La contracción crediticia de EU terminó

Los préstamos bancarios superaron en julio el nivel registrado antes de la crisis de 2008; sin embargo, la mayoría de estos créditos están destinados a las empresas y no a los consumidores.
dolar2  (Foto: Getty)
Stephen Gandel

La contracción crediticia ha terminado oficialmente. Por primera vez desde el inicio de la crisis financiera, los bancos han prestado más que lo que prestaban a finales de 2008. A mediados de julio, según la Reserva Federal (Fed), que reporta las cifras con un retraso, los bancos tenían 7.33 billones de dólares en préstamos pendientes. Eso representó una ligera alza sobre los 7.32 billones de dólares que extendieron en octubre de 2008, la última vez que el crédito llegó a un máximo.

Sin embargo, el crecimiento de los financiamientos se ha mantenido lento y desigual. La actividad crediticia ha caído en los tres primeros meses del año, antes de repuntar en el segundo trimestre. Y gran parte de la recuperación de los préstamos ha sido destinada a prestatarios corporativos.

El volumen de los préstamos comerciales e industriales pendientes subió 27% en los últimos dos años, según Bankregdata.com. Sin embargo, el crédito hipotecario al consumidor subió sólo 4% en el mismo tiempo, a pesar del reciente auge de refinanciamientos, el cual ahora parece haber tocado techo. Muy pocos de los préstamos hipotecarios fueron destinados a nuevas compras. Los préstamos de tarjetas de crédito han subido menos de 0.5%. No obstante, los créditos para automóviles han subido 15%.

Las contracciones de este tipo son raras en la historia económica de Estados Unidos, y no suelen durar mucho. Tomó poco más de un año para que los préstamos se recuperaran después de la recesión de principios de la década de 2000. El crédito creció lentamente a finales de los años 80 y a principios de los 90, pero nunca cayó. La reciente contracción, que duró poco menos de cinco años, parece ser la de mayor tamaño y duración en la base de datos de la Fed, que sólo se remonta a 1947.

A lo largo de ese tiempo, los economistas debatieron sobre si esta contracción estaba siendo impulsada por los bancos que eran reacios a prestar, o por una falta de demanda de crédito por parte de los prestatarios. Muchos políticos culparon a los bancos. De hecho, obtener un préstamo hipotecario pareció volverse mucho más difícil después de la crisis financiera, aunque muchos argumentan que era demasiado fácil antes. Y, recientemente, los depósitos en los bancos han aumentado más rápido que los préstamos, lo cual significa que una menor cantidad del dinero de la gente está regresando a la economía.

Bill Dunkelberg, economista en jefe de NFIB, dijo que sus encuestas a propietarios de pequeñas firmas a lo largo de la contracción crediticia muestran que existió una ligera baja en la capacidad de las pequeñas empresas para obtener préstamos. "Lo que realmente vimos fue un alto porcentaje cercano al récord de empresas que no querían un préstamo", dice Dunkelberg

Sin embargo, hay signos positivos de que el crecimiento del crédito continuará, aunque lentamente. La encuesta más reciente de la Fed a los prestamistas concluyó que los bancos finalmente están facilitando a las personas conseguir préstamos hipotecarios, automotrices y de tarjetas de crédito.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La encuesta también indica que la tendencia de préstamos más fáciles para las empresas está mejorando. Y la relación de préstamos frente a depósitos subió por primera vez en más de un año, aunque, en su nivel de poco más de 70%, sigue cerca de sus mínimos históricos. Los bancos solían prestar el 90% de sus depósitos.

En una reciente nota, Todd Hagerman, un analista de banca de Sterne Agee, predijo que los préstamos se acelerarán en 2014 y 2015, aunque todavía espera que el crecimiento sea de aproximadamente la mitad del nivel registrado en la década de 2000. Eso, por supuesto, podría ser algo bueno.

Ahora ve
Ricardo Anaya busca la candidatura presidencial de Por México al Frente
No te pierdas
×