Gross: Millonarios son como Rico McPato

El inversor llamó a los estadounidenses más adinerados a pagar impuestos más altos; dijo que quienes se quejan de pagar sus obligaciones son como el personaje de Rico McPato.
Gross  (Foto: Getty)
Hibah Yousuf
NUEVA YORK -

El legendario inversionista Bill Gross se siente culpable por ser uno de los hombres más ricos de Estados Unidos. Por eso cree que él y otros miembros obscenamente ricos de ese 1% de los ultraacaudalados deben pagar más impuestos. "Después de haberme hecho rico a costa del trabajo, la culpa llega y siento pena por los menos favorecidos", escribe el cofundador de la firma de inversión Pimco y gerente del mayor fondo de bonos del mundo, al inicio de su más reciente carta mensual.

Gross normalmente dedica sus misivas a debatir el mercado de bonos. Y a menudo las cartas están llenas de referencias a la cultura pop. No decepcionó este mes.

Comparó a los que se quejan de pagar un mayor porcentaje de su riqueza en impuestos con el personaje de Disney conocido como Rico McPato (Scrooge McDuck).

"Es hora de azuzar y compartir algo de tu buena fortuna pagando impuestos más altos y reformarlos para favorecer el crecimiento económico y el trabajo, en lugar de las ganancias corporativas y las megafortunas personales", escribió.

El empresario ocupa la cima de ese grupo ultrarico del que habla. Forbes estima su patrimonio neto en 2,200 millones de dólares, lo que lo ubicaría entre el 0.01% más adinerado del país.

Gross señaló que él y el resto de ese 1% con mayores ingresos tienen que reconocer que han tenido el "privilegio de cabalgar la ola de crédito y el boom crediticio en las últimas tres décadas". Y parafraseando el comentario que hizo el presidente Barack Obama en su campaña de 2012 sobre "ustedes no construyeron eso", Gross les recuerda a los ricos: "ustedes no crearon esa ola. Se montaron en ella".

No es el primer multimillonario en argumentar que los ricos deberían pagar más impuestos. El inversionista Warren Buffett ha defendido esa postura en los últimos años.

Sin embargo, Gross piensa que de implementar una "reforma fiscal más equitativa", Estados Unidos podría mejorar su posición competitiva, y desafiar a economías más productivas, como Alemania y Canadá.

"Las economías desarrolladas funcionan mejor cuando la desigualdad de los ingresos es mínima", argumentó.

¿Una indirecta a Carl Icahn?

Gross también criticó a la América Corporativa por beneficiarse a costa de la mano de obra.

En lugar de aumentar sus ganancias mediante la recompra de acciones o la reducción de gastos, Gross dijo que las empresas deben reinvertir en nuevas plantas y equipos.

Recordó la crítica que hizo en 2002 a General Electric por asumir demasiada deuda a corto plazo, y dijo que otra importante empresa está incrementando sus ganancias e inflando el precio de sus acciones gracias a la reducción de gastos y la recompra de acciones.

La crítica a las recompras de acciones también sirve como una indirecta leve pero evidente contra el inversor activista Carl Icahn, quien ha estado presionando a Apple para que recompre 150,000 millones de dólares de sus propias acciones.

La semana pasada, Gross atacó a Icahn vía Twitter, el inversor tuiteó que "Icahn debe dejar en paz a Apple y pasar más tiempo como Bill Gates", refiriéndose al presidente de Microsoft que ahora es célebre por sus esfuerzos filantrópicos. "Si Icahn reboza inteligencia, que la use para ayudar a la gente no a sí mismo".

Luego agregó: "Yo también debería pasar más tiempo como Bill Gates. Todos deberíamos hacerlo. Él y Melinda son grandes ejemplos".

Esa autocrítica, sin embargo, no impidió que Icahn contraatacara en Twitter, respondiéndole: "Si realmente quieres hacer el bien, ¿por qué no te unes a http://givingpledge.org como Gates, yo y muchos otros hemos hecho?" Icahn se refiere a la iniciativa promovida por Gates, su esposa Melinda y Buffett para comprometer a los individuos más adinerados a que donen una buena parte de su riqueza a causas benéficas y filantrópicas.

Jalón de orejas a la Reserva Federal

Gross tampoco deja ilesa a la Fed. Equiparó una recompra de acciones con los programas de compra de bonos instrumentados por el Banco Central a raíz de la crisis financiera en un esfuerzo por estimular la economía.

"La economía estadounidense -gracias a la Fed- ha estado operando un programa de recompra de acciones por el orden del billón de dólares casi cada año desde fines de 2008, vemos cómo compra todos esos bonos del Tesoro, pero gran parte de ese dinero se va directamente a activos riesgosos y a las acciones ordinarias en vez de ir a las plantas productivas y los equipamientos. ¡Dios mío!", expresó.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Gross concluye que el crecimiento tiene que venir de la inversión y la demanda de productos reales. Hizo un llamado a la administración de Barack Obama, que ha estado haciendo campaña para aumentar la inversión extranjera en Estados Unidos, para que siga instando a la América Corporativa y a ese 1% para que ellos también inviertan más en el país.

"Si no hay un nuevo y rentable "iGIZMO" o un gran avance biotecnológico digno de la inversión, ¿por qué no un simple esfuerzo conjunto entre el Gobierno y el sector privado para crear un banco para infraestructura donde se modernicen nuestros aeropuertos del tercer mundo, nuestras calles y sistemas de agua tercermundistas?", propuso Gross.

Ahora ve
En las calles de Tokio puedes jugar Mario Kart, pero en la vida real
No te pierdas
×