El ambicioso semestre de Enrique Peña

El Gobierno deberá mostrar su eficacia al buscar la aprobación de las reformas fiscal y energética; analistas consideran que el tema de los hidrocarburos será el más complicado para negociar.
Peña Nieto  (Foto: AP)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El segundo semestre es la gran apuesta del Gobierno de Enrique Peña Nieto para transformar al país, pues el Congreso debatirá las iniciativas de las reformas fiscal y energética y en el camino tendrá que demostrar su capacidad de negociación política para concretar acuerdos, coincidieron expertos.

Esta agenda ambiciosa se complica aún más con los pendientes de pactar las leyes secundarias y reglamentos de la Ley de Telecomunicaciones y de la reforma educativa, así como concretar la propuesta legal para regular la deuda de los estados y municipios del país.

"El segundo semestre se perfila muy intenso en materia de reformas, y si bien hay riesgos, el Gobierno federal lo puede hacer bien y lograr que se aprueben las reformas", dijo el director general de Análisis Económico del Grupo Financiero Banorte, Gabriel Casillas.

Admitió desconocer si todos los partidos políticos participarán en las negociaciones, e instó al Gobierno a aprovechar su capital político; "como la decisión es política, el riesgo también es totalmente político".

México asiste al resurgimiento de un debate en torno a la necesidad o no de permitir que la iniciativa privada participe de manera más amplia en la industria petrolera, en lo que se prefigura como una de las mayores pruebas de fuego a la capacidad del actual Gobierno para sacar adelante reformas consideradas vitales.

La semana pasada Peña Nieto dijo desde Londres -a donde acudió para reunirse con líderes del G8- que su Gobierno planea promover una reforma energética que permita entre otras cosas la participación del sector privado en la industria petrolera, aunque insistió que eso no implicará una privatización.  

En el Senado "una de las reformas que estamos esperando que sea presentada es la hacendaria y en este momento es difícil decir cómo vendrá, mientras que en la parte energética lo único que hay son declaraciones que ha hecho el presidente Enrique Peña en el extranjero, y no dejan ver cuál será la posición del Gobierno en estos dos temas", indicó el senador del PRD Armando Ríos Piter.

Desde su punto de vista, el tratamiento que se le dio en el exterior al tema energético fue inadecuado porque no se tomaron en cuenta las condiciones en el contexto local, especialmente la interacción con las principales fuerzas políticas.

El senador perredista destacó que el tema fiscal es importante, ya que será prioritario en el próximo periodo ordinario de sesiones. Lo que se quieren son más recursos para programas sociales y proyectos de infraestructura, pero también evitar los excesos que prevalecen actualmente en cuanto a elusión fiscal y privilegios que aprovechan importantes sectores de la economía.

Sin dar cheques en blanco

La reforma energética será el gran reto en esta segunda mitad del año, estimó el director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), Luis Foncerrada Pascal, quien espera un semestre movido con reformas ambiciosas, aunque consideró que existen los elementos necesarios para que se aprueben todas.

"La reforma hacendaria ya está muy avanzada y eso me hace ser optimista, pero la que tendrán todos que apoyar será la energética porque es la que otorgará mayor inversión y empleo, y es donde se debe enfocar el esfuerzo de los legisladores porque va a abrir expectativas gigantes de inversión para México y va a generar pasiones encontradas, pero ahí es donde hay que echarle todo", puntualizó.

Ríos Piter aclaró que el PRD está comprometido en el tema fiscal para garantizar mejores condiciones de gasto en el país y, especialmente, un mejor uso del presupuesto público, con una visión realmente progresiva de la forma en cómo se están generando los impuestos en el país.

En cuanto a comentarios del senador panista, Ernesto Cordero -quien prometió al presidente Enrique Peña Nieto que tendrá su "respaldo absoluto a una reforma energética de fondo, de a de veras, no cosmética"- el senador perredista, advirtió que ese tipo de cheques en blanco es realmente equivocado.

"Un cambio en materia energética no es un asunto exclusivamente de votos, sino de una visión de país, una visión nacional. Sería equivocado buscar que una reforma, en ese tema, se viera como un asunto de sumas, solamente de votos, requiere de una profundización realmente trascedente si es que queremos una evolución en el tema energético y, sobre todo, si queremos seguir garantizando que el petróleo y la renta petrolera no sean entregados a intereses privados", recalcó.

El director del CEESP aseguró que el Pacto por México se sigue manteniendo y "como lo han dicho los dos componentes de conflicto en el PAN, están dispuestos a apoyar la reforma energética porque tanto el senador Ernesto Cordero como el presidente de este partido y Gustavo Madero, han insistido que se apoyará la reforma energética y en ese sentido esperemos que su conflicto no afecte".

De la mano, la fiscal y energética

Gabriel Casillas, director general de Análisis del Grupo Financiero Banorte, indicó que las dos reformas deben ir de la mano y se debe aprovechar este segundo semestre por el capital político que trae la actual administración.

Sin duda es un proyecto ambicioso, pero aclaró que la reforma financiera no tiene por qué encajar, en el sentido que se quiere aprobar en periodo extraordinario y no a partir de septiembre, mientras que la fiscal y la energética sí irían para la segunda mitad del año.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Si la reforma fiscal va a implicar más impuestos no habrá mucho crecimiento económico en el corto plazo porque la gente y las empresas tendrán menos ingresos disponibles, mientras que con la energética después de que se apruebe tendrán que hacer la legislación secundaria y las inversiones van a empezarán a verse, pero los efectos de crecimiento serán hasta finales de 2014 o 2015.

"Si se necesitan una reforma que impulse el crecimiento de corto plazo ahí está la financiera y si hacen una buena labor para sacarla -como recuperar el colateral de manera sencilla y expedita- la penetración crediticia en México crecería. Un crecimiento de corto plazo lo dará la financiera y de más largo plazo con la energética y fiscal".

Ahora ve
Blue Origin, de Jeff Bezos, prueba con éxito una nave para el turismo espacial
No te pierdas
×