Superpeso gana primer round a Banxico

La baja en la tasa no frenó la apreciación de la moneda, que puede llegar a 12 unidades por dólar; analistas también advierten de factores que jugarían en contra del tipo de cambio para debilitarlo.
dolares en maquina contadora  (Foto: CNN)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La reducción de 50 puntos base en la tasas de referencia del Banco de México (Banxico) a 4% no fue suficiente para contener la apreciación del tipo de cambio, que podría alcanzar incluso los 12 pesos por dólar en los próximos días, advierten analistas.

El peso mexicano en su valor a 48 horas, utilizado en operaciones al mayoreo, cerró este lunes en su mejor nivel  en 20 meses, luego de que el Banco Central de Japón iniciara un agresivo programa de compra de bonos gubernamentales.

"Sí es viable observar el tipo de cambio en 12 pesos por dólar, ya que continúa el ingreso de flujos extranjeros al mercado de dinero y eso explica tanto la fortaleza del peso como la fuerte baja que han tenido las tasas de interés", asegura el subdirector de Estrategia de Renta Fija de Análisis Santander, Salvador Orozco.

Incluso, destaca que tan solo durante marzo ingresaron al mercado de deuda mexicanos alrededor de 4,000 millones de dólares, a pesar de la baja en la tasa de interés de referencia y esos flujos son los que han generado la fuerte apreciación del peso que en el primer trimestre de 2013 es mayor a 4%, dijo el analista de CIBanco, Mario Copca.

Es un hecho que a Banxico no le resultó bajar su tasa de interés, agrega Orozco, debido al importante ingreso de capital a México. "Sigue habiendo un diferencial de tasas atractivo entre México y Estados Unidos y la liquidez a nivel mundial permanece", indica.

Ambos analistas anticipan que el peso podría verse presionado -probablemente en mayo próximo- una vez que se conozcan más datos de actividad económica en EU que de ser débiles pondrán un freno a la apreciación; las amenazas de Corea del Norte a EU y la crisis en Europa.

El jueves pasado, el Banco de Japón sorprendió a los mercados con una revisión radical de sus políticas, adoptando un nuevo objetivo para su balance de activos y comprometiéndose a duplicar su cartera de deuda pública en dos años como parte de un plan para acabar con casi dos décadas de deflación.

"La cancelación de la subasta de venta de dólares por parte de la Comisión de Cambios podría representar la antesala de una posible intervención de las autoridades monetarias en el mercado cambiario", resalta el director para América Latina de Moody´s Analytics, Alfredo Coutiño.

Esto sería a través del mecanismo de acumulación de reservas que fue suspendido el 29 de noviembre de 2011 y no descarta que pronto se ponga en marcha dicho mecanismo para esterilizar el exceso de dólares en la economía mexicana.

En el periodo que estuvo vigente el mecanismo (febrero 2010- noviembre 2011) se acumularon 9,080 millones de dólares en las reservas internacionales.

Tipo de cambio presa de la volatilidad

"El Banxico no actuó de manera incorrecta", agrega Copca de CIBanco. "Dio una señal al mercado, pero fueron eventos que no se esperaban -como la liquidez de Japón- inundó a los mercados de liquidez" y estima que el tipo de cambio podría alcanzar los 12 pesos por dólar, pero hasta el segundo trimestre cuando se dé algo más concreto en reformas importantes como la energética o hacendaria.

Pero añade que el mismo mercado deberá contribuir para que un regreso del peso hacia niveles de 13 por dólar y los factores que contribuirían al movimiento serán la crisis en Europa y la indefinición de los políticos de EU sobre el tema fiscal y de deuda, así como el efecto que tendrá sobre el crecimiento económico de ese país y su impacto en México.

A la par, el Mercado de Futuros de Chicago registra una elevada acumulación de inversiones especulativas, las cuales pueden jugar un papel relevante en el próximo vencimiento trimestral. La posición larga (a favor de una apreciación del peso) se ubicó en 5,816 millones de dólares al 2 de abril pasado, último dato disponible, mientras que el máximo histórico se encuentra en 6,010 millones de dólares.

Orozco, de Análisis Santander, considera factible que se reactive el mecanismo de acumulación de reservas, pero no de corto plazo y si el peso se aprecia por debajo de 12 por dólar, lo que tampoco ve muy viable.

"La última vez que activaron el mecanismo de la subasta de dólares suspendieron, al mismo tiempo, el de acumulación de reservas y se esperaría que sucediera lo mismo".

Aunque reconoce que con la desactivación de la subasta de dólares se abre la posibilidad de que se reactive el mecanismo de las opciones de venta para acumular reservas, pero "no lo harán por ahora, a menos que se dé una mayor apreciación del tipo de cambio hacia cotizaciones inferiores a 12 pesos".

Los efectos de la euforia

Coutiño, de Moody´s Analytics, agrega que el peso sigue rompiendo récords y desafiando cualquier pronóstico del mercado ante el exceso de liquidez en la economía.

"Dadas las perspectivas de un mayor arribo de capitales hacia el país, aunado a la mayor liquidez generada por el relajamiento de la política monetaria, no descarta que la paridad cambiaria pueda caer a niveles de 10 pesos por dólar para el próximo año, o menos, como consecuencia de la aprobación de las dos principales reformas (fiscal y energética)".

Ante esta situación, estima que las autoridades podrían verse forzadas a intervenir en el mercado cambiario. La primera señal ha sido ya dada con la reciente cancelación de la subasta de opciones para venta de dólares.

La suerte para la economía mexicana parece haber cambiado repentinamente en los últimos cuatro meses, a pesar de que el país continúa padeciendo de las mismas debilidades estructurales del pasado.

Los mercados se han puesto eufóricos ante las promesas de cambio y las posibilidades de mejoría económica, lo cual ha ocasionado un arribo de capitales sin precedente y que ha ocasionado ya una revaluación de más de 6% en la paridad cambiaria, destaca.

De continuar esta euforia mercantil ante las promesas de reformas, la paridad cambiaria podría caer por a niveles inconsistentes con los fundamentos estructurales y de esa manera convertirse en un factor restrictivo al avance competitivo de la economía, al igual que le sucedió a Brasil a partir de 2004.

Para Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank México, la próxima decisión de política monetaria será especialmente importante, ya que el entorno es altamente complejo.

En el tema inflacionario, que es el fundamental para la conducción monetaria, no parece coincidencia que justo después de la decisión de recortar la tasa de referencia se haya observado un incremento mayor a lo usual en las perspectivas de inflación de largo plazo del mercado, dice.

"Si la inflación de marzo y de abril es suficientemente elevada, podría limitar considerablemente la probabilidad de volver a ver niveles de inflación anual por debajo de 4% en lo que resta del año. Todo ello apuntaría hacia un incremento en la tasa de referencia".

Por otra parte, la reciente apreciación del peso muy posiblemente vaya de la mano con fuertes entradas de capital, lo que parece haber sido un factor de peso en la decisión de recortar la tasa de referencia en marzo, lo que apuntaría hacia un nuevo recorte de la tasa de referencia. Todo esto debería contribuir a generar una discusión muy intensa al interior de la Junta de Gobierno.

Ahora ve
El juez Daniel Urrutia reprueba la Ley de Seguridad Interior
No te pierdas
×