¿Hay vida sin el estímulo de la Fed?

Los inversionistas deben buscar bonos adecuados ante la subida de las tasas, aseguró Bill Gross; el fundador de Pimco dijo que huir del mercado de renta fija no es la mejor solución a largo plazo.
gross pimco bonos  (Foto: Getty Images.)
Maureen Farrell

Habrá vida (y la posibilidad de suculentas ganancias) en el mercado de los bonos después de que la Reserva Federal reduzca su programa de estímulo económico, de acuerdo con el gurú de los bonos Bill Gross.

Gross, fundador y codirector de inversiones de Pimco -el fondo de bonos más grande del mundo- exhortó a los inversionistas a pensar de manera diferente sobre cómo abordar el tema de los bonos en sus carteras. Y huir de los bonos no es la respuesta, dijo Gross en su última carta mensual.

"Una parte significativa de una cartera institucional o personal siempre necesitará bonos," escribió Gross. Pero los inversionistas deben buscar bonos que puedan jugar una estrategia defensiva ante la subida de las tasas de interés.

Señaló que los inversionistas suelen mirar el riesgo de los bonos a través de la lente del vencimiento y piensan que han diversificado cuando tienen una combinación de bonos a corto y largo plazo.

Pero en el entorno actual de bajas tasas de interés donde sólo se espera que aumenten los rendimientos, esa táctica no funcionará.

Sin embargo, los inversores pueden ganar en el mercado de bonos si miran otros riesgos, como la volatilidad, la divisa en que se emiten los bonos, y el diferencial o spread entre los bonos del Tesoro y otros tipos de bonos.

Gross suele utilizar metáforas elaboradas para explicar sus tesis de inversión. La metáfora de este mes: la guerra.

Los inversionistas que todavía conservan bonos no son el equivalente del ejército británico combatiendo en desventaja con caballos y sables a las milicias alemanas armadas con ametralladoras durante la Primera Guerra Mundial.

Gross admite que, en general, tanto los inversores de bonos como los de Pimco han sufrido pérdidas similares a las del ejército británico en la "Batalla del Somme" (la más sangrienta batalla en la historia de esa armada, donde 60,000 soldados británicos murieron el primer día).

Pero, advierte, "siempre habrá lugar para el ‘ejército' del mercado de bonos".

Los rendimientos, que se mueven en la dirección opuesta a los precios, han subido dramáticamente este año. El rendimiento del bono de referencia a 10 años del Tesoro estadounidense ha escalado desde 1.8% al inicio del año a 2.6%.

Y el fondo de Pimco Total Return Fund ha caído 3% este año, un importante revés respecto a la rentabilidad históricamente positiva del fondo. Durante los últimos cinco años, el fondo de Pimco ha acumulado ganancias anuales de 7%.

Las cartas de Gross se caracterizan por ofrecer los inversores una recomendación más tangible, incluso si ese consejo viene envuelto en metáforas. Esta vez, Gross simplemente ofrece una nueva manera de concebir los bonos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

De cara al futuro, el gestor estrella de Pimco dice que los inversionistas deberían limitar los riesgos asociados a los bonos si perciben que la economía flaquea. Si parece avanzar aunque sea a duras penas, los inversionistas deben asumir más riesgo. Y si las perspectivas económicas lucen realmente buenas, deben una vez más limitar la exposición.

Gross, por supuesto, tiene un interés personal en persuadir a los inversionistas de aferrarse a los bonos. Y lo admite. También reconoce que su fondo ha trastabillado, pero termina su carta instando a los inversionistas "Quédate con Pimco, ¡vamos a ganar esta nueva guerra!"

Ahora ve
Estos cinco sucesos marcaron el panorama político de México en 2017
No te pierdas
×