Empleo en EU, con cifras engañosas

El presidente Obama celebró la creación de miles de puestos de trabajo en almacenes de Amazon; sin embargo, los salarios apenas alcanzan para superar la línea oficial de pobreza de las familias.
obama_amazon  (Foto: Getty)
Dan Mitchell
FORTUNE -

El anuncio dado por Amazon sobre la creación de miles de nuevos empleos en Estados Unidos es una buena nueva. Miles de ciudadanos tendrán trabajo, pagarán impuestos y comprarán. Sacará a algunas familias de la pobreza y evitará que otras caigan en ella.

Pero el mismo hecho de que la noticia se haya anunciado con tanto bombo -y se haya coordinado (al menos en los medios de comunicación) con un discurso sobre la economía del presidente Obama- es una mala nueva.

Los empleos creados por Amazon para sus almacenes no representan siquiera un indicio de una resurrección de la economía estadounidense. Representan solo la lenta y débil recuperación de la última recesión.

Estructuralmente, y en el largo plazo, la situación todavía es desalentadora. Obama, sin embargo, eligió un establecimiento de Amazon para pronunciar su discurso el martes; uno de una serie de discursos que está dando para promover sus esfuerzos para estimular la economía.

Amazon abrirá nuevos almacenes en varios estados del país, creando 5,000 puestos de trabajo de almacén a tiempo completo y 2,000 puestos de servicio al cliente en las instalaciones existentes y nuevas. La empresa presume que esos empleos pagan en promedio un 30% más que los puestos de trabajo del sector minorista.

Sí, 30% más de un salario bajo es bueno, pero está lejos de ser estupendo. Esos trabajos pagan entre 11 y 13 dólares la hora. Eso equivale a entre 23,000 a 27,000 dólares al año, una cifra apenas por encima de la línea oficial de pobreza para una familia de cuatro miembros.

Es difícil saber cuántas de las personas que tendrán esos empleos mantendrán a sus familias únicamente con ese ingreso, pero está claro que esos empleos no son los que se necesitan para poner al país sobre una base económica sólida y sostenible. No son trabajos de clase media, o no deberían serlo. Y es debatible si podemos considerarlos suficientes para la clase trabajadora.

La empresa no está haciendo nada malo aquí, por supuesto, pero tampoco hace mucho para ayudar a reconstruir la economía. Los puestos de trabajo son, comparativamente, bastante decentes, pues incluyen beneficios sanitarios y concesiones de acciones para los empleados con jornada completa y prestaciones que la compañía dice que equivalen al 9% de los salarios de los trabajadores.

Los puestos son una ganancia neta para la economía, al menos en el corto plazo, pero también son un símbolo de la debilidad subyacente. Conforme nuestra base manufacturera sigue erosionándose, trabajos como estos, aunque bienvenidos, no son la panacea.

Entonces, ¿por qué Obama utiliza un almacén de Amazon como tribuna para su discurso sobre el empleo? Amy Brundage, secretaria adjunta de prensa de la Casa Blanca, declaró lo siguiente al diario Chattanooga Times Free Press: "La instalación de Amazon en Chattanooga es un ejemplo perfecto de una empresa que está invirtiendo en trabajadores estadounidenses y creando buenos empleos, bien remunerados".

"Lo que el presidente quiere hacer es resaltar a Amazon y la instalación en Chattanooga como un ejemplo de una compañía que está impulsando el crecimiento del empleo y la competitividad de nuestro país", señaló.

Como indica Mike Pare del Times Free Press, el ingreso medio por hogar en la ciudad de Chattanooga es de aproximadamente 37,000 dólares. La media del estado de Tennessee en su conjunto es de 44,000 dólares, casi el doble del extremo inferior de la remuneración de Amazon para los trabajos de almacén.

Ahora ve
La boda entre el príncipe Enrique y Meghan Markle será el 19 de mayo
No te pierdas
×