Pruebas a bancos, doble riesgo en Europa

Las pruebas de estrés anunciadas por el BCE deben ser convincentes pero sin impedir los préstamos; la entidad evaluará a 128 bancos en 18 países, que representan el 85% de los activos de la eurozona.
bce  La entidad comandada por Mario Draghi busca reactivar la economía de la eurozona.  (Foto: Getty)
Mark Thompson
LONDRES -

A cinco años del colapso de Lehman Brothers, la falta de confianza en los bancos europeos todavía está actuando como un freno para la incipiente recuperación de la región.

Un ambicioso examen de solvencia anunciado el miércoles por el Banco Central Europeo (BCE) es el primer intento serio de abordar el problema, pero no producirá resultados durante al menos un año. Y eso podría, de forma perversa, empeorar las cosas antes de mejorarlas.

Los líderes europeos acordaron en 2012 darle al BCE la responsabilidad de supervisar a los mayores prestamistas de la eurozona, el primer paso hacia la creación de una unión bancaria, y esperan que reduzca el riesgo de que futuras quiebras bancarias desencadenen crisis de deuda soberana.

Antes de emprender esta encomienda a fines de 2014, el órgano de regulación europeo examinará la calidad de los activos y los riesgos de 128 bancos en 18 países, incluyendo a los principales actores, como Deutsche Bank, Santander y Unicredit, culminando con una serie de pruebas de solvencia (las llamadas stress tests o pruebas de estrés bancarias) el próximo año.

Los bancos de la zona euro han reunido 500,000 millones de euros de inversionistas y gobiernos durante los últimos cinco años, lo que equivale a aproximadamente el 5% del PIB anual. El BCE tendrá la facultad de exigir a las instituciones financieras recaudar más dinero si la prueba lo considera necesario.

Los analistas dijeron que el alcance de dichos tests era más extenso de lo esperado, y las acciones de los bancos europeos cayeron en consecuencia. Las entidades financieras en las economías más débiles de la eurozona, como Italia y España, han sido los más afectados ante el temor de que la prueba revelará nuevos agujeros en sus finanzas.

La eurozona pudo salir de una prolongada recesión a principios de este año. Pero el crecimiento sigue siendo anémico, y los préstamos y las inversiones en algunos de los países disminuyeron debido a la incertidumbre que hay sobre la cantidad de riesgo presente en los balances bancarios.

Los rescates, la austeridad, las reformas económicas y el apoyo del BCE han evitado que la zona euro se desintegre, pero los economistas creen que el retorno a un crecimiento saludable solo ocurrirá una vez que se disipe la nube que se cierne sobre el sector bancario.

Transparencia

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo que la transparencia es el objetivo principal de la mencionada revisión, que cubrirá el 85% de los activos bancarios de la zona euro. "Esperamos que esta evaluación fortalezca la confianza del sector privado en la solidez de los bancos de la zona euro y en la calidad de sus balances", expresó.

Los analistas, por su parte, opinan que el órgano regulador europeo tendrá que hilar muy fino para que la prueba sea lo suficientemente dura para ser creíble a ojos de inversores y depositantes, pero no tan dura como para ocasionar que los bancos refrenen los préstamos aún más mientras se lleve a cabo la evaluación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Algunos de los principales bancos europeos todavía pueden tener motivos para conceder pocos préstamos nuevos y, por tanto, contraer nuevos riesgos hasta algún punto de 2015", dijo un economista del banco Berenberg, Christian Schulz.

Los Gobiernos de la eurozona tienen aún mucho trabajo pendiente si quieren alcanzar su objetivo de una unión bancaria. Todavía no existe un acuerdo sobre cómo recapitalizar a las entidades financieras en dificultades si son incapaces de recaudar suficientes fondos del sector privado; tampoco han convenido las normas comunes para desmantelar un banco en quiebra.

Ahora ve
La Cumbre de la OMC terminó prácticamente sin acuerdos en Buenos Aires
No te pierdas
×