Tres soluciones al techo de deuda en EU

El debate que provoca el límite de endeudamiento puede evitarse eliminando el tope, dicen analistas; su desaparición conjuraría escenarios de impago como el que se avecina para el 17 de octubre.
Departamento del Tesoro  (Foto: Archivo)
Nin-Hai Tseng

A medida que Estados Unidos se prepara para un cierre parcial del Gobierno, los legisladores tienen que afrontar otro desastre: el techo de la deuda, que debe ser elevado para el 17 de octubre o el Tesoro se quedará sin opción de préstamo para pagar las cuentas del Gobierno federal.

Si esto se siente como un deja vu, es porque lo es. El Congreso no logró concretar un plan para reducir el déficit y elevar el techo de la deuda en 2011, y el país perdió su calificación estelar de crédito AAA.

Una vez más, Washington se encuentra en problemas por el estancamiento político. Los políticos han adoptado la costumbre de enmarcar el techo de la deuda como un debate sobre el exceso de gasto del Gobierno cuando, en realidad, el techo no tiene nada que ver con el gasto futuro. Limita lo que el Gobierno puede pedir prestado para compromisos financieros que ya han sido contraídos y aprobados.

¿Por qué tener un techo de la deuda? Cada vez son más los políticos y legisladores que se están haciendo la misma pregunta. Éstas son tres maneras en que Estados Unidos ha tratado de deshacerse del límite de la deuda.

Invocar la 14ª Enmienda de la Constitución

El presidente Barack Obama ha estado esperando a que el Congreso reaccione, pero es posible que no tenga que esperarlo para elevar el límite de deuda.

En 2011, el Líder Minoritario del Senado Mitch McConnell (republicano de Kentucky) propuso que se permitiera al presidente elevar el techo de la deuda a menos que el Congreso votara para detenerlo. Incluso si lo hiciera, el presidente podría vetar ese intento, y correspondería al Congreso anular su veto.

Para ello, el presidente podría invocar una disposición de la 14ª Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que sostiene que la validez de la deuda del país "no debe ser cuestionada". La declaración, por supuesto, está abierta a interpretaciones, pero algunos expertos constitucionales creen que significa que el Congreso no puede evitar que el Gobierno obtenga los fondos para cumplir con las obligaciones financieras que ya ha contraído.

El ex presidente Bill Clinton sugirió la idea en julio de 2011, pero en aquel entonces Obama dijo que no era una ruta que fuera a adoptar después de consultar con sus abogados.

Pero, como Ezra Klein del Washington Post señala, es una opción que vale la pena y que podría deshacerse efectivamente del techo de la deuda. Además, podría ayudar a proteger la economía de los riesgos catastróficos de un impago.

Acuñar una moneda de platino con valor de un billón de dólares

Existe otra manera, aunque ésta sólo podría abordar la cuestión de manera temporal: Hacer que el Tesoro de Estados Unidos acuñe una moneda de platino de un billón de dólares para pagar sus deudas.

La idea ganó fuerza durante la crisis del techo de la deuda de 2011 y durante el posterior acuerdo sobre el abismo fiscal de 2012. Las leyes estadounidenses permiten que el Tesoro acuñe monedas de valor ilimitado. Así, el secretario Jack Lew podría acuñar lo que fuera necesario y podría depositarlo en la cuenta del Tesoro en la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, donde quedaría registrado como un activo.

Más información: La farsa del debate de la deuda en EU

Entonces, el Tesoro podría pagar a todos y evitar el impago, pero esto sería sólo una vía a corto plazo para eludir el techo de la deuda; es difícil imaginar que se tenga que recurrir al Tesoro cada vez que Estados Unidos necesite elevar el límite de deuda.

Además, se requeriría del respaldo de la Fed, debido a que el Banco Central sería quien respaldaría el depósito de crédito del Tesoro. Y eso no es algo que la Fed parezca apoyar, al menos no por ahora.

Derogar el techo de la deuda

A pesar de que la Fed no respaldaría la idea de acuñar una moneda, el presidente Ben Bernanke ha dicho que cree que el techo de la deuda no tiene sentido y que desearía que no existiera. Ha comparado el arbitrario límite de la deuda con una familia que se da cuenta de que está gastando mucho y luego no paga su saldo de la tarjeta de crédito.

"Ésa no es la manera de colocarte en una buena situación financiera", dijo Bernanke en enero.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El techo de la deuda fue creado en 1939 y estaba destinado a dar al Gobierno mayor flexibilidad para contraer préstamos, mientras que mantenía su endeudamiento por debajo de una cierta cantidad. Sin embargo, a través de los años se ha convertido en un peón político para actores políticos que buscan extraer concesiones presupuestarias.

En enero, un grupo de demócratas de la Cámara de Representantes dirigidos por Jerrold Nadler (demócrata de Nueva York), presentó un proyecto de ley que derogaría de manera efectiva la ley de la década de 1930. No obstante, la propuesta no ha llegado a ninguna parte. Eso podría cambiar pero probablemente no en el corto plazo, y ciertamente no con una Cámara de Representantes controlada por los republicanos.

Ahora ve
México y EU avanzan en combatir al crimen organizado, afirma Osorio Chong
No te pierdas
×