Oro: adiós a los años de gloria

La escasa inflación, la falta de rendimientos y la calma en Siria afectarán los precios del metal; la onza llegó hasta 1,900 dólares, pero analistas estiman que bajará a menos de 1,000 en 2015.
oro grafica  (Foto: Getty)
Nin-Hai Tseng
FORTUNE -

Hasta 2012, los precios del oro subieron durante al menos 11 años consecutivos. El metal precioso engendró un frenesí generalizado, desde los inversionistas conocidos como gold bugs a los políticos que piensan que Estados Unidos debe volver al patrón oro. Pero hoy los asalta el nerviosismo. Los precios del oro han entrado en territorio bajista tras haber caído 22% este año.

El panorama empeorará a medida que los inversionistas se centren en la reducción del estímulo de la Reserva Federal estadounidense. Los analistas de Goldman Sachs señalan que el oro seguirá cayendo en 2014, posiblemente por debajo de 1,000 dólares la onza, un nivel no visto desde principios de 2009. En un retroceso del alza constante que disfrutó el metal desde los 800 dólares la onza a principios de 2009 a más de 1,900 dólares en el otoño de 2011.

Más información: Oro, ¿refugio para apocalípticos? 

Independientemente de si la Fed contraiga su programa en el corto plazo, algunos otros factores presionarán a la baja los precios.

La inflación. ¿Cuál inflación?

El oro es tradicionalmente una cobertura contra el rápido aumento de los precios. Desde la crisis financiera muchas economías han instrumentado varias rondas de flexibilización cuantitativa. La oferta de dinero se triplicó en las economías más avanzadas y a muchos les preocupó que ello avivara la inflación.

A menos que te alimentes exclusivamente de tocino, la inflación no ha sido un problema mientras Estados Unidos y el resto del mundo se alejaban del abismo financiero. De hecho, la inflación mundial es baja y descenderá más. En un artículo publicado en junio por Project Syndicate, un economista de la Universidad de Nueva York, Nouriel Roubini, pronosticó que el oro podría caer a 1,000 dólares en 2015.

Más información: El brillo del oro se desgasta.

Roubini -apodado Dr. Doom (Doctor Catástrofe) por sus previsiones sobre la crisis financiera- señaló que a pesar de que la oferta de dinero se ha expandido no ha cambiado mucho de manos, principalmente porque las entidades bancarias han estado acumulando efectivo en forma de reservas excedentes.

Si los bancos comenzaran a prestar más, no obstante, los riesgos inflacionarios podrían aumentar. Incluso entonces el oro encara otros vientos en contra.

¿Dónde están los retornos?

A diferencia de otros activos, el oro no produce ningún ingreso. Esa fue una cuestión soslayada durante los peores años que siguieron a la crisis financiera, pero ahora que la economía está mejorando el oro tiene que competir con los rendimientos de otras inversiones, tales como acciones, bonos y bienes raíces.

Desde que Bernanke insinuó que pronto podría "quitar el pie del acelerador" las tasas de interés han subido, y escalarán más. Esto coloca al oro en una situación difícil, pues los inversores venden el metal precioso en busca de mayores rendimientos en otros instrumentos.

"El momento para comprar oro es cuando los rendimientos reales del efectivo y los títulos son negativos y se desploman", escribe Roubini. "Pero el panorama más positivo para Estados Unidos y la economía mundial implica que, con el tiempo, la Reserva Federal y otros bancos centrales van a salir de la flexibilización cuantitativa y las tasas de política cero, lo que significa que los índices reales se incrementarán, en lugar de caer".

La crisis en Siria

Este elemento es considerado como una inversión de refugio de garantía. Cuando aparece una crisis los inversores acuden a él como una reserva segura de valor.

Los mercados han estado enfocándose en los conflictos en Siria, que potencialmente podrían impulsar el precio. Al menos por el momento, una acción militar parece menos probable toda vez que el país ha aceptado la propuesta de Rusia de entregar el control de sus armas químicas a la ONU. Queda por ver si el país respeta esta oferta, pero le resta probabilidad a una ofensiva bélica estadounidense, al menos en el corto plazo, según los analistas de JPMorgan.

Incluso si el ofrecimiento no se cumple, es dudoso que el Congreso de Estados Unidos vote a favor de la acción militar.

Entérate: ¿Cuánto le costaría a EU atacar Siria?

El techo de la deuda Hay otra crisis a considerar que podría influir en el rumbo del metal precioso: el límite estatutario de la deuda pública estadounidense.

Como bien recordarán los estadounidenses, desde 2011 hemos presenciado no uno sino dos dramáticos plazos para elevar el tope del endeudamiento. El primero casi llevó a la economía a la catástrofe, provocando que una importante agencia calificadora despojara al país de su estelar nota triple A.

El conflicto se resolvió mediante 1 billón dólares en recortes de gastos discrecionales combinados con el secuestro presupuestario. El segundo plazo llegó poco después de la reelección de Obama, y al igual que el primero, republicanos y demócratas llegaron a un acuerdo, el techo de la deuda se elevó.

A mediados de octubre el país se acercará a otra fecha límite. Es probable que el mercado dormite en el curso del tercer debate del techo de la deuda, sabiendo que los anteriores finalmente se resolvieron. Eso ejercería una presión a la baja sobre el metal, pero existe la posibilidad de que el último melodrama del límite de la deuda tenga otro final: los republicanos dicen que elevarán el techo de la deuda solo a cambio de concesiones presupuestarias, mientras que el Gobierno dice que no ofrecerá ninguna como canje.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Al final, ambos bandos probablemente cedan. Pero lo que le alarma ahora es que "nadie me puede decir cómo cambiarán una o ambas posturas antes de que rebasemos el techo", apunta un periodista del Washington Post, Ezra Klein.

Esa incertidumbre podría impulsar la cotización del oro, pero no lo ha hecho, al menos no por ahora.

Ahora ve
Plan de reforma fiscal de EU podría violar las leyes de comercio internacional
No te pierdas
×