Japón busca amortiguar alza en impuestos

El Gobierno de Shinzo Abe analiza un estímulo por 50,000 mdd ante un mayor gravamen a las ventas; el alza de impuestos busca contener la creciente deuda pública del país asiático.
yen  (Foto: Getty)
TOKIO (CNN) -

Japón analiza la inyección de un estímulo económico de 50,000 millones de dólares para amortiguar un potencial impacto provocado por un aumento del impuesto a las ventas que el Gobierno busca concretar para frenar la enorme deuda pública, dijeron este jueves personas involucradas en esta decisión. El primer ministro Shinzo Abe se prepara para aumentar en abril del 2014 el impuesto al 8% desde el 5%, rechazando los llamados de algunos asesores para retrasar o reducir el ajuste fiscal con el fin de mantener en marcha la recuperación económica.

El alza de impuestos es el mayor esfuerzo realizado en años por la tercera mayor economía del mundo para contener una deuda pública, que es más del doble de la producción económica anual de la nación asiática.

Sin embargo, Abe ha dicho que debe ponderar una necesidad a largo plazo sobre equilibrar el presupuesto con su principal prioridad, que es que Japón ponga fin a 15 años de deflación y de un lento crecimiento.

Para compensar el problema que podría originar el aumento de los impuestos, Abe esta semana dio instrucciones a su Gobierno a fin de que elabore un plan de estímulo para fines de este mes.

A detalle: A Japón se le complica su plan fiscal

Una opción es un paquete de gastos por un valor de cinco billones de yenes (50,010 millones de dólares), dijo una de las fuentes.

El Gobierno estima que cada aumento de 1 punto porcentual en el impuesto generará alrededor de 2.7 billones de dólares en ingresos.

El secretario del gabinete, Yoshihide Suga, dijo que Abe aún no ha decidido sobre el aumento de los impuestos, una medida que se espera sea tomada para el 1 de octubre después de un estudio clave de confianza empresarial del Banco de Japón.

Suga, el portavoz del Gobierno, dijo que el ministro de Finanzas, Taro Aso, y el ministro de Economía, Akira Amari, calcularán el tamaño y el contenido de cualquier paquete.

El ministerio que encabeza Aso, preocupado acerca de cómo poner en orden las finanzas de Japón, es un fuerte defensor del aumento de los impuestos y quiere minimizar cualquier gasto adicional.

Amari dijo que el paquete económico debe ser mayor a dos billones de yenes para evitar una recaída económica.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las opciones incluyen pagos a personas de bajos ingresos para promover la compra de vivienda, beneficios fiscales para las empresas que incrementen el gasto de capital y posiblemente un recorte de impuestos de una sola vez, dijeron las fuentes.

El primer ministro nipón ha procedido con cautela ya que muchos políticos locales culpan a la última alza de impuestos sobre las ventas, realizada en 1997, de sumir al país en una recesión.

Ahora ve
Esta es la propuesta de gabinete de Andrés Manuel López Obrador
No te pierdas
×