El otro 'boom' petrolero en EU

El estado de Dakota del Norte vio un incremento en la producción del energético desde 2007; el auge se debe a los altos precios del petróleo y a las nuevas tecnologías de perforación.
petroleo  (Foto: Getty)
Steve Hargreaves
NUEVA YORK -

Propulsado por un auge masivo de energía, Dakota del Norte obtuvo una vez más el título de la economía con más impulso de Estados Unidos, con una tasa de crecimiento de cinco veces el promedio nacional.

La economía de Dakota del Norte registró una tasa de crecimiento del 13.4% en 2012, según un informe publicado el jueves por la Oficina de Análisis Económico de Estados Unidos (BEA, por sus siglas en inglés). Su expansión fue casi tres veces más veloz que la del estado número dos, Texas, y superó al promedio nacional de 2.5%.

Este es el tercer año consecutivo en que Dakota del Norte se llevó el primer lugar en el reporte de "estado por estado" de la BEA sobre el Producto Interno Bruto (PIB). El impulso detrás del auge es un aumento en la producción de petróleo de la Bakken Shale, una formación de roca subterránea en la parte noroeste del estado.

Gracias a los altos precios del petróleo y a las nuevas tecnologías de perforación -incluyendo el polémico fracturamiento hidráulico, más conocido como fracking-, la producción de petróleo en Dakota del Norte es ahora seis veces más alta de lo que era en 2007. En 2012, Dakota del Norte superó a Alaska y California para convertirse en el segundo mayor estado productor de petróleo de la nación, sólo por detrás de Texas, según la Administración de Información de Energía (EIA) de Estados Unidos.

El auge ha atraído a trabajadores de todo el país y se ha expandido para incorporar no solo a los sectores de perforación de petróleo y gas, sino también a otras industrias que los proveen, incluyendo productos al mayoreo y transporte.

"No hay nada como un auge petrolero para que la cosas marchen", dijo a CNNMoney el gobernador de Dakota del Norte, Jack Dalrymple.

A diferencia de otros estados, Dakota del Norte tiene un impuesto dirigido específicamente a la producción de gas y petróleo. Este gravamen ha permitido que el gobierno del estado cubra el 80% del costo de las escuelas públicas, lo que reduce los impuestos de propiedad a nivel local, dijo Dalrymple. Asimismo, ha permitido una reducción de los impuestos estatales, y cubre el costo de la construcción de carreteras y otras infraestructuras para dar cabida a la afluencia de trabajadores.

Todavía hay inconvenientes del rápido crecimiento. Los precios de la vivienda en algunas partes del estado son tan altos como en Manhattan, y algunas áreas están teniendo problemas para obtener suficiente agua. Pero la tasa de desempleo del estado es inferior al 3%, y Dakota del Norte está "reteniendo a nuestros graduados universitarios como nunca antes", dijo Dalrymple.

El petróleo y el gas son los mayores motores económicos, pero Dalrymple dijo que su estado también está haciendo un buen trabajo atrayendo a otras industrias. Deere & Co. y Caterpillar construyen fábricas en el estado, y Amazon desarrolla un centro de servicio.

El segundo estado de mayor crecimiento fue Texas, que se benefició de la actividad petrolera y de gas en sus propias formaciones de shale (esquisto), así como de una fuerte presencia en el sector manufacturero.

De hecho, la fabricación de bienes duraderos -cosas que duran más de tres años como automóviles, aparatos o software- creció más de un 9% a nivel nacional en 2012, según la BEA. La actividad fue la principal aportación al crecimiento en 22 estados, dijo la oficina.

En Oregon -el tercer estado de más rápido crecimiento- la manufactura contribuyó casi tres puntos porcentuales al PIB del estado.

Las computadoras y los electrónicos dominan la industria manufacturera de Oregon, con Intel, en particular, liderando el sector, dijo Josh Lehner, un economista del estado. La compañía ha estado expandiendo sus plantas de fabricación de chips, así como su unidad de investigación y desarrollo en el estado.

Washington y Minnesota completaron el listado de los cinco estados de más rápido crecimiento. El crecimiento de Washington fue impulsado por la tecnología y la fabricación, mientras que la manufactura y las finanzas alimentaron el de Minnesota.

Los rezagados: Connecticut fue el único estado que vio una caída real en la actividad económica, con una baja en su producto interno bruto de 0.1%. Connecticut tiene un gran sector de seguros y finanzas, el cual registró una caída muy fuerte.

Los economistas han dicho que el crecimiento en el sector financiero y de seguros probablemente se retrasará frente al de otros sectores a medida que el mercado sigue adaptándose a las consecuencias de la crisis financiera de 2008. Se espera que el crecimiento del sector se limite con el proyecto de ley de reforma financiera Dodd-Frank, cuyos detalles de implementación aún se están elaborando.

Delaware fue el estado con el segundo crecimiento más lento, arrastrado por las contracciones de los sectores de construcción y comercio mayorista.

Nuevo México, el cuarto estado con más lento crecimiento, también registró un descenso en el sector de la construcción.

El declive en la actividad de construcción no fue la norma en todo el país. La actividad de construcción creció 3.2% en todo el país en 2012, indicó la BEA, el primer crecimiento anual publicado por el sector en ocho años.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Dakota del Sur también fue uno de los estados con un estado de crecimiento lento, y tuvo el sector con la mayor caída: la agricultura, que restó dos puntos porcentuales al crecimiento del PIB del estado.

El estado también es un gran productor de ganado, pero la sequía en el verano de 2012 hizo subir los precios del maíz y otros granos, exprimiendo los beneficios para los ganaderos que utilizan los cultivos para la alimentación.

Ahora ve
La vaquita marina, el negocio de la extinción
No te pierdas
×