China, con más retórica que acción

La reunión del Partido Comunista fue el primer paso para impulsar reformas, pero dejó pendientes; el Gobierno aún debe resolver temas como la deuda local y la reforma de empresas estatales.
china  (Foto: Getty)
Sophia Yan
HONG KONG -

La reunión de altos cargos del Partido Comunista de China, que tuvo lugar esta semana y se prolongó por cuatro días, fue vista como un momento crucial para la reforma económica del país, pero puede haber planteado más preguntas que respuestas.

Después de décadas de rápida expansión, la segunda mayor economía del mundo está entrando en un periodo de crecimiento más lento, y Beijing se encuentra bajo una creciente presión para hacer frente a los problemas que amenazan el desarrollo económico y la estabilidad social.

Esta reunión fue la primera gran oportunidad del presidente Xi Jinping para impulsar de forma agresiva un programa de reformas, con implicaciones trascendentales para la economía mundial. Pero el plan que la conferencia produjo fue abundante en la retórica del partido y parco en los detalles.

Aun cuando el comunicado pidió la apertura de los mercados de China, la activación de los programas de seguridad social y ratificó el compromiso con la reforma fiscal, no abordó varias cuestiones importantes. Se espera que en los próximos días se divulguen más pormenores, pero, al menos de momento, este es un repaso de los tres puntos que el Gobierno chino no tocó.

1. La reforma de las empresas de propiedad estatal

Las compañías estatales del "dragón asiático" han disfrutado de un trato preferencial en sectores clave, entre ellos el financiero, el petrolero y de infraestructura. Beijing ha recurrido a ellas históricamente para impulsar el crecimiento económico, pero algunas de las firmas respaldadas por el Estado tienen hoy una excesiva burocracia, son ineficientes y están altamente endeudadas.

En septiembre, el principal funcionario de la Comisión reguladora de activos estatales fue destituido, alimentando las esperanzas de que el Gobierno de Beijing estaba emprendiendo en serio la reforma del sector.

El martes el Gobierno guardó silencio sobre el tema, repitiendo en su lugar la línea del partido relativa a que las empresas estatales mantienen un papel importante, dominante, advirtieron dos economistas de RBS, Louis Kuijs y Tiffany Qiu.

Ese lenguaje parece contradecir el propósito de darle a los mercados un papel más decisivo en China. La liberalización de los mercados y el relajamiento de las normas que rigen la inversión extranjera podrían atraer más actores al país, creando potencialmente una mayor competencia para las empresas estatales.

2. La reforma del sistema de residencia "hokou"

Todo ciudadano chino tiene un "hukou", un documento que le permite residir en un lugar determinado, a menudo su localidad natal, y los clasifica como habitantes rurales o urbanos. Este mecanismo de empadronamiento afecta a casi todo, incluyendo el empleo, la educación, la atención sanitaria y otros programas sociales, y las prestaciones pueden variar ampliamente. Algunos críticos han pedido que el sistema sea abolido porque constituye un obstáculo para el desarrollo social y económico equilibrado en todo el país.

Aunque no se hizo específica mención de reformar el sistema en esta ocasión, el Gobierno sí indicó que planea distribuir los recursos públicos de manera más equitativa entre la población urbana y rural. En otras palabras, hay que ser pacientes. Esto podría allanar el camino para una reforma más a fondo del "hukou", señalaron dos analistas de Bernstein, Kenneth Tsang y Vanessa Lau.

3. Solucionar el problema de la deuda de los gobiernos locales

China está luchando por contener la creciente deuda de la administración local, producto del crédito fácil y ronda tras ronda de estímulo.

Nadie sabe con exactitud la magnitud del problema, pero los economistas sondeados por CNNMoney estiman que la deuda alcanzó niveles de entre 14.1 billones de yuanes a 19.7 billones de yuanes (3.1 billones de dólares) al término del año pasado, o aproximadamente un tercio del producto interno bruto del país.

Esas estimaciones sitúan la deuda local en casi el doble de lo que acumulaba hace tres años, cuando China llevó a cabo la última auditoría de deuda a escala nacional.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Se esperaba que el resultado de una nueva revisión profunda del endeudamiento, efectuada hace unos meses, se diera a conocer antes de la reunión, pero no se hizo ningún anuncio sobre el tema.

Y aunque no se esperaba que la reunión de Beijing abordara la forma en que se manejaría el déficit del Gobierno local, el asunto ni siquiera se mencionó en la conferencia. La colosal deuda sigue siendo un problema y podría socavar los planes más amplios de las autoridades.

Ahora ve
Kate del Castillo y otros famosos huyen de los incendios en California
No te pierdas
×