La Fed se alinea con Basilea III

El banco central estadounidense adopta nuevos requisitos de capital para la banca; con las nuevas medidas, los bancos más grandes deberán contar con mayores reservas.
FED  (Foto: Cortesía Fortune)
WASHINGTON (Reuters) -

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos acordó este martes de manera unánime adoptar nuevos requisitos de capital de la banca, especialmente para las entidades más grandes.

El objetivo es evitar el impacto de futuras crisis y estar en línea con los estándares internacionales de Basilea III.

Las nuevas normas fueron aprobadas con todos los votos de la junta de gobernadores de la Fed y ahora deberán ser ratificadas por la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC, por su sigla en inglés) y el Departamento del Tesoro.

La nueva disposición obliga a los bancos con activos superiores a los 10 millones de dólares a mantener reservas de capital propio Core Ties 1, el de más calidad, por encima del 7% de sus activos de riesgo, el objetivo exigido por la normativa de Basilea para bancos activos internacionalmente.

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, indicó en un comunicado que "este marco requiere a las organizaciones bancarias mantener un capital más elevado, lo que servirá como colchón financiero para absorber pérdidas, al tiempo que reduce los incentivos para asumir riesgos excesivos".

"Con esta revisión de las normas de capital, la banca será más capaz de superar periodos de estrés financiero y contribuirán a la buena salud de la economía estadounidense", añadió Bernanke.

Algunos miembros del Congreso han propuesto que para los bancos con capital superior a los 500,000 millones de dólares se les impongan requisitos de capital equivalentes al 15%.

Los reguladores estadounidenses argumentan que las nuevas normas tienen la intención de evitar nuevamente rescates bancarios con dinero de los contribuyentes, como ocurrió en 2008 en Estados Unidos tras el estallido de la crisis financiera.

Estados Unidos fue uno de los 27 países que en 2010 se comprometió a nuevos requisitos para la banca con los acuerdos de Basilea III, que contemplan además más supervisión y regulación, pese a la oposición de ciertos sectores de la industria financiera, aunque aún está en proceso de su aplicación completa.

¿Qué es Basilea III?

El acuerdo exige que los bancos resguarden más capital para cubrir pérdidas. Se trata de una respuesta de reguladores globales ante el impacto de la crisis financiera internacional.

Establece estándares más estrictos para determinar qué tipo de activos puede usar un banco para cumplir con esos niveles de capital.

Sin embargo, existe preocupación de que el acuerdo naufrague ante el retraso de las autoridades estadounidenses y europeas en su implementación.

Apenas el 9 de noviembre, los reguladores estadounidenses descartaron implementar las medidas a partir del primero de enero de 2013, al asegurar que los bancos carecen del tiempo necesario para comprender las reglas o cambiar sus sistemas.

 

 

Ahora ve
La lista de políticos estadounidenses acusados de acoso sexual sigue creciendo
No te pierdas
×