El espejismo de un mayor empleo en EU

El reporte mensual de contrataciones ha perdido su impacto ante los mercados, dice Stephen Gandel; las cifras futuras se verán alteradas por el cierre administrativo y la temporada navideña.
documentos  (Foto: Getty)
Stephen Gandel

Los empleadores estadounidenses agregaron 148,000 personas a sus nóminas durante septiembre, un 20% menos de lo que los economistas esperaban y el tercer aumento mensual más bajo en el último año.

Sin embargo, la tasa de desempleo cayó a 7.2%, el su menor nivel en casi cinco años. Y el número de personas que activamente buscan trabajo aumentó, lo cual significa que son más optimistas sobre sus perspectivas de encontrar empleo.

¿Qué es lo que todo eso indica? Me rindo. Dar sentido a los informes mensuales de empleo nunca es fácil. Generalmente, es un caos ruidoso de números improvisados a partir de dos encuestas. A la gente le gustan porque son rápidos (con excepción de esta ocasión, gracias al cierre gubernamental), y por lo general son emitidos el primer viernes de cada mes. Pero son un desastre.

Esto ha sido particularmente cierto en los últimos meses. El último reporte también mostró que los empleadores agregaron 172,000 trabajadores en junio, que no fue una cifra tan mala. En julio, la cifra fue de 89,000. Agosto registró un sólido aumento de 193,000. Estamos, como se puede ver, simplemente rebotando.

Los datos de los informes de este mes no son más reveladores. No hubo un gran salto en ninguna área de la economía. Los restaurantes y bares, que habían contratado constantemente trabajadores durante la mayor parte de la recesión, redujeron colectivamente sus empleos el mes pasado. Pero fue solo por 7,100 puestos, y generalmente no son los mejor pagados. Por su parte, las labores de construcción se incrementaron. Un informe reciente, sin embargo, mostró que las ventas de viviendas cayeron.

La categoría que mostró el mayor incremento en empleos en septiembre fue la de trabajadores temporales, con un aumento de 20,200 ingresos. Es normalmente una buena señal, ya que el trabajo temporal por lo general es el principal indicador de crecimiento del empleo, a medida que más empresas prueban suerte en la contratación. Dicho esto, es difícil emocionarse demasiado de que más personas encuentren trabajo temporal. Y si ese es el único modo en que las empresas están contratando, es un problema.

Cierre de Gobierno

Lo que es más, el reporte de empleo va a perder más sentido en los próximos meses. Las expectativas son que el informe de octubre indique que la economía solo añadió 100,000 empleos este mes. Pero gran parte de la caída será debido al cierre del Gobierno. Irónicamente, el shutdown probablemente no frenó tanto la economía. Debido a que la contratación ha sido tan lenta en general, la baja entre los trabajadores federales tendrá un impacto enorme en el informe.

Y el cierre no solo afectará octubre. Es probable que en noviembre veamos un gran aumento debido a que los trabajadores de la administración de Barack Obama se reintegrarán al mercado laboral. Es de esperarse, entonces, que el informe sea desestimado también. Después de eso, estaremos en diciembre y en la temporada de contratación navideña. El último mes del año sistemáticamente ha registrado grandes saltos en la contratación que no han sido sostenibles. Así que ese informe queda descartado también.

Quizás el signo más revelador de que el informe de empleo ha perdido el significado es que el mercado, ese intérprete hiperactivo y que tiende a reaccionar exageradamente ante todas las cosas económicas, ya no parece preocuparse por él. A pesar de la gran baja en el número de empleos añadidos a las nóminas de empleo en septiembre.

Los ciclos económicos tienen un límite, incluso aunque sean débiles. Y las ganancias corporativas se están desacelerando, con un alza de solo 2.3% en promedio para las empresas que han reportado su tercer trimestre, según Thomson Reuters.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Si la economía no se recupera pronto, la recuperación podría perder fuerza incluso antes de que se sienta que realmente nos hemos recuperado. Esto podría empeorar el estancamiento más que 11 millones de personas que quieren empleos pero no pueden conseguirlos, dejándolos sin trabajo durante una nueva recesión.

En realidad, el hecho de que el informe esté enviando estas señales mixtas tanto tiempo después de que la recesión terminó es muy mala noticia. Pero a nadie parece importarle.

Ahora ve
Esta exhibición de esculturas de Navidad te va a dejar helado
No te pierdas
×