El peso desborda optimismo sobre México

La mejoría en las expectativas económicas para el país debe verse con cautela, advierten analistas; hay riesgos internos y externos a considerar antes de esperar una mayor fortaleza del peso, dicen.
pesos  (Foto: Archivo)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El argumento de que México es un mercado de moda fue respaldado esta semana por la apreciación del tipo de cambio, pero ante una mayor fortaleza del peso no se debe olvidar que falta concretar los cambios estructurales prometidos por el presidente Enrique Peña Nieto, advierten analistas.

Durante el presente año, la apreciación acumulada de la moneda mexicana es de 3.48%, en su modalidad 48 horas y para Banco Base es la segunda divisa con mayor fortaleza entre 16 de los principales cruces del dólar.

Este miércoles, el peso mexicano en su valor a 48 horas se apreció 0.19%, a 12.4204/12.4219, según el precio final del Banco de México, ante el optimismo sobre el avance de la agenda de reformas económicas que impulsa el Gobierno y tras una mejora en la perspectiva de la deuda local por parte de Standard and Poor's.

"Hay perspectivas positivas sobre la economía mexicana que atraen capitales extranjeros, sobre todo ahora que se especula sobre un incremento en la calificación crediticia del país para finales de año", resaltó la directora de Análisis Económico de esa institución, Gabriela Siller.

La posible obtención de reformas que requiere la economía mexicana (hacendaria y energética) está alentando expectativas positivas, pero si estos cambios son insuficientes pueden generar desilusión, acota el director para América Latina de Moody's Analytics, Alfredo Coutiño.

"En el pasado se aprobaron mini reformas cuyos efectos se diluyeron en el corto plazo y no generaron aumento de la capacidad productiva: la mini reforma fiscal, la mini reforma energética y aún no está claro la profundidad de la reciente reforma laboral", enlistó.

"Se percibe un aumento en la aversión al riesgo y los inversionistas podrían estar buscando todavía la tasa que ofrece México, que es un país estable, pero no es sostenible un peso fuerte en una economía donde hay riesgos de menor crecimiento, no es coherente", destacó por su parte el analista de CIBanco Mario Copca.

Aunque considera que para las cuentas externas una acelerada fortaleza del peso afectaría sobre la competitividad a algunos productos mexicanos en el exterior, "pero para que tenga un efecto negativo tendría que ser una apreciación duradera, aproximadamente unos tres meses, para que empiece a tener una repercusión en la economía real, ya que los principales exportadores no toman en cuenta los movimientos de muy corto plazo".

Calma con el optimismo

Con relación a otras economías, la mexicana tiene una posición envidiable, con un blindaje financiero (más de 238,000 millones de dólares entre reservas y la línea de crédito con el FMI) que le permite mantener su equilibrio aun cuando el entorno se complique, menciona a su vez el profesor del departamento de Economía del ITAM, Germán Rojas.

"Afortunadamente México está estable macroeconómicamente, pero tenemos que prepararnos para una avalancha de capitales hacia el país que significa beneficios para México, pero si echamos las campanas al vuelo puede ser un desastre".

Explica que si están entrando muchos capitales a México un canal para dar salida a los dólares es que el peso se aprecie, el dólar se devalúa y se empiezan a comprar muchos bienes. Habría un déficit en cuenta corriente financiado con el superávit en cuenta de capitales de todo el dinero que está entrando.

El otro canal es acumular reservas, pero el Banco de México (Banxico) decidió bajar su tasa de referencia en medio punto porcentual a 4%, y habría que esperar que la economía creciera y si se expande también tendrían que aumentar las importaciones. "Creo que esta entrada de capitales por fuerza va a generar su contrapartida, que es un déficit en cuenta corriente".

Mario Copca, de CIBanco descarta que la apreciación del peso frente al dólar se prolongue. "Esperábamos que llegara a 12.33 pesos, pero el sorpresivo anuncio de Standard and Poor's, que si bien no es algo que nos debería dar un cambio radical, sí fue una noticia dentro de un entorno positivo que le inyectó todavía más confianza al mercado y eso nos permitió un fortalecimiento adicional de la moneda".

Pero no espera que el mercado siga recibiendo tantos flujos. "Vemos un riesgo cambiario alto, tasas de interés (internacionales) en mínimos históricos y un mercado cauteloso con riesgos en diversos frentes: Corea, déficit fiscal en EU y recorte del gasto, deuda en Europa".

México se ha desligado un poco de estos eventos, pero un regreso de la volatilidad podría llevar al peso a cotizar nuevamente en 12.80 por dólar, pero 12.50 pesos es una zona de confort que ha validado en diversas ocasiones. "Mientras que en EU no se llegue a un acuerdo con relación a los recortes al gasto y la deuda los riesgos estarán presentes", menciona Copca.

Gabriela Siller, de Banco Base, agrega que el hecho de que el peso se aprecie frente al dólar no representa ningún riesgo para el crecimiento. Su nivel de equilibrio se encuentra en 12 pesos por dólar, pero si baja más allá entonces sí podría afectar significativamente a las exportaciones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

No obstante, espera que registre un ligero rebote de alza, hacia 12.45 o 12.50 por unidad y en la segunda mitad de 2013 podría volver a observar una revaluación  hacia 12.15 pesos por dólar porque la perspectiva sobre la economía mexicana es bastante buena.

"Otro factor que podría beneficiar al peso sería el anuncio de una reforma fiscal sobre todo la energética y hemos visto que sí se están consolidando y cristalizando todas estas ideas de reformas, pero un tipo de cambio por debajo de 12 pesos sí tendría un riesgo porque se estaría formando una burbuja especulativa".

Ahora ve
Esto es lo que deja el año 2017 en América Latina
No te pierdas
×