EU gana 15,000 mdd por rescatar a Citi

El Gobierno venderá 2,400 mdd en bonos del banco que tenía tras haberlo ayudado durante la crisis; actualmente Citigroup presta una cuarta parte menos de lo que otorgaba antes de ser rescatado.
citi2  (Foto: Getty)
Stephen Gandel

Felicitaciones, contribuyentes. El rescate de Citigroup finalmente ha terminado. La Corporación Federal de Seguros de Depósito (FDIC, por sus siglas en inglés) informó el lunes que vendería 2,400 millones de dólares (mdd) en bonos de Citi. La deuda del banco es la de sus última piezas que es propiedad de alguna agencia gubernamental vinculada al rescate de la empresa tras la crisis financiera de hace cinco años.

La FDIC recibió los bonos a cambio del aseguramiento que proporcionó a Citi a finales de 2008 frente a las pérdidas por valor de 301,000 mdd en inversiones tóxicas.

La entidad financiera quería el respaldo del Gobierno porque los inversores estaban preocupados debido a que el banco podría no tener suficiente dinero para cubrir sus pérdidas relacionadas con hipotecas en el apogeo de la crisis financiera. A pesar de tomar el seguro, Citi en realidad nunca le pidió al Gobierno que cubriera ninguna pérdida en su cartera. Así que la venta de deuda es ganancia pura para la FDIC.

El rescate ha sido considerado como un éxito desde hace mucho tiempo. La administración estadounidense ciertamente ganó dinero con él.

El Gobierno ya ha ganado alrededor de 13,000 mdd por la intervención. Colocó 45,000 mdd en el atribulado banco en la cima de la crisis financiera a cambio de acciones ordinarias y preferentes de Citigroup. El Gobierno recibió alrededor de 57,000 mdd por esa participación, vendiendo la última parte de ella a mediados de 2011.

Además de eso, a principios de este año, el Departamento del Tesoro recibió casi 900,000 mdd por el seguro que proporcionó a la institución financiera sobre su cartera con problemas. La venta actual daría a la administración una ganancia general de casi 15,500 mdd por el rescate.

¿Las ganancias son el mejor indicador del éxito de un plan de rescate?

A principios de 2009, cuando el rescate no parecía estar funcionando, funcionarios del Gobierno de Barack Obama consideraron tomar el control completo de Citi y otros bancos en problemas, nacionalizándolos. Se ha reportado que ese era el enfoque que prefería Larry Summers, quien ahora parece ser la primera opción de Obama para hacerse cargo del puesto más alto en la Reserva Federal.

A detalle: Y el sucesor de Ben Bernanke será...

Los argumentos en contra de la nacionalización fueron los siguientes: uno, que pasaría mucho tiempo antes de que el Gobierno pudiera salir de ella, si es que podía; dos, que Estados Unidos iba a perder mucho dinero; y tres, los inversores correrían hacia otros bancos, por temor a más nacionalizaciones, y el sistema colapsaría de todos modos.

El sistema no colapsó. Así que, si esa es la medida, los rescates ganan. Pero la intervención en Citi tardó cinco largos años. Y durante gran parte de estos últimos años, el banco se ha regodeado en la desgracia de ser la gran entidad con más problemas de la nación. Presta una cuarta parte menos de lo que prestaba antes de ser rescatado.

La nacionalización es básicamente lo que hizo Estados Unidos con Fannie Mae y Freddie Mac, y sorprendentemente ambas empresas también parecen estar cerca de devolver todo el dinero que los contribuyentes les dieron. Además, Fannie y Freddie fueron fundamentales en el reciente repunte de la vivienda, debido a que las dos empresas respaldadas por el Gobierno garantizan casi todas las nuevas hipotecas en estos días.

La principal preocupación sobre el plan de rescate era que produciría los llamados bancos zombis -bancos que aún estaban ahí, pero en una reducción continua-. Cinco años más tarde, parecen estar mejor que si fueran zombis.

Recientemente, Citi ha estado mostrando señales de recuperación. Pero los préstamos apenas han comenzado a recuperarse en este último año. Y casi todo el repunte se dado en los préstamos corporativos. Muchos consumidores siguen teniendo dificultades para obtener nuevos préstamos.

Se podría argumentar que tiene sentido que haya menos préstamos tras la enorme burbuja inmobiliaria estadounidense alimentada por el crédito. Sin embargo, los préstamos bancarios como porcentaje de los depósitos están cerca de un mínimo histórico. Así que podría no ser el mejor resultado tampoco. La falta de crédito podría ser una de las razones de que la recuperación haya sido lenta.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La otra preocupación fue que después de recibir los rescates financieros, los bancos asumieran más riesgos a sabiendas de que el Tío Sam estaría allí para rescatarlos. Y de hecho hay algunos indicios de que los bancos están incursionando nuevamente en productos financieros de riesgo, aunque probablemente no tan riesgosos como las CDO (obligaciones de deuda colateralizada) hipotecarias de alto riesgo, al menos no todavía.

Pero bueno, no perdimos dinero en Citi y estamos fuera. Feliz quinto aniversario de la crisis financiera para todos.

Ahora ve
Con su música, estas monjas rockeras quieren inspirar al mundo
No te pierdas
×