La deflación enciende alarmas en Europa

El Banco Central Europeo podría reducir su tasa a un mínimo histórico para evitar el estancamiento; la fortaleza del euro también ejerce presión para que en diciembre se reduzca al 0.25%.
Draghi  (Foto: Getty)
Mark Thompson
LONDRES -

Las alarmas suenan de nuevo por la salud de la economía europea tras una inesperada caída de la inflación el mes pasado.

Ante el actual escenario en la eurozona, con un desempleo estacionado en niveles récord por encima de 12% y sin que la economía gane tracción luego de salir de la recesión a principios de este año, algunos analistas alertan que la región corre el riesgo de hundirse en una era de deflación y estancamiento al modo japonés.

A raíz de esas advertencias se le ha pedido al Banco Central Europeo (BCE) que recorte las tasas de interés a un nuevo mínimo histórico en su reunión del jueves, o a más tardar en diciembre, a fin de inyectar un nuevo impulso a la débil recuperación y enfriar un poco la ardiente apreciación del euro.

Nota relacionada: BCE quiere elevar la confianza en bancos

La moneda común tocó un máximo de dos años de 1.38 dólares la semana pasada antes de retroceder después de conocerse los datos inflacionarios de octubre.

Pero mantiene una apreciación del 5% desde marzo (alimentada por la vuelta al crecimiento y las expectativas de que la Reserva Federal retrasará cualquier medida de endurecimiento de la política monetaria estadounidense hasta el año 2014), lo que dificulta que países atribulados de la región, como Italia, España y Portugal, salgan del apuro a golpe de exportaciones.

La inflación de la eurozona cayó a 0.7% en octubre, desde el 1.1% en septiembre, siendo  los precios de los alimentos y el costo de los servicios los más presionados. Más de 19 millones de personas están sin empleo en la zona euro, lo que frena los salarios y la demanda interna.

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo el mes pasado que el Banco está dispuesto a recortar las tasas de nuevo para apuntalar la débil recuperación. Y el riesgo creciente de que la inflación no alcance la meta de "inferior pero cerca del 2%" en los próximos años podría azuzar a la institución a entrar en acción esta semana.

"Creemos que el indicador inflacionario de octubre de 0.7%, la naturaleza bastante generalizada de la desinflación, y la fortaleza del euro obligarán al BCE... a cambiar la ruta hacia un recorte de las tasas", escribió un economista de UBS, Reinhard Cluse, pronosticando un recorte en la tasa de referencia del Banco al 0.25%.

La mayoría de los economistas, sin embargo, prevén que la entidad europea use la reunión del jueves para anunciar un recorte de las tasas en diciembre, cuando tenga en sus manos los datos del PIB de la eurozona del tercer trimestre y pueda tomar en cuenta sus propias previsiones  actualizadas de crecimiento e inflación para 2014 y 2015.

Alemania

La semana pasada Estados Unidos criticó a Alemania por la aplicación de políticas que dieron lugar a un "sesgo deflacionario" para la zona euro y la economía mundial en su conjunto. En un informe semestral, el Departamento del Tesoro pidió a la mayor economía de Europa que redujera su dependencia en las exportaciones e impulsara en cambio la demanda interna.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Alemania rechaza cualquier sugerencia de que sus políticas estén perjudicando a sus vecinos.

El superávit comercial de la nación germana, con sus socios de la eurozona, ha caído drásticamente en los últimos cinco años, y ahora es menor que el superávit que mantiene con el resto del mundo.

Ahora ve
Cómo evitar que tu hijo sufra un accidente relacionado con sus juguetes
No te pierdas
×