Firmas de EU se preparan ante el impago

Frente a la incertidumbre por el estancamiento político en Washington, empresas guardan su dinero; esta estrategia se traduce en pérdidas de empleo que afectarán a la economía a largo plazo.
John Boehner  (Foto: Getty)
Lauren Silva Laughlin

¿Cuánto está perjudicando a la economía estadounidense la disfunción en Washington? El desacuerdo entre los responsables de las políticas podría causar un gran daño económico tras bambalinas.

Las empresas estadounidenses están acumulando carretadas de dinero en efectivo específicamente debido a la incertidumbre política, según dos economistas de la Reserva Federal de St. Louis, Juan Sanchez y Emircan Yurdagül. Como resultado, los hábitos de gasto de las empresas podrían estar costando al país millones de empleos.

En la superficie, el cierre operativo parcial del Gobierno de Estados Unidos, causado por el estancamiento en Washington, parece estar causando poco daño económico inmediato, incluso a medida que el país se acerca una fecha límite en la que podría incumplir con el pago de su deuda.

Por cada semana que la administración permanece en cierre, la tasa de crecimiento anualizado del PIB real disminuirá aproximadamente 0.12% trimestral, calcula el economista en jefe para Estados Unidos de JPMorgan, Michael Feroli. Sin embargo, el mercado de valores, con una ligera alza en las últimas dos semanas, se ha encogido de hombros ante esto.

No obstante, los resultados finales de un reporte de la Fed de St. Louis, emitidos preliminarmente en enero, pero recientemente publicados en su totalidad en el sitio web de la división, inadvertidamente plantearon otra cuestión.

El estudio muestra que las empresas estadounidenses están manteniendo cuatro veces más efectivo que en 1995 y 11 veces más de lo que mantenían en 1979. Después de ajustar por el crecimiento económico y la inflación, considerando el crecimiento de activos también, el efectivo en los balances de las empresas se duplicó entre 2000 y 2010.

Sanchez y Yurdagül analizaron varias razones por las cuales las empresas podrían estar manteniendo dinero: ¿decayó el gasto en investigación y desarrollo? ¿Es demasiado grande la carga fiscal asociada con la repatriación de ganancias desde el extranjero? ¿Dejaron de gastar las empresas en capital humano? ¿La incertidumbre política general ha comenzado a pasar factura?

Incertidumbre política

Fue este último factor el que estuvo dentro de los más importantes. Para llegar a la conclusión, el dúo siguió el total de participaciones en efectivo frente a algo llamado "Índice de Incertidumbre sobre Políticas Económicas". Este índice agregó la frecuencia de los artículos noticiosos que discutían la incertidumbre relacionada con las políticas económicas, próximos vencimientos de las disposiciones del código fiscal, y el desacuerdo de los economistas sobre la predicción de las estadísticas económicas.

"Hay varios episodios en los que las dos variables (incertidumbre económica relacionada con las políticas y la relación entre el efectivo y los activos) se movían en la misma dirección, en particular entre 2008 y 2010", indica el informe.

"Los resultados sugieren que algunos de estos factores -es decir, los gastos en investigación y desarrollo y la incertidumbre sobre el flujo de caja- no llegaron a mantener el ritmo del aumento de la proporción efectivo-activos que se produjo a partir de mediados de los años 2000".

Las empresas no financieras de Estados Unidos están reteniendo más de 1.8 billones de dólares en valores líquidos, según la Reserva Federal. ¿Qué podría pasar si comenzaran a gastar este dinero?

"El estancamiento político es una de las razones de la débil recuperación. Una vez que tenga la confianza, la gente comenzará a pedir dinero prestado y a invertir en el futuro", dijo recientemente a Fortune el director de Fortress, Mike Novogratz.

Más empleos

No es una comparación perfecta, pero considera esto: la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés) dice que el paquete de estímulo de 800,000 millones de dólares de 2009 creó hasta 3.6 millones de nuevos empleos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Al igual que en el gasto del sector público, el gasto global corporativo podría tener un efecto multiplicador. Cada dólar que se añade a la economía es reciclado varias veces para crear algo más que "uno más uno". Si creemos que el sector privado es más eficiente que el Gobierno, el número de empleos creados podría ser aún mayor.

El número actual de desempleados en el país es de 11.3 millones, según lo informado por la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, por sus siglas en inglés). Incluso si las empresas gastaran solo una fracción del dinero en efectivo que está en sus balances generales, hay una buena posibilidad de que esa cifra pudiera ser reducida dramáticamente.

Ahora ve
Los bomberos de California logran frenar la propagación del fuego
No te pierdas
×