El monopolio de la banca se diluye en EU

Un puñado de entidades acapara gran parte del mercado, pero el país tiene cientos de bancos menores; la llamada banca directa se ha apropiado de 5% del mercado minorista en los últimos dos años.
bancoseu  (Foto: Getty)
Shannon Green

Vilipendiar a los grandes bancos minoristas ha sido común en los últimos años. Han sido fustigados por todo, desde el mal servicio al cliente hasta el lavado de dinero. Quizás las críticas más comunes tienen que ver con el tamaño: son demasiado grandes para colapsar, y demasiado grandes en su estado actual. El oligopolio bancario, nos dicen, ha eliminado la competencia real.

Nadie discutiría que el panorama es hoy muy diferente al de hace 20 años. El Congreso estadounidense eliminó las restricciones a la banca interestatal en 1994, desencadenando con ello una consolidación generalizada. El 38% de los estadounidenses tienen relaciones bancarias primarias con solo tres bancos: Bank of America, Wells Fargo y JPMorgan Chase, según la consultora TNS North America, cuyo Retail Banking Monitor observa las tendencias de la industria en los 48 estados contiguos.

Esa consolidación esconde una gran variedad de elecciones. Cualquiera que lo ponga en duda solo necesita visitar la intersección de la Avenida 39 y Main Street en el barrio neoyorquino de Flushing, conocido como el Chinatown del distrito de Queens. Desde una de sus esquinas pueden verse siete sucursales de entidades competidoras: Bank of America, HSBC, Industrial and Commercial Bank of China, Chase, Citibank, TD Bank y Shinhan Bank. Y eso es apenas un botón de muestra...

624 bancos

Tan solo en el estado de Nueva York, los consumidores pueden elegir entre 624 instituciones que aceptan depósitos asegurados por el Gobierno Federal. La Federal Deposit Insurance Corporation (Corporación Federal de Seguro de Depósitos) protege a cerca de 223 bancos en el estado (según la fecha más reciente disponible en 2012). En tanto que hay 401 uniones de crédito en Nueva York aseguradas por la National Credit Union Administration (Administración Nacional de Cooperativas de Crédito), según el portavoz de esta entidad, John Fairbanks.

"Creo que la banca minorista es la industria más competitiva en Estados Unidos", dice, el director de la Consumer Bankers Association (CBA), Richard Hunt, cuyo gremio aglutina a la banca de consumo. Entre los miembros de esta organización están los bancos más grandes del país, así como los regionales y comunitarios. "Hace uno o dos años estaba de moda ser un banco comunitario", dijo. "Ahora los estadounidenses ven a los más grandes como más seguros y protegidos".

La ciudad de Nueva York, evidentemente, es la capital financiera del país y la ciudad más grande, así que no extraña que tenga tantas opciones bancarias. Como suele suceder, sin embargo, los mercados de las grandes ciudades están más concentrados que los del país en general, como apuntó el vicepresidente senior de servicios financieros para TNS Research, Joe Hagan. Eso es especialmente cierto en Nueva York, donde Chase, Bank of America y Citibank controlan el 60% de las relaciones bancarias primarias de los consumidores.

Entérate: EU, frío con delincuentes bancarios.

Eso no quiere decir que los megabancos tengan garantizado el dominio indefinido. La competencia real es evidente, en opinión de Hagan. "Está claro que algunos bancos son capaces de aumentar su cuota de mercado y otros la están perdiendo", explicó, añadiendo que no siempre es fácil predecir quiénes serán los ganadores y quiénes los perdedores.

La comodidad, el servicio y el precio son los principales factores que toman en cuenta los consumidores al elegir un banco. El vicepresidente dijo que sólo el 7% u 8% de las personas cambiarán de banco cada año, por lo que el cambio en las tendencias tardará en darse. Las entidades financieras más grandes agregaron clientes de manera sostenida durante dos décadas, mientras las instituciones regionales y comunitarias más pequeñas perdieron terreno.

En 2011 y 2012, sin embargo, se produjo un cambio en la dinámica. TNS detectó que el crecimiento de los grandes bancos se detuvo repentinamente. Los llamados bancos directos, muchos de los cuales operan sin sucursales físicas, comenzaron a mostrar el crecimiento más rápido en la industria.

Hace unos años, la banca directa apenas tenía presencia en el mercado, pero gracias a sus precios más competitivos se ha hecho con el control de alrededor del 5% del actual mercado nacional minorista. "Teniendo en cuenta la poca frecuencia con la que las personas cambian de banco, eso es extraordinario", reconoció Hagan.

Ahora ve
Millones de devotos llevan peticiones y agradecimientos a la Virgen de Guadalupe
No te pierdas
×