Casas en EU, ante nueva desaceleración

El ascenso récord en los precios de viviendas perderá empuje, lo que no significa malas noticias; analistas dicen que es un signo de que el mercado vuelve a la normalidad y la recuperación avanza.
sold  (Foto: Cortesía de Fortune)
Nin-Hai Tseng

Durante muchos meses los precios de las viviendas en Estados Unidos se han elevado a un nuevo récord a medida que el mercado inmobiliario se recupera de uno de los peores colapsos en la historia reciente. La recuperación se produce a medida que más estadounidenses encuentran empleo y mientras los compradores de viviendas se abren paso a través del inventario de viviendas restante tras años de construcción mediocre.

Justo antes de que las tasas hipotecarias comenzaran su veloz marcha ascendente, los precios en 20 ciudades de Estados Unidos subieron 12% en abril respecto al año anterior -la mayor alza desde principios de 2006, cuando el valor de las viviendas comenzó a estabilizarse antes de que el mercado se derrumbara, de acuerdo con el índice de precios de casas de Standard & Poor's Case-Shiller publicado el martes.

Algunos de los mercados más afectados durante la recesión vieron el mayor salto en un año, con un alza de 20% en los precios en Atlanta, Detroit y Las Vegas. En Los Ángeles, los precios subieron 19%, mientras que los precios en Boston, Chicago y Denver aumentaron casi 10%.

Si bien podemos dar un suspiro de alivio ante los aumentos de dos dígitos, es probable que no duren. Se espera que el alza en los precios de la vivienda disminuya finales de este año o el próximo.

Pero no te preocupes. Esto no es señal de que la recuperación se haya estancado, sino que en realidad es una señal positiva de que el mercado está volviendo a la normalidad.

En la siguiente fase de la recuperación, los precios inmobiliarios en todo el país subirán más lentamente en 8% en 2013 y aún más lento en 4% en 2014, según un economista de Capital Economics, Paul Diggle. Las perspectivas de la firma para el próximo año son más bajas que el consenso de 5.5%.

La desaceleración es un signo positivo, porque si los precios siguieran subiendo de la manera en que lo han hecho, a un 12% anual, las casas estarían sobrevaloradas con respecto a las rentas en los próximos meses y en relación con los ingresos a principios de 2015, escribe Diggle a sus clientes.

Parte de lo que estaba impulsando los precios era la demanda de los grandes inversores, que compraron propiedades embargadas al por mayor con grandes descuentos. Sin embargo, estas propiedades han disminuido. Y a medida que los precios siguen subiendo, los inversionistas no ven tantas gangas como antes.

A medida que los inversores desaparecen en la recuperación, los vendedores están haciendo una reaparición.

Es un avance importante, ya que muchos propietarios de viviendas con hipotecas por un valor superior al valor de sus casas (comúnmente llamadas "bajo el agua") se resistieron a vender con pérdidas durante la recesión. Sin embargo, eso ha ido cambiando. Durante los tres primeros meses de este año, 850,000 hogares volvieron a ser patrimonio positivo, según CoreLogic. Eso significa que 19.7% o 9.7 millones de todas las propiedades residenciales con hipotecas seguían "bajo el agua", una reducción desde 21.7%, o 10.5 millones, en el trimestre anterior.

Con el alza de los precios inmobiliarios y un menor número de prestatarios "bajo el agua", muchos más propietarios piensan que es un buen momento para colocar finalmente ese letrero de "Se vende", según una encuesta de mayo realizada por la compañía de financiamiento hipotecario Fannie Mae. El porcentaje de encuestados que dicen que ahora es un buen momento para vender un hogar alcanzó un máximo histórico de 40%, frente al 30% en abril y 16% un año antes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El inventario de casas a la venta tocó fondo en enero y subió en 128,0000 casas o 6.1% desde entonces, señala Diggle.

Así que, si en los próximos meses los precios no están subiendo tan rápidamente, sabrás que la recuperación todavía es fuerte; es simplemente que ha entrado en otro capítulo.

Ahora ve
La botella del futuro purifica el agua y se limpia a sí misma
No te pierdas
×