tres años para evitar una moratoria.

El primer ministro Pedro Passos Coelho ha dicho que la adhesión a los ajustados objetivos fiscales fijados por los prestamistas es la única forma de proteger a Portugal de contagios, y que el país no tendrá el mismo destino de Grecia.

El 24 de octubre, el FMI aprobó el desembolso de 1,500 millones de euros (1,950 millones de dólares) bajo el plan del rescate internacional. Se trató del quinto desembolso del total de 78,000 millones de euros.

Portugal aún es el segundo país más riesgoso de la zona del euro (luego de Grecia) en términos de rendimientos de bonos. El 13 de febrero Moody's recortó su calificación y rebajó su panorama a negativo.

El 27 de noviembre, el Parlamento aprobó el Presupuesto 2013, el cual incluye las mayores alzas de impuestos en la historia moderna del país para asegurar que se cumplan los términos del rescate.

Grecia, en la ‘tablita’ de la eurozona

5
La nación donde estalló la crisis de deuda de la zona del euro en 2009 es la más endeudada de la comunidad.  (Foto: AP)
grecia  La nación donde estalló la crisis de deuda de la zona del euro en 2009 es la más endeudada de la comunidad. ✓  (Foto: AP)

La economía helena, que registra su quinto año de recesión, se ha contraído casi 25% en cinco años. La deuda actual representa casi el 170% de su PIB y se prevé que llegue a casi 190% el próximo año.

En tanto, la tasa de desempleo subió a un histórico 26% en septiembre, según datos dados a conocer en diciembre por la Autoridad de Estadísticas Griegas (ASE)

El desempleo griego es más del doble del promedio de la zona del euro, que alcanza el 11.6%.

El 12 de febrero el Parlamento aprobó una ley profundamente impopular para asegurar un segundo rescate financiero de la Unión Europea (UE) y FMI.

La ley estableció recortes por 3,300 millones de euros (4,350 millones de dólares) en salarios, pensiones y empleos sólo para este año. A cambio de la legislación, a la nación le fueron condonados unos 100,000 millones de euros de su deuda.

La aprobación del paquete de austeridad dejó más de un centenar de detenidos y unos 100 heridos tras una larga jornada de protestas.

El segundo rescate internacional, cifrado en 130,000 millones de euros, fue aprobado el 21 de febrero por la eurozona.

Este año Grecia también sufrió nuevas degradaciones a sus calificaciones crediticias por parte de Fitch (22 de febrero), Standard & Poor's (27 de febrero y cinco de diciembre) y Moody's (2 de marzo).

Ante los fallidos intentos para formar un Gobierno de coalición, el país fue a las urnas el 17 de junio, elección que ganó Nueva Democracia, partido a favor del rescate internacional.

El 8 de noviembre, el Parlamento aprobó otro severo plan de austeridad.

El 26 de noviembre la eurozona y el FMI acordaron reducir la deuda en 40,000 millones de euros (52,000 millones de dólares). El objetivo es bajarla a 124% del PIB para 2020 a través de un paquete de varias medidas.

El 13 de diciembre la eurozona acordó liberar 49,100 millones de euros (64,000 millones de dólares) al país como parte de la ayuda pactada.

Gran Bretaña, austeridad para largo

6
El Gobierno ha mantenido en su programa de austeridad pese a previsiones de que la economía se contraerá este año. (Foto: Getty Images)
GB  El Gobierno ha mantenido en su programa de austeridad pese a previsiones de que la economía se contraerá este año. /  (Foto: Getty, )

La isla logró salir de la recesión en el tercer trimestre al crecer 1%, pero su banco central advirtió que se debió a  factores excepcionales y que la economía podría contraerse de nuevo en el último trimestre de 2012. El panorama no pinta bien para la sexta economía mundial: la previsión de crecimiento para 2013 se redujo de 2% a 1.2%.

Para 2014 será de 2.0% y las estimaciones para 2015 y 2016 se revisaron a la baja en 2.3% y 2.7%, respectivamente, según proyecciones revisadas de la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (entidad que monitorea el desempeño del Gobierno para alcanzar sus objetivos fiscales).

El 8 de octubre el FMI redujo sus estimaciones, pues previó que la economía británica se contraerá 0.4% este año, antes de crecer 1.1% en 2013. En julio, el organismo había dicho que Gran Bretaña crecería 0.2% en 2012 y 1.4% el próximo año.

