Chipre: lo peor aún está por venir

El acuerdo de rescate de última hora podría tener consecuencias devastadoras, opina Cyrus Sanati; la medida dañará sus sectores bancario y turístico, que son los motores de la economía chipriota.
chipre  (Foto: AP)
Cyrus Sanati

La crisis bancaria en Chipre está lejos de resolverse y es casi seguro que se transforme en una crisis de deuda soberana mucho más grave en el futuro cercano, amenazando a inversores de todo el mundo. El acuerdo de rescate creado el fin de semana dejará en la ruina a la economía de la nación isleña centrada en la banca, limitando por tanto la capacidad del gobierno para cumplir con sus pagos de deuda en el futuro. 

Con el fin de evitar otra crisis económica al estilo griego, sería conveniente que los funcionarios de la zona euro construyeran un rescate más práctico, uno que por lo menos evite bombardear a la economía chipriota. De lo contrario, no sólo condenarían a Chipre a años de miseria, sino que también pondrían a la eurozona a un paso de una dolorosa ruptura. 

Los mercados dieron un suspiro de alivio por las noticias de que un acuerdo había sido alcanzado en relación con el plan de rescate chipriota. Los mercados de Europa y Estados Unidos inicialmente subieron en la jornada del lunes, pero rápidamente abandonaron sus ganancias a medida que los inversionistas comenzaron a descifrar el acuerdo. Eso no es sorprendente, teniendo en cuenta lo atroz que este acuerdo es para Chipre. 

El rescate creado apresuradamente aún obliga a la nación a proporcionar 5,800 millones de euros para calificar para un préstamo de 10,000 millones de euros que necesita desesperadamente, que será proporcionado por la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Pero en vez de conseguir el dinero al "gravar" cuentas bancarias de todos los tamaños (como indicaba la terrible propuesta de la semana pasada), el plan ahora pide gravar únicamente las cuentas que excedan el límite del seguro de depósito de la nación de 100,000 euros. También pide desaparecer el Banco Popular (Laiki, en griego), uno de los mayores bancos del país, empujando todo el efectivo de los grandes depositantes hacia un llamado 'banco malo' donde los depositantes podrían perderlo todo

Si bien es bueno ver que los depositantes con menos de 100,000 euros en el banco serán protegidos, el acuerdo sigue siendo bastante terrible para Chipre. Eso es porque el sector financiero representa el 45% del PIB del país y emplea a un 70% de sus trabajadores. 

Al básicamente robar el dinero de los depositantes del banco, el gobierno (bajo la presión de la UE, el FMI y el Banco Central Europeo), está destruyendo la credibilidad de una industria en la que la credibilidad es una condición necesaria para tener éxito. ¿Confiarías tu dinero a un banco chipriota si tuvieras más de 100,000 euros en tu cuenta? ¿Lo confiarías si tuvieras cinco euros? Probablemente no en ambos casos. 

Es increíble que el gobierno chipriota acepte cualquier 'rescate' que dañe la credibilidad de su principal industria. La banca no es un recurso natural escaso, los depositantes pueden mover su dinero a otro banco a otro paraíso fiscal en cualquier momento con beneficios similares. Chipre se convirtió en un centro bancario porque se erigió a sí mismo como un lugar para estacionar grandes cantidades de dinero en efectivo discretamente y de forma segura. Ahora básicamente está diciendo a sus clientes que no es seguro para depositar un centavo. 

Mucho se ha hablado acerca de la cantidad de dinero ruso en el sistema bancario chipriota y cómo la isla es un centro de lavado de dinero para sus oligarcas. Eso puede ser verdad hasta cierto punto, pero aún así hay mucho dinero legítimo, sí, incluso dinero ruso legítimo, en los bancos chipriotas. En total, los rusos tienen un estimado de 24,000 millones de euros almacenados en el país, que es más de un tercio de los depósitos bancarios totales de alrededor de 69,000 millones de euros, de acuerdo con Moody's.

Los rusos se sienten atraídos a la isla gracias a una serie de leyes de inversión favorables y al hecho de que 40,000 de ellos llaman hogar a Chipre. Ambos países tienen un convenio de doble imposición que limita los impuestos sobre una serie de inversiones como una tasa del 5% sobre los intereses y una tasa del 0% sobre los dividendos y pagos de regalías. 

