Bonos del Tesoro, ¿temor excesivo?

Bill Gross, fundador de PIMCO, minimizó el temor por la reducción de los estímulos de la Fed; el directivo recomendó a los inversionistas no disminuir su tenencia de títulos del Tesoro.
billgross  (Foto: Cortesía de CNNMoney)
Maureen Farrell

Pimco, el mayor fondo de bonos del mundo, ha salido lastimado de la reciente carnicería en el mercado de bonos, pero su fundador y codirector de inversiones, Bill Gross, todavía piensa que los bonos del Tesoro son una buena apuesta.

En su carta mensual a los inversionistas, Gross señaló que ahora no es el momento de abandonar el barco.

"La economía estadounidense no se está hundiendo, tampoco la gran mayoría de las economías mundiales", escribió. "Sus mercados solo tenían demasiado riesgo. De hecho, el barco estaba inestable con muy poca agua de lastre. Supongo que debería haberlo sabido, ¿no?"

El fondo Total Return Fund de Pimco (PTTRX) registró un descenso de 4% en el mes pasado, una mácula importante para un fondo que ha subido casi un 7% anualizado en los últimos cinco años.

El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años aumentó recientemente a 2.65%, el nivel más alto desde agosto de 2011 ante la preocupación de los inversionistas sobre cuándo iniciaría la Reserva Federal la retirada de su programa de estímulos.

Pero Gross piensa que los rendimientos se han excedido y regresarán a 2.2%. Ahora no es el momento de abandonar o incluso recortar la tenencia de títulos del Tesoro, dijo.

Desde que Ben Bernanke delineó qué factores causarían que la Reserva Federal redujera la compra de bonos, los inversionistas han corrido hacia los botes salvavidas. Pero el barco no se hunde, insiste Gross. Los inversionistas simplemente asumieron demasiado riesgo, confiados en que la Fed los mantendría a flote.

Aunque los bonos del Tesoro suelen percibirse como un refugio seguro debido al respaldo implícito del Gobierno, los inversionistas se desbocaron más de la cuenta. Y ahora, corren a guarecerse antes de tiempo.

Si bien Bernanke dijo que con el tiempo la Fed reducirá su compra de bonos, Gross opina que esa disminución no sucederá tan pronto como el mercado está prediciendo.

La economía simplemente enfrenta demasiados vientos en contra. La vivienda, para empezar, podría terminar poniéndole una zancadilla a la recuperación. El repunte del sector ha ayudado recientemente a acelerar la economía, pero ese motor de crecimiento ya se atascó.

Las tasas hipotecarias, advirtió Gross, han aumentado dramáticamente durante los últimos seis meses. Y en algún momento comenzarán a ser un problema para los propietarios, tanto actuales como futuros.

Además, es poco probable que la Fed eleve las tasas de interés por lo menos durante un año o dos. Únicamente lo haría si el desempleo cae a 6.5% y la inflación supera el 2%. Actualmente, la inflación está cómodamente estacionada en los alrededores del 1% y la tasa de desempleo se ubica en 7.6%.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Con todo, Gross dice que los inversionistas deben capear los mares convulsos. "¿Tendremos mañana viento en popa? ¿Un cielo que anuncie buen tiempo para los marineros? Difícilmente", escribió.

Es improbable que los bonos se desempeñen en el futuro tan bien como lo han hecho en los últimos 20 a 30 años. Es más factible que su rentabilidad oscile entre el 3% y el 5% anual. Pero Gross aconseja "no entrar en pánico". El barco de los bonos no zozobrará.

Ahora ve
Cómo se prepara y se come una pizza en el espacio
No te pierdas
×