GB indaga nueva manipulación de tasas

Operadores de grandes bancos habrían alterado los tipos de cambio usados para valorar carteras; aunque la práctica no es ilegal, analistas creen que el escándalo afectará la confianza del mercado.
ukregulator  (Foto: Cortesía de CNNMoney)
NUEVA YORK -

Las autoridades reguladoras de Reino Unido están investigando las acusaciones relativas a que los operadores de algunos de los bancos más importantes del mundo han estado manipulando los tipos de cambio de referencia para obtener beneficios a costa de los clientes.

La agencia internacional Bloomberg News publicó la historia a principios de esta semana, citando entrevistas con varios operadores anónimos que afirman que la práctica se ha realizado al menos desde hace 10 años.

Un portavoz de la Financial Conduct Authority (la agencia británica encargada de regular la conducta financiera), Chris Hamilton, dijo a CNN que la dependencia "está al tanto de estas acusaciones y ha estado hablando con las partes involucradas". Declinó hacer más comentarios.

La polémica se produce luego de que el año pasado se descubrió que los bancos de Wall Street se confabularon para manipular el Libor, una colección de tasas de interés mundiales.

En este caso, la tasa de referencia en cuestión es el servicio WM/Reuters Closing Spot Rates, que proporciona los tipos de cambio diarios para decenas de monedas que son utilizados por gestores de inversión de todo el mundo para la valoración de carteras. Estas cotizaciones también son utilizadas por los compiladores de índices bursátiles y en contratos de diversa índole.

Las tasas o tipos de cambio se publican durante todo el día y las cotizaciones de cierre se fijan a las 4 p.m., tiempo de Londres. El servicio es una empresa conjunta entre World Markets Company, una división del banco estadounidense State Street, y el proveedor de datos Thomson Reuters.

Las tasas se calculan con base en las transacciones de mercado realizadas en los 60 segundos próximos a los distintos momentos "de fijación" a lo largo de todo el día. Por ejemplo, entre los horarios 03:59:30 a 4:00:30 para las tasas de cierre publicadas a las 4 p.m.

Los operadores dijeron a Bloomberg que al concentrar las transacciones en esa ventana de un minuto pueden mover los tipos de cambio hacia arriba o hacia abajo mediante ligeros incrementos, en particular con las monedas menos utilizadas.

Los bancos realizan operaciones en el mercado de divisas para clientes como compañías y firmas de inversión. Los clientes suelen colocar órdenes anticipadas en las que acuerdan comprar una moneda a la tasa WM/Reuters fijada a las 4 p.m.

Pero para obtener una ganancia de estas operaciones, los traders u operadores tratan de comprar la moneda en cuestión a un precio inferior a la tasa de referencia de las 4 p.m., la cotización de cierre a la que acordaron vender. En este proceso aprovechan, desde luego, el conocimiento de cómo las órdenes pendientes podrían mover el mercado, señaló el jefe global de estrategia cambiaria de Brown Brothers Harriman, Marc Chandler.

¿Es legal?

"El front-running es legal, y este ambiente competitivo te obliga a esa práctica", dijo Chandler.

Pero esto es lo controvertido del asunto: debido a que la tasa de referencia de las 4 p.m. se calcula en una ventana de apenas 60 segundos, los operadores entrevistados por Bloomberg dicen que es fácilmente manipulable a través de un proceso conocido como banging the close. Coludiéndose con sus homólogos en otros bancos, afirman, los operadores suelen ejecutar un gran número de transacciones durante dicha ventana de medición con el fin de mover la tasa de referencia hacia arriba o hacia abajo y maximizar así las ganancias a costa de los clientes.

"Actuar legítimamente en tu propio interés, eso es lo que hacen los traders", justificó un miembro de la organización Demos y exbanquero de inversión de Goldman Sachs, Wallace Turbeville. "Eso es diferente a salirte de lo que normalmente haces y ganar dinero distorsionando las cosas".

Teniendo en cuenta que el mercado de divisas en su mayoría no está regulado, no está claro si la práctica descrita violaría alguna ley. En respuesta al artículo de Bloomberg, el senador estadounidense Carl Levin dijo el miércoles que el Departamento del Tesoro debería reconsiderar la exención de regulación que otorgaron a los derivados de tipo de cambio bajo la Ley Dodd-Frank de reforma financiera.

Por su parte, la portavoz de State Street, Noreen Shah, dijo que el proceso mediante el cual se capturan los datos de las transacciones y se calculan los tipos de cambio de referencia "es automático y anónimo, y las cotizaciones llevan un control de calidad y precisión". Thomson Reuters canalizó las preguntas a State Street.

Entre los principales participantes en el mercado de divisas están Deutsche Bank, Barclays, Citigroup y UBS. Los portavoces de estas entidades financieras declinaron comentar.

Pero incluso si se demuestra que ha habido manipulación, los analistas dicen que sería muy difícil cuantificar el impacto. Dada la amplitud del mercado de divisas y la importancia de las tasas de referencia, las distorsiones se extenderían por toda la economía.

"En términos generales (la práctica) afecta, pero ningún individuo se ha quedado en la ruina a causa de ella", el experto en reforma financiera del organismo no lucrativo Public Citizen, Bart Naylor.

No obstante, la noticia tiene el potencial de minar la confianza en el mercado, que ya se ha visto socavada por una serie de escándalos financieros en los últimos años.

UBS, Royal Bank of Scotland y Barclays han llegado a acuerdos con los reguladores estadounidenses y británicos sobre la manipulación del Libor el año pasado, pagando más de 2,500 millones de dólares en multas. Las firmas admitieron haber amañado las tasas con el fin de parecer más solventes y beneficiar sus posiciones de trading.

Cerca de una docena de otros bancos internacionales siguen bajo escrutinio por la manipulación del Libor, y tres personas han sido detenidas hasta el momento.

En el mercado de la energía, empresas como Shell, BP y la noruega Statoil están bajo investigación de la Comisión Europea sobre presuntos intentos de manipular las cotas de referencia del precio del petróleo. La prensa también ha informado que los reguladores de Estados Unidos han abierto una indagatoria sobre la posible manipulación de la tasa ISDAfix, una referencia utilizada en los swaps de tasas de interés.

"La incertidumbre en estas tasas de referencia es una carga para el mercado", señaló Turbeville. "Si se socava su legitimidad, es una carga para la economía productiva".

Ahora ve
El esperado octavo episodio de la saga ‘Star Wars’ llega a los cines del mundo
No te pierdas
×