Impuesto a Bolsa tocará a las Afores

Al invertir recursos en acciones, el ahorro de los pensionados será afectado, dicen expertos; de aprobarse la reforma se reducirían los incentivos para que la BMV tenga más participantes.
acciones inversiones  (Foto: Getty)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Gravar con 10% las ganancias en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) es una medida que no sólo afectará a los ricos, sino que tendrá un impacto en toda clase de inversionistas, incluidos los fondos de pensiones privados y las Afores, advirtieron expertos. "La iniciativa impacta al inversionista final, que tendrá un 10% menos de lo que gane en una sociedad de inversión de renta variable, o con cualquier otro instrumento que invierta en acciones", dijo el director ejecutivo de Análisis y Estrategia del Grupo Financiero Ve por Más, Carlos Ponce.

En su propuesta de reforma hacendaria, el Gobierno de Enrique Peña Nieto justificó la medida al señalar que el esquema de exención actual es "altamente regresivo", pues quienes obtuvieron percepciones por la venta de acciones entre 2010 y 2012 se encuentran en los dos deciles de mayor ingreso de la población.

Ponce advirtió que se verán afectados aquellos inversionistas cuyo fondo es para el retiro, como las Afores. "Será un porcentaje relativamente poco importante dentro de la canasta de la Afore, pero en ese sentido ya tienen una afectación mayor".

De los recursos administrados por las Afores, el 50.7% se invierte en deuda gubernamental, 18.1% en deuda privada nacional, 9.5% en renta variable nacional, 2% en deuda internacional y el resto en otros instrumentos.

Fuentes de la Comisión Nacional de Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) dijeron que de acuerdo a la propuesta, serán gravadas las ganancias derivadas de la enajenación de acciones emitidas por sociedades mexicanas cuando la operaciones se realicen en la Bolsa de valores.

Es decir que se gravarán a aquellos que intenten obtener un ingreso por la venta de acciones y no a los trabajadores que realizan operaciones a través de su Afore con el fin de traspasar sus cuentas individuales o retirar sus recursos.

Sin embargo, la fuente admitió que la correcta interpretación de la Ley deberá realizarla Hacienda. 

En contra de la medida

El gremio bursátil rechazó la propuesta del Gobierno federal porque considera que no beneficiará el desarrollo del mercado, además de que no se traducirá en una fuerte recaudación al fisco.

Los participantes en el mercado bursátil nacional no llegan a 200,000, y este tipo de medidas poco ayudan a alentar a la gente a entrar a Bolsa, advirtió Carlos Ponce.

CNNExpansión buscó al presidente de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Luis Téllez, y al titular de la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles (AMIB), José Méndez Fabre, para conocer su postura al respecto, pero no estuvieron disponibles de manera inmediata.

El socio de Impuestos Corporativos de la firma PwC, Héctor García, consideró que la propuesta le resta atractivo a la Bolsa e impactará al mercado, ya que cada inversionista tendría que evaluar el riesgo y definir en dónde va a invertir su dinero para obtener el mayor beneficio posible.

En el caso de los recursos de los trabajadores en las Afores habrá un efecto colateral, que dependerá en cómo tienen armados los paquetes de inversión.

Consideró que es necesario que se revise y que no sea una medida retroactiva. "Hace falta un mecanismo que ayude a evitar un perjuicio a los inversionistas actuales y evite un efecto de retroactividad para que no se graven las ganancias que se generaron del 31 de diciembre hacia atrás, sino que empiecen a gravar del 1 de enero de 2014".

Antes de que la medida entre en vigor, podría registrarse una toma de ganancias, comentó el Socio de la Práctica de Impuestos de KPMG, Víctor Pérez.

"Cuando las empresas otorguen un dividendo en 2014 (también) tendrán que pagar un impuesto de 10% adicional, y creemos que de aquí al 31 de diciembre próximo las compañías pudieran estar repartiendo dividendos y los inversionistas tomar utilidades y retirarse de la Bolsa".

Sin embargo, destacó que a los residentes en México sí se les permita tomar la deducción de pérdidas.

Cuando una persona física adquiere la acción de una empresa que cotiza en Bolsa, las casas de bolsa le cobran una comisión por la compra y otra por la venta, que es una práctica normal, pero "en ninguna parte de la iniciativa de ley se está reconociendo que existen esas comisiones y eso se puede tomar como deducción".

Pymes, los otros afectados

El Gobierno federal justificó que este tipo de impuesto se aplica en otros países, sin embargo es necesario ver el contexto de cada región, dijo el experto de KPMG.

En EU gravan las ganancias porque hay empresas fuertes y todos quieren invertir en ellas, pero en México las empresas en Bolsa no son tan fuertes y hay que compensar el mercado dándoles incentivos y no quitándoselos, porque resulta perjudicial para las empresas e inversionistas que ponen su dinero en la Bolsa.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Además, si una empresa mediana quiere entrar a Bolsa, al haber pocos inversionistas afectaría su cotización, indicó Víctor Pérez. "De por sí el costo para salir a Bolsa es alto y si hay pocos inversionistas el precio de la acción puede bajar".

"Más que afectar al mercado, es un factor que no ayuda para que haya más participantes. El verdadero motivo por el cual no haya más inversionistas es la falta de información, difusión, falta de conocimiento,  y un factor que siempre había sido muy bueno y que suma a las bondades de la inversión constante y al crecimiento era que las ganancia han estado exentas", indicó Carlos Ponce, de Ve por Más.

Ahora ve
La Cumbre de la OMC terminó prácticamente sin acuerdos en Buenos Aires
No te pierdas
×