Pruebas de estrés presionan a los bancos

La Reserva Federal exigió a las 18 mayores entidades bancarias de EU hacer pruebas de resistencia; los riesgos que deben contemplar son los préstamos residenciales, corporativos y los crediticios.
bankofamerica  (Foto: AP Images)
Stephen Gandel

En su mayoría, los bancos han sido herméticos respecto a lo que el aumento de las tasas de interés podría significar para sus balances generales. Pronto tendrán que abrirse un poco más a los reguladores e inversores.

Por primera vez este año, la Reserva Federal (Fed) está exigiendo a los 18 bancos más grandes de Estados Unidos que presenten pruebas de resistencia a mediados de año, mostrando cómo se desempeñarían si fueran afectados por un impacto económico negativo, al igual que un máximo en el desempleo y las tasas de interés. Los resultados deben entregarse a la Fed antes del 5 de julio.

Sin embargo, a diferencia de las pruebas de tensión bancarias realizadas a principios de año, la Reserva Federal no va a realizar su propia prueba ni debatirá públicamente los resultados. No obstante, los bancos estarán obligados a hacer públicos los resultados a finales de septiembre.

Los banqueros se reunirán a puerta cerrada con funcionarios de la Fed la próxima semana en Boston para discutir las pruebas de tensión. Ha habido cierta controversia sobre el proceso en el pasado. Los ejecutivos bancarios han expresado su frustración de que el Banco Central se rehúse a decir cómo obtiene sus resultados.

Se dice que, en una conferencia similar el año pasado, el tesorero de Wells Fargo, Paul Ackerman, provocó aplausos de los banqueros cuando dijo que aún no entendía cómo las estimaciones de pérdidas de la Fed podían ser tan distintas de las de su banco.

En la lista de temas para la reunión de este año se encuentran los préstamos residenciales y corporativos además de los llamados riesgos crediticios de contrapartes, que es la cantidad de dinero que un banco podría perder si uno de sus socios comerciales se declarara en quiebra.

Poner una cifra a eso es una de las partes más confusas de las pruebas de resistencia. En los últimos meses, los reguladores han intensificado el escrutinio de los préstamos corporativos, cuestionando si los bancos han hecho demasiados préstamos "de cláusulas ligeras" y préstamos apalancados.

Pero es seguro que se producirá un alza en las tasas de interés. El rendimiento del bono a 10 años del Tesoro ha aumentado recientemente, después de estar atascado en mínimos históricos desde la recesión. El Banco Central incluyó un agudo aumento de las tasas de interés como una de los impactos que los bancos podrían enfrentar, cuando cálculo las pérdidas comerciales potenciales en las pruebas de tensión que fueron divulgadas en marzo. Esa fue la primera vez que la Fed hizo eso.

Es más, los banqueros dicen que la Oficina del Contralor de la Moneda (OCC, por sus siglas en inglés) recientemente ha estado cuestionando a los bancos sobre el riesgo de la tasas de interés. El año pasado, la OCC incluyó un aumento de las tasas de interés en su informe de los principales riesgos para los bancos.

Es difícil saber cuánto dinero perderían los bancos. En general, los bancos se han mantenido en las cifras positivas. Mayores tasas de interés permitirían a los bancos cobrar más por los préstamos. Eso podría aumentar los ingresos y beneficios por préstamos. Pero al mismo tiempo, en el pasado, mayores tasas de interés y menores precios de la deuda han causado grandes pérdidas para los bancos en sus carteras de bonos y préstamos. Los bancos han sido menos francos acerca de la parte de la historia que se refiere a las tasas de interés. Pero eso podría estar cambiando.

En una conferencia con inversionistas la semana pasada, el director financiero de Bank of America, Bruce Thompson, indicó que el banco podría perder hasta 11,000 millones de dólares en su cartera de bonos y préstamos si las tasas de interés subieran 1%. Dijo que eso era hasta tres veces más de lo que Bank of America ganaría por tasas más altas en su negocio de préstamos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, el banco podría no tener que asumir esas pérdidas inmediatamente, o nunca, si mantiene la deuda y los deudores terminan pagando. Aun así, el capital del banco podría caer, lo cual es algo que inversores y reguladores han observado de cerca desde la crisis financiera, y es algo que podría aparecer en la prueba de tensión del banco.

El panorama del mejor de los casos y el peor de casos que los bancos están pintando sobre el aumento de las tasas de interés podría terminar siendo todo lo contrario.

Ahora ve
Policía investiga explosión cerca de terminal de autobuses de Manhattan
No te pierdas
×