La proximidad de la isla con Rusia, su membresía en la UE, su gente amable, sus compartidas cristianas ortodoxas tradiciones y buen clima hicieron de él uno de los mejores lugares para que los rusos almacenaran su dinero fuera del país. 

Pero todo eso no significa nada si Chipre grava esos depósitos con una tasa del 40% o incluso del 100%. El robo es algo que los rusos no soportan amablemente y es muy dudoso que Chipre pueda salirse con la suya apropiándose de ese dinero. Rusia seguramente procederá a cancelar ese convenio de doble imposición con Chipre para evitar que los rusos depositen un rublo más. Un éxodo masivo de dinero ruso básicamente destruirá al sector bancario chipriota de la noche a la mañana a medida que consuma cualquier capital restante. Ese rescate de 10,000 millones de euros se consumirá en un instante, llenando el hueco dejado por los retiros de Rusia. Miles de empleos se perderán de la noche a la mañana, sumiendo al país en una recesión de proporciones inimaginables

Y se pone peor. Con el dinero ruso fuera, podrías apostar a que la otra industria principal de la nación, el turismo, que representa el 20% del PIB chipriota, también recibirá un golpe. Que tu dinero sea robado no te hará querer relajarte en la playa con un Mai-Tai o gastar cientos o incluso miles de euros por noche para alojarte en uno de los resorts de playa de cinco estrellas repartidos por toda la isla. Muchos de esos complejos turísticos, especialmente aquellos en torno a Limassol (apodo de 'Limassolgrad'), fueron construidos pensando en el viajero ruso acomodado. La mayoría cuenta con personal de habla rusa y con tiendas boutique que ofrecen ropa de diseñador destinada a atraer nuevos ricos de Rusia. 

El viajero ruso promedio gastó alrededor de 115 euros por día de vacaciones en Chipre en noviembre pasado, más que cualquier otra nacionalidad encuestada por el gobierno chipriota. Eso es casi el doble de lo que gastaron los turistas provenientes de lugares relativamente acomodados como el Reino Unido y más del doble de lo que los turistas de los Países Bajos e Irlanda gastaron en sus vacaciones. Los superricos rusos no se quedan en hoteles, sino que son dueños de grandes y generalmente estrafalarias fincas frente al mar. Sin embargo, aun así gastan miles de euros por noche en discotecas y restaurantes, divirtiendo a amigos y contactos de negocios en la zona VIP completada con botellas y modelos. 

Sin duda, el turismo en Chipre probablemente nunca morirá. Pero la cantidad gastada por día bajará probablemente debido a la retirada de efectivo de Rusia. Los disturbios en las calles de Nicosia, la capital de Chipre, aunque lejos de muchos de los centros turísticos lujosos, están lo suficientemente cerca como para disuadir incluso al más experimentado de los viajeros, ruso o no, de hacer la travesía. 

Demos un paso hacia atrás por un momento y tratemos de poner un poco de perspectiva sobre todo este desastre. La cantidad de drama e intriga internacional asociada a este último capítulo de la crisis de la eurozona parece un poco irreal si consideramos la cantidad de dinero de la que estamos hablando aquí. 

Los chipriotas pidieron unos 17,000 millones de euros para básicamente ponerse de pie de nuevo. Aunque eso suena como mucho dinero en realidad es una miseria en comparación con el tamaño de, por ejemplo, la carga total de la deuda de Italia de alrededor de 2 billones de euros. Los 17,000 millones de euros necesarios para salvar esencialmente a toda la economía de Chipre del colapso y evitar los temores de contagio de una crisis bancaria por toda Europa equivalen a aproximadamente el 0.14% del PIB de la UE de 12.1 billones de euros. Eso es tan bajo que es una especie de irrealidad. Angela Merkel probablemente gasta más en cerveza y pretzels al año. 

