Cómo será el cierre del Gobierno de EU

La Casa Blanca gestionará el paro de actividades al no haber un acuerdo en el Congreso; varias agencias federales ya han preparado planes de contingencia.
casa blanca  (Foto: AP)
Jeanne Sahadi

No resonó un trueno ni sonaron las campanas a las 12:01 am del martes, cuando se cumplió el límite y el Congreso estadounidense no aprobó un acuerdo para financiar al Gobierno con el arranque del nuevo año fiscal. De hecho, probablemente no se acometa en serio la interrupción de las actividades gubernamentales hasta la misma mañana del martes.

La Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca (OMB, por sus siglas en inglés) servirá como una especie de centro de comando para bajar el interruptor, para gestionar el llamado ‘shutdown' o cierre del Gobierno.

Se esperaba que la OMB girara instrucciones a las dependencias federales antes o en punto de la medianoche del lunes para que implementen sus planes de cierre.

Las agencias han estado confeccionando esos planes en las últimas semanas, conforme la posibilidad de un cierre o suspensión se hizo más real.

No sobran los precedentes de cierres gubernamentales reales, el último que vivió Estados Unidos arrancó a finales de 1995 y duró 21 días.

Pero el Congreso, gracias a su ya tradicional propensión a pactar el presupuesto en el último minuto, les ha dado a las agencias una buena dosis de experiencia en la planificación de estas suspensiones de actividades o shutdowns. La última vez que las agencias federales estadounidenses habían armado planes de contingencia en toda regla fue en el año 2011.

Los trabajadores federales sujetos a licencias sin goce de sueldo (los llamados furloughs) deben recibir una notificación oficial, explica Colleen M. Kelley, presidenta nacional del Sindicato de Empleados del Tesoro Nacional.

Artículo relacionado: EU, a días de un paro de Gobierno

Cabe esperar que se presenten a trabajar el martes por la mañana, tanto para recibir su notificación como para ayudar a suspender las operaciones. Algunas agencias pueden emitir dichos avisos por medios electrónicos y permitir que algunos de sus empleados realicen de forma remota las funciones asociadas al shutdown.

De acuerdo con varias estimaciones, un cierre ordenado tomará unas cuatro horas para completarse.

¿Qué tiene que suceder para suspender las operaciones? Todo depende de la labor que ejecuten las agencias y sus empleados.

La Oficina de Administración de Personal, por ejemplo, tendrá un "papel clave" en el cierre, pues sus actividades incluyen el envío de avisos de licencias laborales, confirmar que los empleados fueron debidamente notificados, y cumplir con los requisitos legales para el mantenimiento de los registros.

Luego está la entrega o transferencia de funciones u obligaciones de los empleados considerados "no esenciales" a aquellos trabajadores cuyo trabajo es imprescindible durante el cierre.

En algunas dependencias, partes de las labores de un trabajador con licencia aún tendrán que realizarse, si así lo exige la ley. Por lo que el empleado sujeto a licencia debe dejar bien claro y establecido qué debe hacerse durante su ausencia antes de irse el martes.

La planificación y ejecución de un cierre ordenado es complicado por la amplitud de los servicios y programas públicos que se verían afectados por una falta de financiación y por las muchas reglas que determinan quién debe ser suspendido sin goce de sueldo y quién no.

De hecho, la energía y los recursos que se destinan a dicha planificación podrían tener un mejor uso. "La cantidad de tiempo que le dedican las agencias... es realmente un desperdicio", asegura Kelly.

Ahora ve
Diego Luna asegura que los políticos no están representando a los mexicanos
No te pierdas
×