Chipre, una bomba de tiempo para la UE

Con desempleo, controles de capital y recesión, la eurozona enfrenta una nueva crisis: analistas; el plan de rescate bancario para la isla no beneficia a nadie y perjudica a todos, advierten.
Riesgo para la eurozona  (Foto: AP)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los acontecimientos recientes en la pequeña isla de Chipre podrían ser el detonador que orille al continente europeo a estallar abiertamente 'en llamas' ante el creciente desempleo, la aplicación de controles de capital y la necesidad de crecer, advierten expertos.

"Se tiene que romper con este ciclo negativo que se enreda cada vez más, mientras los políticos observan sin hacer nada", dice el economista en jefe de Saxo Bank, Steen Jakobsen.

"Las cosas comenzaron a amargarse hace cinco años cuando el sistema financiero global, que proporcionó el mar de liquidez para alentar el sueño europeo, fue derribado por el colapso de Lehman Brothers", agregó por su parte el economista en jefe de BCP Securities, Walter Molano.

El domingo pasado, Chipre, la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) acordaron un nuevo plan de 10,000 millones de euros y amargas medidas financieras para intentar resolver la situación de los atribulados bancos de la isla y financiar un rescate del país.

La propuesta incluye establecer un "buen banco" y un "banco malo", lo que significa que el Banco Popular de Chipre, conocido como Laiki, será cerrado.

Los depósitos menores a 100,000 euros en el Laiki serán transferidos al Banco de Chipre, el mayor banco del país y los depósitos superiores a 100,000 euros, que bajo la ley de la UE no están asegurados, serán congelados y utilizados para resolver deudas.

El "acuerdo" de este fin de semana no beneficia a nadie sino que perjudica a todos, resalta Jakobsen de Saxo Bank.

"Además, ha afectado a los procesos de decisión europeos sin posibilidad de recuperación, mientras la Comisión Europea y el FMI intercambian acusaciones en medio de un juego de poder que en ningún caso se preocupa por el futuro de los europeos", puntualiza en un análisis.

Confiscar el dinero de los depositantes es una realidad desde ahora. El Banco de Chipre tendrá que capitalizarse para obtener un ratio de capital básico de 9%, lo que implica una cantidad significativa de rescate en forma de bail-in a través de su renta variable, bonos y depositarios con más de 100,000 euros en sus cuentas.

Las estimaciones oscilan entre un conservador 20% a un draconiano 50%, en función del modelo que se utilice y del futuro fracaso del sistema crediticio, indica.

"Desde este momento y hasta mediados de abril falta mucho tiempo, especialmente en un país que acaba de experimentar tres eventos inéditos en la historia de la Unión Europea: controles de capital -un euro en Chipre ya no equivale a un euro en Berlín o en París-; rescate a través de la fórmula de bail-in por parte de los titulares de bonos senior cuando en Grecia fueron solo los junior,  y rescate a través de la fórmula bail-in por parte de los titulares de depósitos de más de 100,000 euros", puntualiza.

Jakobsen menciona que, supuestamente, los "controles de capital" sólo se emplean en circunstancias de emergencia y estas soluciones, como la mayoría de las que adopta la Unión Europea, significarían un incumplimiento directo de los propios tratados del bloque que veneran la libre circulación de capital.

"Teniendo en cuenta el índice actual de reincidencias y recaídas políticas, la Unión Europea está abocada a década tras década de oportunidades perdidas y un tejido social que será difícil de mantener a la vista del aumento del desempleo, los controles de capital y la opinión extendida de que se necesita impulsar más la macroeconomía".

Molano, de BCP Securities, advierte que la confiscación parcial de las cuentas de ahorro de la clase media en Chipre puede replicarse en Europa.

"La decisión de un puñado de países del norte de Europa para renunciar a los procedimientos tradicionales de rescate de bancos y la desesperación del gobierno chipriota para salvar su sector bancario en el extranjero, generó una situación de pesadilla con profundas consecuencias para el resto del continente".

En su opinión, el rescate chipriota estableció el precedente peligroso que los gobiernos europeos no tendrían problema en confiscar los ahorros de la clase media. "Inmovilizados por un feriado bancario, miles de familias chipriotas y rusas están esperando con el aliento contenido que se abran las puertas para huir".

Pero Molano advierte que nadie sabe cómo finalizará esto. Los términos del impuesto financiero para exentar a los depositantes más pequeños se modificaron y nadie está a salvo en el sistema bancario europeo.

El optimismo que floreció después del anuncio del Banco Central Europeo de su programa de Outright Monetary Transactions (OMT) en 2012, se convirtió en humo.

"La mayoría de las revueltas sociales se volvieron efectivas cuando las clases medias tomaron las calles. Tal fue el caso en Francia, en 1789; Rusia, en 1917, y EU en 1968. Lo mismo parece estar pasando ahora en la pequeña isla de Chipre, donde los sueños de un continente se están convirtiendo en humo".

Después de que el parlamento en Chipre rechazó un gravamen a las cuentas en bancos con montos mayores a 20,000 euros para recaudar 5,800 millones de euros, la aversión al riesgo se incrementó en los mercados internacionales, indica el Grupo Financiero, Ve por Más.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"A pesar de que Chipre representa 0.2% de la economía de la eurozona, una posibilidad real de la salida del euro de un país mermó la confianza de los mercados".

En la semana anterior, los bonos griegos, al estar altamente relacionados con los de Chipre, tuvieron un incremento de 103 puntos base, mientras que el euro cayó 0.7%, tocando un nivel mínimo de 1.2844 dólares por euro y estima que este tema siga causando volatilidad en los mercados financieros.

Ahora ve
El rescate de un ciervo de un lago congelado se vuelve viral
No te pierdas
×