Tierras agrícolas, ¿la próxima burbuja?

Economistas temen que los precios de las tierras de cultivo se estén acercando a niveles riesgosos; hay quien niega que haya peligro en un mercado muy por debajo del de bonos, valores o vivienda.
Tierras de Cultivo  (Foto: Tomada de CNNMoney.com)
Nin-Hai Tseng
FORTUNE -

Tras el desplome de los precios de la vivienda en Estados Unidos en 2007, analistas y economistas han estado impacientes por descubrir la próxima gran burbuja.

Se ha hablado de una burbuja de bonos; y conforme las acciones se acercan a un máximo de cinco años, muchos se han preguntado si se está cocinando una burbuja bursátil. También ha suscitado preocupación el mercado de los préstamos estudiantiles, donde los impagos han aumentado recientemente.

Y al parecer, también hay una nueva burbuja de la que pocos han oído hablar: las tierras agrícolas en Estados Unidos.

Gracias a los altos precios de los cultivos, los costos de las tierras agrícolas en todo el país han aumentado rápidamente, en particular en la región del Medio Oeste conocida como Cinturón del Maíz. La demanda de maíz se elevó a medida que ha aumentado el uso de etanol en Estados Unidos y el extranjero. Dado que los precios más altos para los cultivos significan que los agricultores pueden ganar más con sus tierras, muchos de ellos utilizan sus crecientes ganancias para comprar más tierra. Las firmas de inversión también se han subido al tren, ellas también están comprando.

La Reserva Federal de Kansas City indicó que el valor de las tierras de cultivo de regadío en el distrito aumentó 30% en 2012, mientras que la Fed de Chicago reportó un incremento del 16%. Y a pesar de la sequía en Iowa el año pasado, los precios de las tierras agrícolas casi se han duplicado allí desde 2009 a un promedio de 8,296 dólares por acre. Los precios en Nebraska también se han duplicado durante el mismo periodo.

Desde 2011, analistas y economistas han advertido en voz baja sobre una burbuja en las tierras agrícolas. La última advertencia llegó esta semana: un grupo de banqueros que asesoran a la Reserva Federal alertó que los precios no se justifican y han entrado en el territorio de burbuja, de acuerdo a los registros obtenidos por Bloomberg de las reuniones del Consejo Consultivo Federal. Ahora que los inversionistas abandonan los mercados de bonos y buscan mayores rendimientos, han optado por tierras de labranza, aseguran los miembros del Consejo. Y culpan al banco central y a sus políticas de bajísimas tasas de interés.

 "Los precios de las tierras agrícolas se están desviando hacia niveles que no tienen sentido", según reza la minuta de la reunión del Consejo Consultivo Federal el 8 de febrero "Los miembros creen que la escalada de los precios de estas tierras es una burbuja resultante de las tasas de interés persistentemente bajas".

Es cierto que hay algunos rasgos de burbuja, pero eso no significa que el mercado de las tierras de cultivo ha entrado en el territorio de burbuja, al menos eso sostiene el economista de la Universidad de Yale Robert Shiller, quien fue el primer en advertir sobre una burbuja inmobiliaria en 2003.

El signo más evidente: nadie ha escuchado nada sobre el tema, escribió Shiller en el año 2011 en Project Syndicate, un foro de opinión en línea que reúne a los principales economistas.

Pero incluso si admitimos que los precios se dispararon, ello probablemente no provoque el tipo de caos financiero que causaron los préstamos de alto riesgo en el mercado de la vivienda y en el sistema financiero del país. Como Shiller señala, el mercado de tierras de cultivo no es tan grande como el de la vivienda o el de valores. Mientras que las tierras agrícolas tuvieron un valor total de 1.8 bdd en 2010, el valor de la bolsa de valores estadounidense era de 16.5 bdd, y el del mercado de la vivienda ascendía a 16.6 bdd.

Además, las burbujas de los terrenos agrícolas son poco frecuentes, añade. Aun cuando los precios en el Medio Oeste cayeron drásticamente en la década de 1980, Shiller señala que en Estados Unidos sólo ha habido una burbuja de esa naturaleza en el siglo 20, cuando existía el temor de la superpoblación en los años setenta.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Es innegable que los precios de las tierras agrícolas podrían bajar si suben las tasas de interés y si los precios de los cultivos disminuyen de forma sustancial, dificultándole a los agricultores el pago de los préstamos. Pero a diferencia de la última burbuja del mercado inmobiliario en Estados Unidos, donde la oferta de nuevas viviendas aumentó con rapidez a medida que los inversionistas respaldaban nuevas hipotecas, no hay un aumento en la oferta de tierras de cultivo.

Está claro que es difícil saber si realmente existe una burbuja, y si la hay, saber cuándo podría estallar. Los futuros de maíz han reportado un declive sostenido en los últimos nueve meses. Sin embargo, hay suficientes razones para creer que las tierras agrícolas son, pese a todo, la "burbuja" de la que casi nadie ha oído hablar.

Ahora ve
Los 10 escándalos de empresas en México durante el 2017
No te pierdas
×