Pero ya en serio, no es una gran cantidad de dinero de la que estamos hablando aquí, así que ¿por qué estamos hablando de ella? Algunos creen que el plan de rescate chipriota podría ser el modelo en el que se basen los futuros rescates de la UE, como los esperados en España e Italia. Otros dicen que esto podría causar gran tensión en las relaciones entre la UE y Rusia. 

Aunque esas razones son importantes, la gran bandera roja aquí es el grado de insensibilidad casi enfermiza que la UE y el BCE han mostrado como uno de sus miembros más vulnerables. Es absolutamente vergonzoso que la troika exija a Chipre que aparezca 5,800 millones de euros de la nada, mientras que apenas el 0.05% del PIB de la UE equivalente al 30% del PIB chipriota. Es igualmente lamentable que Mario Draghi, presidente del BCE, quien dijo que haría todo lo posible por salvar al euro el verano pasado, diera a Chipre una semana para aceptar la oferta o de lo contrario cortaría los fondos de emergencia a los bancos de la nación. Eso sería como si el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, le dijera al gobierno de Estados Unidos que obtuviera 4.7 billones de dólares de algún lugar dentro de una semana o de lo contrario apagaría la máquina de imprimir. 

Los reclamos por riesgo moral aquí son comprensibles, pero irrelevantes, debido al nivel de los daños que serán infligidos a Chipre si el país sigue adelante y hace lo que la troika quiere y destaza su sector financiero. Estamos hablando de eliminar alrededor de la mitad del PIB de la nación de la noche a la mañana mientras se añaden 10,000 millones de euros (porque la troika quiere su dinero de vuelta) impulsando la carga de deuda del país a cerca de 25,000 millones de euros, o un poco más del 100% del PIB. 

¿Cómo puede Chipre hacer sus pagos de deuda ahora? Sólo recaudaron 1,950 millones de euros en ingresos fiscales el año pasado, un 3% menos que el año anterior. Si acabas con una industria que aporta el 45% del PIB del país y dañas a otra que aporta el 20%, verás una disminución importante en tus ingresos fiscales y un aumento posterior en la deuda respecto al PIB de la nación. El banco francés Societe Generale prevé que la economía chipriota se contraiga un 20% en 2017. Eso parece ridículamente optimista. ¿Qué harán todos los chipriotas que se queden sin empleo? Los minerales, que después de la Segunda Guerra Mundial conformaron el 60% de las exportaciones del país, han sido más o menos explotados en su totalidad en este punto. La perforación costa afuera de gas natural parece prometedora pero no requiere de mano de obra intensiva. En cualquier caso, todo el trabajo deberá ser realizado por una multinacional extranjera con experiencia. La recolección de aceitunas y la pesca parecen estar fuera de la cuestión, ¿no? 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Es sorprendente que la troika ponga a Chipre en esta posición, pero es aún más sorprendente que el país lo acepte. De hecho, tendría más sentido simplemente abandonar el euro y encontrar formas más creativas de resolver este lío por su cuenta. Aunque eso significaría el impago de su deuda soberana, lo haría con algo parecido a un sector bancario aún intacto. Los controles de capital establecidos por la isla eventualmente podrían causar que un 'euro chipriota' valga mucho menos de un euro del continente, por lo que entonces podría valer la pena llegar hasta el final y decir adiós a Bruselas. Chipre podría simplemente dejar de pagar la deuda en manos de sus 'amigos' de la UE y forjar vínculos más estrechos con Rusia, Estados Unidos, Medio Oriente o incluso China. No hay manera de que sea capaz de pagar sus deudas con una economía deteriorada, así que ¿por qué no simplemente se salta algunos capítulos. En vez de pedir un rescate para pagar por el primer rescate, ¿por qué no sólo literalmente abandona a la Unión Europea ahora mismo? 

Apenas hemos empezado a ver las consecuencias de la crisis chipriota y está lejos de haber terminado. El acuerdo alcanzado a última hora el fin de semana no va a funcionar y el pueblo chipriota no va a resignarse y aceptarlo. Éste no es un buen modelo para un rescate, sino que parece ser una gran manera de sembrar las semillas de la eventual desaparición de la UE.

Ahora ve
Universidad de Texas digitaliza y publica los secretos de Gabriel García Márquez
No te pierdas
×