Fed refuerza pruebas de estrés a bancos

La Reserva Federal culpó a algunos bancos de confiar demasiado en las calificaciones crediticias; Goldman y JPMorgan deberán presentar nuevamente sus planes de reservas de capital en septiembre.
goldman  (Foto: Getty)
Stephen Gandel

La Reserva Federal no descansará hasta que los bancos más grandes de Estados Unidos sean 100% seguros. Es decir, la institución no va a tomarse ni un respiro.

El lunes, la Fed dio a conocer un informe que evalúa qué tan bien se han desempeñado las entidades en el último año en la planificación para una nueva crisis financiera. La evaluación del Banco Central fue: más o menos.

El regulador encontró que los ejecutivos bancarios dan más importancia a la cantidad de dinero que necesitan para cubrir pérdidas potenciales, pero todavía hay grandes agujeros en las pruebas que utilizan para determinar si será suficiente.

El primer punto es una pobre alabanza. Casi todos están de acuerdo en que hicieron una labor terrible de planificación de capital antes de la crisis financiera. Esa fue, de hecho, una de las razones por la cual se entró en recesión.

El informe aborda las pruebas de tensión anuales realizadas a los bancos, que han sido criticadas por algunos de ser muy fáciles. Este año, como en periodos previos, casi todos los principales bancos de Estados Unidos aprobaron; lo que significa que la Reserva Federal cree que tienen suficientes recursos a la mano para soportar otra crisis económica.

La institución, sin embargo, dijo que tenía algunas preocupaciones sobre Goldman Sachs y JPMorgan Chase, pero no dijo cuáles eran. A ambos bancos se les exigió volver a presentar sus planes de capitalización a finales de septiembre.

Ningún banco fue mencionado por su nombre en el informe de 41 páginas del lunes. Pero la institución rectora de la economía sí dio algunas pistas de por qué a estas entidades se les habría dado la calificación de incompleto: culpó a algunos bancos de confiar demasiado en las calificaciones crediticias, que durante la crisis financiera mostraron ser casi inútiles, sobre todo para los llamados productos estructurados, como las obligaciones de deuda garantizadas (CDO, por sus siglas en inglés).

También dijo que algunos bancos no eran realistas en cuanto a si realmente serían capaces de reunir capital o vender activos en problemas ante una situación de riesgo.

A finales de 2008 y 2009 no lo fueron. La Reserva Federal también dijo que algunos bancos basaron sus objetivos de capital sobre los mínimos absolutos requeridos por la ley. La institución aparentemente quería que apuntaran más alto, y dijo que varias entidades se basaban demasiado en lo que había sucedido en el pasado, no en lo que podría suceder en el futuro.

En las pruebas de tensión los bancos simplemente repitieron las expectativas que el órgano había establecido, sin citar ejemplos específicos de su banco. El regulador puede ver claramente a través de esa astuta reescritura y eso no le gusta. Algunas entidades utilizan datos externos que no toman en cuenta concentraciones en una determinada línea de negocio o área del mundo.

La institución dirigida por Ben Bernanke parece decir una y otra vez que los bancos no personalizaron de manera suficiente la prueba de tensión respecto a sus propias situaciones. Eso parece una crítica extraña.

Las pruebas de estrés se establecieron con base en tres escenarios económicos específicos y son los mismos para todos los bancos. La Fed ha dicho en el pasado que utilizar los mismos escenarios en toda la industria ayuda a los reguladores a evaluar mejor los resultados individuales de cada institución financiera. Ahora parece estar diciendo lo contrario.

Más consideraciones

"El tamaño de los supuestos impactos asumidos en el escenario de tensión suele ser muy grande. Como resultado, la aplicación mecánica de tales impactos a los niveles actuales de los factores de riesgo podría dar lugar a resultados inverosímiles como tasas negativas libres de riesgo o tasas de avance negativas. Las BHCS (compañías de holdings bancarios) deben asegurarse de que los impactos propuestos produzcan resultados que sean verosímiles".

Los escenarios económicos que el órgano económico central propone -un desempleo que llega al 12% a principios del próximo año- son inverosímiles. Parece razonable, por lo tanto, que los bancos produzcan resultados que son igualmente inauditos.

Varias entidades financieras no señalaron las "limitaciones" de las estimaciones que proporcionaron a la Reserva Federal. ¿Qué miembro de Wall Street es bueno para señalar sus limitaciones? Todos tenemos limitaciones al estimar los peores escenarios posibles, precisamente porque es difícil imaginar los peores escenarios posibles.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El reporte de la institución es excesivo y un poco tonto. ¿Estoy preparado para lo que sucedería si un huracán golpeara mi casa o inundara? En realidad no. Tengo seguro. Pero no sé dónde dormiría o si tengo copias de lo que sea que haya en esa carpeta general etiquetada en mi oficina en casa como "documentos importantes".

Los bancos, al igual que todos nosotros, tienen límites al prepararse para lo desconocido. Pero en un momento en el que ellos están diciendo -a través de grupos de presión muy bien pagados y de reguladores convertidos en asesores a sueldo- que la Fed les está exigiendo apartar demasiado capital, es útil disponer de documentos de 41 páginas que digan con gran detalle que las entidades todavía no saben de lo que están hablando.

Ahora ve
Dos emprendedores mexicanos cuidan la salud visual de los más necesitados
No te pierdas
×