¿Cuándo recortará las tasas el BCE?

La entidad central podría rebajar las tasas principal por primera vez desde julio de 2012; la inflación de la zona euro cayó a 1.7% en marzo, holgadamente por debajo del objetivo del Banco.
BCE  (Foto: Tomada de CNNMoney.com)
Mark Thompson
LONDRES (CNNMoney) -

Atascada en la recesión, con tasas inflacionarias en descenso y el desempleo en aumento, la eurozona parece lista para efectuar esta semana su primer recorte en las tasas de interés en 10 meses.

El Banco Central Europeo (BCE) ha mantenido su principal tasa de interés en un mínimo histórico de 0.75% desde julio de 2012, pero el clamor para que relaje la política monetaria crece a medida que los datos se deterioran y sus homólogos toman medidas más agresivas para apoyar sus economías.

La inflación de la zona euro cayó a 1.7% en marzo, holgadamente por debajo del objetivo del BCE, y los economistas esperan cifras aún más débiles al conocerse los números de abril.

Desde que el consejo de gobierno del BCE se reunió por última vez a principios de abril (cuando la entidad dijo que estaba "lista para actuar" si la situación económica empeoraba), el Fondo Monetario Internacional ha reducido su previsión global y las encuestas empresariales han reflejado una renovada debilidad en Alemania, la economía más importante de Europa.

Los niveles de desempleo en los países atribulados de la eurozona como Grecia y España han escalado a nuevos máximos por encima de 27%. Más de 6 millones de españoles están hoy desempleados y más de la mitad de los jóvenes menores de 24 años están sin trabajo en ambas naciones.

Algunos comentaristas creen que el BCE se abstendrá de actuar hasta que publiquen nuevas previsiones para el crecimiento y la inflación en junio próximo, pero una estrecha mayoría de los economistas sondeados por Reuters prevén un recorte en las tasas de interés que las dejará en 0.50% cuando el consejo de gobierno se reúna en la capital eslovaca de Bratislava este jueves.

"Teniendo en cuenta los datos más recientes, creemos que es seguro un recorte en las tasas, por lo que el BCE muy probablemente rebaje las tasas el 2 de mayo", escribió el economista Reinhard Cluse de UBS en una nota de investigación.

Las autoridades europeas continúan pronosticando una recuperación gradual de la producción en la segunda mitad del año, pero están sometidas a una creciente presión para frenar el ritmo de la austeridad y hacer más para mejorar las condiciones de financiación para los bancos y las empresas.

El multimillonario inversionista George Soros advirtió en abril que Alemania corría el riesgo de caer en una recesión causada por ella misma al insistir en una rígida política de austeridad y debido a que la política monetaria del BCE estaba "fuera de sincronización" con la flexibilización cuantitativa procurada por otros importantes bancos centrales.

El Fondo Monetario Internacional y algunos economistas independientes han urgido al BCE a recortar las tasas, incluso si el impacto resulta más que simbólico en virtud de que los bancos en países como Italia y España siguen todavía lastrados por deudas incobrables y necesitan reconstruir su capital.

El BCE está considerando otras formas de abordar la contracción del crédito, pero no se inclina por la flexibilización cuantitativa aplicada por otros análogos, como el Banco de Japón, la Reserva Federal estadounidense o el Banco de Inglaterra.

Su arma preferida - la compra de bonos gubernamentales en el mercado secundario, pero sólo bajo estrictas condiciones y en el marco de un acuerdo de rescate de la UE - aún no ha sido probada y es vista con recelo por parte de Alemania.

"Seguimos creyendo que las posibilidades de una flexibilización cuantitativa en toda regla por parte del BCE son bajas", señaló a ese respecto el economista de Nomura Nick Matthews.

El desafío que enfrenta el BCE fue expuesto crudamente cuando la canciller alemana Angela Merkel, quien espera ser reelegida este año, hizo un inusual comentario en el debate sobre política monetaria la semana pasada.

 "El Banco Central Europeo está obviamente en una situación difícil", declaró Merkel.

"En el caso de Alemania en realidad tendría que elevar las tasas ligeramente en estos momentos, pero para otros países tendría que hacer mucho más para que dispusieran de mayor liquidez y sobre todo para que esa liquidez sirva para financiar a las empresas".

Ahora ve
Esto es lo que deja el año 2017 en América Latina
No te pierdas
×