Gran Bretaña pudo salir de su segunda recesión en cinco años impulsada en parte por el fuerte gasto durante los Juegos Olímpicos.

Sin embargo, la crisis de la eurozona (a la que no pertenece la isla) limitará el crecimiento por varios años, según dijo el cinco de diciembre el ministro de Finanzas, George Osborne.

Ese día Osborne tuvo que admitir que Gran Bretaña deberá soportar más austeridad y que incumplirá su meta de reducción de deuda, que equivale al 85% de su PIB.

Anunció además recortes al gasto social y que los aumentos de impuestos y reducciones de gasto continuarán hasta 2018.

Este año las agencias calificadoras mantuvieron la nota "AAA" para Gran Bretaña. Sin embargo, en marzo Fitch puso la nota británica en perspectiva negativa.

El 13 de diciembre Standard & Poor's bajó el panorama de la calificación a "negativo" desde "estable".

El Banco de Inglaterra, que en 2013 estará bajo la dirección del todavía jefe del banco central de Canadá, Mark Carney, mantuvo en este mes su política monetaria sin cambios y votó a favor de no comprar más bonos del Gobierno para inyectar recursos a la estancada economía.

Las armas para combatir la crisis

7
El BCE seguirá dando a los bancos toda la liquidez que pidan a través de sus operaciones de refinanciación. (Foto: AP)
euro  El BCE seguirá dando a los bancos toda la liquidez que pidan a través de sus operaciones de refinanciación. ✓  (Foto: AP)

Compra de bonos

El 6 de septiembre, el Banco Central Europeo (BCE) acordó un nuevo programa de compra de bonos soberanos para reducir los costos de endeudamiento de los países de la zona del euro en problemas financieros. La medida beneficia directamente a España e Italia.

El nuevo programa de compra de bonos en el mercado secundario, "salvaguardará la transmisión de la política monetaria en todos los países de la zona euro", dijo entonces el presidente de la entidad, Mario Draghi.

Vigilancia bancaria

Europa acordó el 13 de diciembre que el BCE supervisará a partir de 2014 a los bancos de la eurozona, una medida diseñada para respaldar a la moneda única y su sistema financiero.

El BCE vigilará directamente a las entidades con activos de más de 30,000 millones de euros, o que tienen activos equivalentes a un quinto de la producción económica de su país de origen. Los tres bancos más grandes de cada país miembro estarán cubiertos.

Los países fuera del euro son libres de adherirse al sistema de supervisión, pero ninguno se ha comprometido a hacerlo.

Tasas de interés

El BCE ha mantenido su tasa de interés de referencia en el mínimo de 0.75%. La entidad quiere transferir sus bajas tasas a todos los rincones de la zona del euro (que muestra grandes variaciones) y quiere lograrlo a través de una caída de los rendimientos de los bonos soberanos con el nuevo programa de compra de títulos.

Basilea III se atora

Los Estados y el Parlamento de la UE no lograron este año un acuerdo para aplicar a partir de enero próximo reglas más rigurosas sobre el capital de los bancos.

La medida, discutida a nivel mundial, podría forzar a 8,000 bancos del bloque a triplicar su capital respecto del que tenían antes de la crisis actual, con la esperanza de que se fortalezcan lo suficiente como para absorber las sacudidas del mercado sin necesidad de recibir asistencia financiada con impuestos de los contribuyentes.

Líderes mundiales acordaron en 2010 que las reglas, conocidas como Basilea III, deberían regir paulatinamente a partir de enero de 2013, como parte de la principal respuesta de carácter regulatorio a la crisis financiera de 2007-2009.

El presupuesto regional se empantana

Los líderes de la UE no pudieron amarrar un acuerdo para un nuevo presupuesto a siete años para el bloque.

El 23 de noviembre, el presidente del Consejo Europeo (el brazo ejecutor del bloque), Herman Van Rompuy, decidió poner fin a una cumbre para el presupuesto 2014-2020, por cerca de un billón de euros, e intentarlo nuevamente a principios de 2013.

El presidente del BCE declaró el 13 de diciembre que la debilidad de la economía de la zona del euro se mantendrá hasta el próximo año, aunque destacó que la confianza de los mercados financieros ha mejorado visiblemente.

El PIB de la eurozona para este año se ubicará en un rango de un -0.6% a -0.4%, mientras que en 2013 se ubicará entre -0.9% y 0.3%, según la entidad.