Presupuesto de Obama, golpe a los ricos

El presidente de EU ha concretado la ‘Regla Buffett’ en la propuesta de ‘Impuesto de parte justa’; ésta y otras medidas de su proyecto presupuestario afectarían a estadounidenses con altos ingresos.
Obama  (Foto: Tomada de CNNMoney.com)
Jeanne Sahadi
NUEVA YORK -

Durante su tiempo en la Casa Blanca, el presidente estadounidense, Barack Obama, ha presionado para que los más ricos paguen más. El objetivo reiterado: ayudar a reducir el déficit, ayudar a pagar por las nuevas inversiones y hacer que el sistema fiscal sea "más justo".

Por supuesto, algunas propuestas generales en su presupuesto de 2014 afectarían a la gente en todos los niveles de la escala de ingresos. Por ejemplo, al elevar los impuestos a los cigarrillos y cambiar la manera en que se calcula la inflación.

Pero también incluye una serie de medidas que apuntan específicamente a hogares de altos ingresos.

Limitar el valor de las exenciones fiscales: Como ha propuesto antes, Obama quiere limitar el valor de las deducciones detalladas y las exenciones para los hogares de altos ingresos.

Normalmente, un contribuyente multiplica su tasa impositiva máxima por el importe de la deducción para calcular los impuestos ahorrados. Sin embargo, Obama limitaría esa tasa al 28%, que es inferior a las dos tasas de impuestos sobre la renta superior. Así que, por ejemplo, alguien en el rango de 39.6% en la actualidad ahorraría 39.60 dólares en una deducción de 100 dólares. Bajo la propuesta de Obama, ahorraría 28 dólares.

Además de las deducciones detalladas, el límite aplicaría a los intereses exentos de impuestos, al seguro de salud pagado por el empleador, a las contribuciones para el retiro y a los ingresos extranjeros excluidos, entre otras cosas.

El gobierno estima que la medida afectaría al 3% superior de los contribuyentes. En términos generales, esto significa aquellos que ganan más de 200,000 dólares (250,000 dólares si son casados).

La propuesta recaudaría un estimado de 529,000 millones de dólares en un periodo de 10 años, convirtiéndola en la mayor fuente de recaudación de ingresos en el presupuesto de Obama.

Promulgar una 'Regla Buffett': En 2011, Obama propuso la 'Regla Buffett' como principio rector de la reforma fiscal.

La idea: asegurarse de que las personas que ganan más de 1 millón de dólares no terminen pagando una tasa general de impuestos federales menor que la de muchos contribuyentes de clase media.

Su presupuesto de este año propone el más concreto 'Impuesto de parte justa' ('Fair Share Tax').

Impondría una tasa mínima efectiva de impuesto federal de 30% sobre las personas con ingresos brutos ajustados de más de 1 millón de dólares, aunque establecería fases para los que ganan entre 1 millón y 2 millones de dólares.

El límite de ingresos sería ajustado a la inflación cada año. Los contribuyentes recibirían una exención por controbuciones caritativas al calcular cuál sería su adeudo.

El año pasado, el Tax Policy Center estimó que aproximadamente el 0.1% de todos los hogares tendrían que pagar más como resultado de un proyecto de ley del Senado casi idéntico al Impuesto de Parte Justa de Obama. ¿El aumento promedio de impuestos para las personas afectadas? Cerca de 173,000 dólares.

En total, se estima que la propuesta recaudaría 53,000 millones de dólares en 10 años, sin un límite a las deducciones detalladas.

Aumentar el impuesto al patrimonio: El presidente está pidiendo nuevamente que el impuesto al patrimonio federal se revierta a sus parámetros de 2009. Bajo estos parámetros, los primeros 3.5 millones de dólares del patrimonio de una persona estarían exentos de impuestos y la porción superior a esta cifra afrontaría a una tasa impositiva máxima del 45%.

Eso sería una tajada impositiva mayor que el impuesto al patrimonio actual, que fue hecho "permanente" mediante el acuerdo del abismo fiscal aprobado a principios de año. El acuerdo estableció el nivel de exención en 5.25 millones de dólares ajustados a la inflación y una tasa máxima de 40%.

El Departamento del Tesoro estima que el cambio recaudaría 72,000 millones de dólares en una década.

Imponer un nuevo límite a las cuentas de jubilación con beneficios fiscales: Obama limitaría la parte con beneficios fiscales de los ahorros para el retiro de una persona. El valor de los planes de aportaciones definidas como el 401(k) y las cuentas IRA, así como las pensiones de beneficios definidos, contarían para el límite.

El umbral del saldo de la cuenta estaría basado en lo que podría financiar una anualidad de 205,000 dólares al año en jubilación. En 2013, eso sería de 3.4 millones de dólares para alguien de 62 años, o de 3 millones de dólares para una persona de 65 años.

En ese umbral, la propuesta afectaría a menos del 1% de los titulares de cuentas IRA y 401(k), de acuerdo con estimaciones del Employee Benefit Research Institute. Sin embargo, dependiendo de cómo sea ajustado el umbral en los próximos años, ese porcentaje podría aumentar significativamente.

El Tesoro estima que la propuesta podría recaudar 9,000 millones de dólares en una década.

Elevar la tasa de impuesto sobre la renta a los gestores de fondos de inversión: Los administradores de capital privado, capital de riesgo y fondos de cobertura deben pagar una tasa del 20% sobre la porción de su compensación, conocida como participación diferida, fundamentalmente pagando la tasa de ganancias sobre capital a largo plazo.

Obama quiere que la participación diferida sea tratada como ingreso ordinario. El resultado: Los ricos gestores de fondos podrían pagar una tasa tan alta como 39.6%, o más de 2.5 veces la tasa que pagan ahora. La propuesta estima recaudar 16,000 millones de dólares en 10 años.

Elevar las primas de Medicare: En la actualidad, el estadounidenses con más altos ingresos pagan más en primas que el afiliado promedio de Medicare Parte B y D. Esos son los programas de Medicare que cubren visitas del médico y costos de medicamentos.

Las primas más altas son pagadas por individuos con ingresos de más de 85,000 dólares (170,000 dólares para parejas casadas) - un umbral más bajo que el ingreso típicamente considerado alto. Obama ha pedido un nuevo aumento de las primas en 2017.

También hizo una segunda propuesta que afectaría a más gente. En la actualidad, los umbrales de 85,000/170,000 dólares en ingresos están congelados hasta 2019 y luego comenzarán a ser ajustados a la inflación.

Sin embargo, Obama ha propuesto congelar esos umbrales hasta que el 25% de todos los beneficiarios de Medicare los cumplan. Actualmente, sólo alrededor del 5% de las personas en la parte B y 3% en la Parte D ya están pagando primas más altas, de acuerdo con la Kaiser Family Foundation. La propuesta recaudaría un estimado de 50,000 millones de dólares en 10 años.

Ahora ve
La lista de políticos estadounidenses acusados de acoso sexual sigue creciendo
No te pierdas
×