Geithner tendrá vida lucrativa en la IP

Con su puesto en Warburg Pincus, el exfuncionario rebasará el salario que tenía en el Tesoro; Geithner también percibe ingresos por conferencias y por un libro próximo a publicarse.
tim geithner  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Gregory Wallace

El exsecretario del Tesoro estadounidense Tim Geithner, quien fuera funcionario del Gobierno por largo tiempo, está por obtener un sueldo sustancialmente mayor.

Geithner fue uno de los titulares del Tesoro menos acaudalados en la historia reciente, y al asumir el cargo su remuneración se redujo al menos un 50%. Pero ahora que ha sido fichado por la firma de capital privado Warburg Pincus, más los ingresos que  recibirá por la publicación de un libro y por participar en ponencias, Geithner rebasará con creces su salario en el sector público, donde trabajó durante 25 años.

La fortuna de Geithner era insignificante frente a la de su predecesor Hank Paulson, el patrimonio del exCEO de Goldman Sachs superaba posiblemente los 500 millones de dólares. Aunque Paulson fue uno de los secretarios del Tesoro más ricos, muchos de los que asumieron ese cargo lo hicieron después de una lucrativa carrera en Wall Street.

Pero no fue el caso de Geithner. Él comenzó a trabajar en el Departamento del Tesoro en 1988 tras un breve paso por la firma consultora Kissinger Associates. En la dependencia gubernamental Geithner se especializó en economía internacional y subió escalafones, más tarde asumió un alto cargo en el Fondo Monetario Internacional. En 2003, fue elegido para encabezar el Banco de la Reserva Federal de Nueva York.

En su último año en la Reserva Federal Geithner ganaba 411,200 dólares, más prestaciones, de acuerdo con sus declaraciones financieras.

Ya como secretario del Tesoro, percibía un sueldo de 199,700 dólares. Su patrimonio neto se ha estimado entre 239,000 y 6 millones de dólares.

Ni la firma de capital privado, ni la editorial, ni la agencia que maneja sus ponencias dieron a conocer los detalles de lo que se le pagará a Geithner.

Sin embargo, se estima que su cuota por discurso llega a los seis dígitos, en línea con los honorarios pagados a otros ex altos funcionarios del Gobierno por dictar conferencias. En el primer semestre de este año, ingresó 400,000 dólares por tres conferencias, de acuerdo con el diario Financial Times, que citó a personas no identificadas familiarizadas con los discursos. Uno de ellos lo dictó en la reunión anual de Warburg Pincus, informó el rotativo.

Por otro lado, la editorial Random House anunció la primavera pasada que Geithner estaba trabajando en un libro sobre la crisis financiera.

Paulson hizo lo propio publicando en 2010 su libro "On the Brink." Paulson efectuó los primeros pagos del programa TARP antes de entregarle la batuta a Geithner, y ahora dirige un centro de estudios en la Universidad de Chicago.

Pero antes de Paulson varios secretarios del Tesoro retornaron al sector privado, entre ellos Robert Rubin, quien sirvió durante la presidencia de Clinton, y luego asumió un puesto clave en Citigroup, uno de los bancos que necesitó miles de millones de dólares en fondos federales de rescate para mantenerse a flote.

La llamada ‘revolving door' (ese fenómeno de puerta giratoria que permite cruzarse o pasarse de un lado a otro) entre el sector público y el privado ofrece a los funcionarios del gobierno una ruta para beneficiarse, señaló Chris Edwards, director de estudios de política fiscal en el Instituto Cato.

"La escala salarial del Gobierno federal tiende a comprimir los ingresos en un rango más estrecho que el de los mercados privados", explicó. Los funcionarios públicos de menor rango ganan más que sus pares del sector privado, pero "en los mandos altos, no cabe ninguna duda... se gana más en el sector privado".

Edwards indicó que las firmas financieras valoran a los extrabajadores federales por dos razones: sus contactos y su comprensión de las complejas reglas, regulaciones y procesos dentro de Washington. También están dispuestos a multiplicarle el salario a alguien con la experiencia de Geithner.

Y luego está el prestigio de fichar a Tim Geithner. "Cualquier empresa financiera estaría encantada de tener a un secretario del Tesoro que comprende perfectamente el lenguaje de Washington", afirmó Melanie Sloan, directora de Citizens for Responsibility and Ethics in Washington. "Cualquier secretario de gabinete puede esperar que al dejar el sector público saldrá y ganará mucho dinero, pero sobre todo los que dejan la Tesorería"

Geithner dejó el cargo en enero y comenzará a laborar en Warburg Pincus en  marzo de 2014. Durante un año tiene vedado cabildear en asuntos del gobierno en los que previamente trabajó, explicó Sloan, aunque la firma no especificó que entre las funciones de Geithner estuviera el cabildeo o lobbying.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Warburg Pincus señaló que Geithner tendrá un papel estratégico y gerencial importante como presidente y director general. La firma tiene 35,000 millones de dólares en activos, si bien eso es calderilla en comparación con la experiencia de Geithner supervisando los 17 billones de dólares de la economía estadounidense.

 

Ahora ve
Esta exhibición de esculturas de Navidad te va a dejar helado
No te pierdas
×