EU ayudará a Detroit… con 300 mdd

El dinero ayudará a remodelar el transporte y demoler casas en la ciudad que se declaró en quiebra; sin embargo, los pasivos de Detroit ascienden a 18,000 mdd, lo que afecta sus operaciones.
detroitagri  (Foto: CNN)
Chris Isidore
NUEVA YORK -

La ciudad de Detroit recibirá ayuda federal para hacer frente a la mayor quiebra municipal en la historia de Estados Unidos.

Varios secretarios de gabinete de la administración Obama acudirán a la ciudad el viernes con más de 300 millones de dólares (mdd) en ayuda federal. El dinero proviene en su mayoría de programas que están disponibles para las ciudades de todo el país, no sólo Detroit.

Pero la reunión entre funcionarios federales, estatales y municipales se centrará en la ayuda que diferentes agencias del Gobierno federal pueden proporcionar a la ciudad sin la necesidad de que el Congreso autorice medidas adicionales.

Más información: Tres lecciones para revivir a Detroit

La Casa Blanca indicó que el dinero anunciado contempla 150 mdd que ayudarán a pagar la demolición de viviendas deterioradas y abandonadas, un importante problema para una ciudad que, en las últimas décadas, ha perdido un gran porcentaje de su población y base tributaria.

El segundo mayor monto de casi 140 mdd se destinará al transporte, incluye partidas para ayudar a renovar y rehabilitar los autobuses urbanos, instalando cámaras de seguridad para proteger tanto a conductores como pasajeros. También habrá apoyo para un sistema de tren ligero en construcción, así como para un nuevo sistema de transporte regional.

Por último, cerca de 30 millones de dólares irán a la seguridad pública, de los cuales 25 mdd procedentes de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias serán utilizados para contratar 150 bomberos y comprar equipo para combatir el problema de los incendios en la ciudad, mientras que otros 3 mdd en fondos aportados por el Departamento de Justicia servirán para reforzar a la policía, incluyendo la creación de una patrulla policial en bicicleta.

Pero 300 mdd equivalen apenas a un grano de arroz en una ciudad que está sumida en graves problemas financieros. Su bancarrota declarada en julio señalaba un pasivo de 18,000 mdd, y la reorganización exige reducir 11,500 mdd en deuda a 2,000 mdd, probablemente a través de profundos recortes en las pensiones, la cobertura sanitaria para los jubilados y los pagos a los tenedores de bonos.

Los servicios municipales se encuentran ya en una situación desesperada, el 40% del alumbrado público no funciona. Mientras que los servicios médicos de urgencia y los bomberos tardan una media de 15 minutos en responder a una llamada, más del doble del promedio nacional.

Ni los funcionarios de la ciudad ni los del estado han solicitado un gran rescate federal, similar a la ayuda de 80,000 millones de dólares que el gobierno de Obama otorgó a la industria automotriz en 2009, cuando utilizó fondos federales para mantener a flote a General Motors y Chrysler durante la quiebra. Algunos dirigentes sindicales, preocupados por el precedente de reducir las prestaciones del régimen de pensiones en caso de quiebra municipal, han abogado por más ayuda federal de mayor alcance.

Pero, ante el rifirrafe de los legisladores republicanos y la administración Obama, incapaces de ponerse de acuerdo sobre la forma de evitar un ‘cierre' del gobierno el martes próximo o pactar un aumento del techo de la deuda pública el próximo mes, la Casa Blanca dejó claro que este tipo de ayuda de base amplia no sería posible.

A detalle: Agricultura, ¿la esperanza de Detroit?

"Ya han escuchado decir a las autoridades de Michigan, y creemos que llevan razón, que este es un asunto que tiene que ser resuelto entre Michigan y Detroit y los acreedores," dijo el secretario de prensa de la Casa Blanca, Jay Carney, el día en que la ciudad se declaró en bancarrota.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El Fiscal General Eric Holder, el secretario de Transporte Anthony Foxx y el secretario de Desarrollo Urbano Shaun Donovan, serán los tres secretarios de Estado en la reunión, junto con Gene Sperling, director del Consejo Económico Nacional. También asistirán el gobernador de Michigan Rick Snyder, el alcalde de Detroit David Bing y dos senadores de Michigan y miembros de la delegación de ese estado en el Congreso.

También acudirá Kevyn Orr, administrador de emergencia de Detroit a cargo de supervisar sus finanzas y quien fuera el funcionario que solicitó la protección por bancarrota en julio.

Ahora ve
Esta aplicación te permitirá detectar daños cerebrales desde tu smartphone
No te pierdas
×