EU, ‘atascado’ en quinto día de cierre

La Cámara de Representantes discutirá el presupuesto del Gobierno aunque no se esperan avances; los republicanos insisten en que no aprobarán un proyecto de gastos sin cambios en el Obamacare.
capitolio arboles  (Foto: AP)
WASHINGTON (CNN) -

Washington entró el sábado en su quinto día de cierre parcial del Gobierno sin un final a la vista incluso a medida que se avecina un conflicto aún más grave en torno a la capacidad de gasto del país.

La Cámara de Representantes se prepara para una sesión este sábado en la que no se esperan avances ni sobre la parálisis federal ni sobre elevar la capacidad de endeudamiento del Gobieno.

El Congreso debe actuar antes del 17 de octubre para evitar el impago de la deuda del Gobierno.

ENFOQUE: Las víctimas peculiares del cierre en EU  

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, intentó el viernes desmentir las informaciones que señalaban que podría facilitar la vía de la elevación del techo de gasto, diciendo que su partido seguiría insistiendo en que los recortes presupuestarios son una condición para ello.

Sobre el cierre federal, Boehner dijo que los republicanos seguían firmes en que no votarían un proyecto de ley de gastos exento de condiciones, es decir, uno que no contemple el retraso de la implementación de la reforma sanitaria del presidente Barack Obama.

El Partido Republicano exige una paralización, o al menos un retraso, en la implementación de la reforma de la salud, denominada "Obamacare", como condición para convocar una votación viable sobre presupuesto que permita una reapertura del Gobierno.

Artículo relacionado: Los grandes ganadores del cierre en EU

El intercambio de seguros sanitarios de Obamacare comenzó el 1 de octubre, lo que hace más difícil para los republicanos su postura de terminar con algo que ya ha comenzado.

Aunque hay funciones esenciales del Gobierno que se mantienen, como la seguridad nacional o el control del tráfico aéreo, los efectos económicos y políticos del cierre se amplifican mientras los cientos de miles de funcionarios federales sigue en casa y sin cobrar.

Las negociaciones sobre comercio están paralizadas y hay dificultades hacer cumplir las sanciones contra Irán y Siria.

Artículo relacionado: El costo de un cierre parcial en EU

"Que no se confunda este episodio momentáneo de la política estadounidense como algo más que un momento político", dijo el secretario de Estado del país, John Kerry, a periodistas en una conferencia en Bali con líderes de la región de Asia-Pacifico el sábado.

"Nada reducirá nuestro compromiso con Asia... Seguiremos cumpliendo nuestra responsabilidad y compromiso en todo el mundo", dijo Kerry, que sustituye a Obama después de que cancelase su viaje a Asia.

Boehner pierde la calma

Los nervios y a veces el humor se perdían el viernes tras varias semanas de largas sesiones en el Congreso con posturas inmóviles.

"No es un maldito juego", declaró un exasperado Boehner en una conferencia de prensa en respuesta a un artículo del Wall Street Journal que citó a un funcionario de la Casa Blanca diciendo que los demócratas estaban "ganando" la batalla.

En tanto, Obama reiteró que tiene voluntad de negociar con los republicanos, pero dijo que no pueden hacerlo "con un arma apuntando a la cabeza de los estadounidenses".

"No hay ganadores cuando hay familias que no tienen certeza de si se les va a pagar o no", señaló Obama a periodistas cuando fue a almorzar a un sitio en Washington que ofrecía descuento a los trabajadores licenciados.

El cierre comenzó el martes cuando la Cámara de Representantes rechazó la aprobación de una ley para financiar al Gobierno a menos que incluya medidas para retrasar o reducir la financiación de la medida insignia sanitaria de Obama.

Demócratas analizan forzar la votación

Los demócratas de la Cámara estaban considerando usar una maniobra que podría forzar una votación para reanudar las operaciones del Gobierno de inmediato,

El plan incluiría una petición que desplazaría una ley existente de un comité y la enviaría al pleno de la Cámara si una mayoría simple de representantes firman la petición.

Tal movimiento llevaría una semana, según el demócrata George Miller. El voto no se produciría hasta el 14 de octubre, que es festivo.

Ahora ve
Errores que cuestionan la reputación de Apple, la marca más valiosa del mundo?
No te pierdas
×