Amazon lleva el súper a domicilio

La tienda electrónica planea extender a más ciudades en EU su servicio de entrega de comestibles; la firma tiene la capacidad de compensar las posibles pérdidas de su apuesta en este nuevo mercado.
amazon.jpg  (Foto: Fortune)
JP Mangalindan
FORTUNE -

¿Comprarías alimentos en Amazon? Si vives en Los Ángeles o en el Área de la Bahía de San Francisco, podrías estar preguntándote eso a fines de este año.

De acuerdo con un reporte de Reuters, el servicio AmazonFresh de la compañía podría ampliarse para atender a los residentes de Los Ángeles y el Área de la Bahía a finales de 2013. Una parte de la expansión abarcará nuevos centros de distribución con espacios para alimentos refrigerados y también almacenes para hasta 1 millón de productos adicionales.

Los rumores sobre el servicio de productos frescos, que Amazon ha estado probando en Seattle durante al menos cinco años, han circulado desde hace tiempo. Independientemente de si Amazon lo amplía a otras zonas este año, la decisión puede resultar un paso impredecible pero lógico para la empresa, que en los últimos años ha incursionado en la financiación de programas de televisión y en la venta de moda de lujo, mercados que uno no asociaría con el gigante del comercio electrónico.

No es ningún secreto que Amazon ha estado invirtiendo fuertemente en la construcción de nuevos centros de distribución, que en enero ascendían a unos 89 establecimientos distribuidos en todo el mundo. Se trata de una ambiciosa estrategia a largo plazo que ha reducido los beneficios durante varios trimestres, y lo sigue haciendo, aun cuando los ingresos del último trimestre registraron un aumento interanual de 22% para ubicarse en 16,070 millones de dólares. Por lo tanto, no sería una sorpresa que algunas de esas nuevas bodegas estén diseñadas para almacenar alimentos.

Los retos de Amazon al expandir su servicio de entrega de productos comestibles son numerosos. Comprar inventario y gestionar la temperatura de los productos frescos es caro. También el envío es costoso, una cuestión que Amazon podría compensar combinando la entrega de pedidos de comida con la mercancía de mayor margen, como la electrónica.

"El desafío es que en la mayoría de los mercados de Estados Unidos, es muy barato y muy cómodo ir de compras a la tienda", explica el analista de Forrester, Sucharita Mulpuru-Kodali, que sigue escéptico respecto a la rentabilidad de esa expansión. ¿Está dispuesta la gente a pagar un extra para que le lleven los alimentos a su puerta? Eso depende. "La propuesta de valor es más convincente cuando hay un nivel de molestia o incomodidad (en acudir a la tienda física) o la tienda es tan cara que es mejor ir a la web, como ocurre en el Reino Unido."

Mulpuru-Kodali cita el caso de FreshDirect, la tienda virtual de comestibles que realiza entregas en Manhattan, Filadelfia y Nueva Jersey, como un ejemplo de lo difícil que puede ser ese mercado. Fundada en 2002, la empresa comenzó a reportar beneficios 10 años después. Acaso más prometedor sea el ejemplo de Relay Foods, con sede en Charlottesville, Virginia. Instaurada en 2007 y con más de 11 millones de dólares en financiación hasta la fecha, la startup que comercializa comida tiene un enfoque distinto, ofreciendo en su portal productos de las tiendas, restaurantes y granjas locales. Dado que Foods Relay está cimentada en esta infraestructura local preexistente y no necesita construir nuevos almacenes, Mulpuru-Kodali argumenta que tiene el potencial de ser más rentable que un servicio como AmazonFresh.

Por supuesto, ni Fresh Direct ni Relay Foods tienen los recursos colectivos de Amazon y su capacidad para compensar las pérdidas en un segmento de negocio con las ganancias de otros. Además, si hay algo que podemos decir sin temor a equivocarnos sobre Jeff Bezos, nombrado por Fortune "el último disruptor" en diciembre pasado, es lo siguiente: está dispuesto a correr riesgos y perder dinero si la medida es parte de su estrategia global y de largo plazo.

Ahora ve
La boda entre el príncipe Enrique y Meghan Markle será el 19 de mayo
No te pierdas
×