China, ¿el gran triunfador en Irak?

El gigante asiático recibe casi la mitad de todo el crudo iraquí, superando a las petroleras de EU; sin embargo, firmas como Exxon Mobil no desean operar ahí por las condiciones fiscales adversas.
china_irak_petroleo.jpg  (Foto: tomada de CNNMoney.com)
Steve Hargreaves
NUEVA YORK -

Una buena parte de la producción petrolera de Irak tiene como destino China, según un artículo publicado el lunes por el New York Times. Eso puede ser una buena noticia para las empresas y los consumidores estadounidenses.

El Times dio cuenta de una tendencia que lleva tiempo fraguándose: las empresas chinas y de otros países están adjudicándose contratos de petróleo iraquí. Según el reportaje, China recibe casi la mitad del petróleo de Irak.

El artículo resaltó la aparente paradoja. Pues Estados Unidos y sus aliados son los que, a fin de cuentas, pagaron en gran medida (a través de la pérdida de vidas y monetaria) por derrocar a Saddam Hussein y por tratar de mantener la paz después. Eso puso fin a las sanciones a la industria petrolera de Irak, permitiendo una enorme ola de inversiones que se prevé que dupliquen la producción petrolera del país durante la próxima década.

Pero el hecho de que gran parte de esta inversión provenga de China no es necesariamente malo, algo que el artículo reconoce pero no elabora.

Más crudo en el mercado mundial por lo general se traduce en una reducción de los precios del petróleo y la gasolina.

El petróleo es un producto o commodity (materia prima) comercializado a nivel mundial. No importa qué empresa o país lo extraiga o lo consuma. Si los chinos quieren más, ya va siendo hora de que Sinopec y otras grandes compañías energéticas chinas gasten el dinero y asuman los riesgos de extraerlo.

Y si quieren hacerlo en Irak, que les vaya bien. Exxon Mobil, BP, Royal Dutch Shell y otras petroleras internacionales no están siendo más agresivas en la licitación de contratos de crudo iraquí porque los términos son malísimos.

Las regalías, impuestos y otros cargos cobrados en Irak suelen engullir el 90% o más de las ganancias de una empresa petrolera. La cifra comparable en Estados Unidos es de alrededor de 50%. Con el auge del esquisto en Estados Unidos y mayores oportunidades en todo el mundo para la extracción en aguas profundas, hay muchos lugares donde las firmas petroleras pueden invertir. En la mayor parte de Irak, las empresas petroleras internacionales ni siquiera obtienen una parte de los beneficios, están limitadas a trabajar sobre una base contractual.

"Exxon no hizo su fortuna así (trabajando por contrato)", apunta Fadel Gheit, analista de energía en Oppenheimer. "Exxon quiere un 20% o 25% de retorno sobre su inversión, y no el 3% o 5% que Sinopec está dispuesta a recibir".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sentir simpatía por las compañías petrolíferas puede ser una misión difícil. Pero pensemos que casi el 50% de las acciones de una empresa petrolera está en manos de fondos de pensiones o cuentas individuales para el retiro o la jubilación. Por lo que muchos inversionistas individuales se benefician de mayores ganancias para las grandes empresas del sector.

Así que si los chinos quieren conformarse con menores márgenes en Irak -y ayudar indirectamente a mantener a raya los precios de la gasolina- ¿cuál es el problema?

Ahora ve
México, EU y Colombia dialogan para combatir en conjunto el consumo de drogas
No te pierdas
×