Éxito de reforma depende de crecimiento

La iniciativa hacendaria de Peña Nieto atiende más a necesidades políticas que económicas: IMCO; haber dejado fuera el IVA en medicinas y alimentos permitirá priorizar la reforma energética.
reforma hacendaria  (Foto: Getty Images)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La propuesta de reforma hacendaria del Gobierno federal no va a funcionar si no existe crecimiento económico, advirtió este martes el director de Instituto Mexicano de Competitividad (IMCO), Juan Pardinas.

"La reforma que se está proponiendo sí está orientada a fomentar la justicia social, pero hay que tener claro que la mejor manera de cambiar las condiciones de pobreza en nuestro país es con el crecimiento económico", aseguró en conferencia de prensa

El domingo pasado, el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto presentó al Congreso una reforma hacendaria que no amplía la base de contribuyentes, pero que aumenta la carga impositiva para las empresas y personas de mayores ingresos al eliminar "privilegios" como deducciones y exenciones, con lo que busca aumentar la recaudación hasta en tres puntos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB) para 2018.

En esta iniciativa sugiere elevar la tasa del Impuesto Sobre la Renta (ISR) de 30% a 32% para personas físicas y gravar con un 10% las ganancias en Bolsa y dividendos.

Más información: Peña propone más impuestos para cautivos.

El hecho de no haber incluido el IVA en medicinas y alimentos fue una manera de priorizar la reforma energética y darle viabilidad política, consideró Pardinas.

"Se está dando mayor relevancia a la reforma energética a costa de sacrificar un esquema ideal de tributación desde una perspectiva muy técnica, pero política y socialmente muy complicada como es el caso del IVA", dijo.

Puntualizó que desde el punto de visto económico y de finanzas públicas se dejaron de utilizar bases fiscales con un enorme potencial de recaudación, pero insistió que el proyecto responde a las circunstancias políticas y sociales del país.

Consideró que de nada sirve la reforma fiscal si no hay una mejora en la calidad del gasto. Existía una oportunidad de cobrar IVA a medicinas de patente y dejar sin impuesto a los genéricos, que era una manera de aumentar la recaudación atendiendo los problemas de distribución del ingreso. "(...) día a día, una serie de herramientas de política fiscal que se hubiera podido utilizar para avanzar en el fortalecimiento de la formalidad, transferir recursos de la economía general al erario y no sólo de la economía formal. Esa es la gran ventaja de los impuestos generales, porque un impuesto como el IVA lo acabamos pagando todos formales e informales".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo reconoció que el problema del IVA en medicinas y alimentos es un impuesto regresivo, pero al mismo tiempo, es el que tiene el mayor potencial de recaudación; además destacó que el eje de la reforma es la calidad del gasto público y cómo se están utilizando los recursos.

"Un ejemplo es el hecho de que se van a cobrar impuestos al carbono, pero se va a subsidiar a la gasolina. Habría muchos mejores diseños de política fiscal para enfrentar este problema y lo que vemos es que sí es una reforma hacendaria limitada por las circunstancias políticas que está viviendo el país".

Ahora ve
AMLO se encuentra con Delfina Gómez en su gira por el Estado de México
No te pierdas
×