China levanta bloqueo a las OPI

Las nuevas reglas bursátiles permitirían a por lo menos 50 firmas debutar en Bolsa en enero; la medida busca más transparencia y fortalecer el papel del mercado en la negociación de acciones.
pizarra  (Foto: Getty)
Charles Riley y Feng Ke
HONG KONG -

China puso fin a una moratoria de un año sobre las ofertas públicas iniciales y flexibilizó las normas que rigen la manera en que las empresas son autorizadas para negociar públicamente en Bolsas de valores.

Publicadas por la Comisión Reguladora de Valores de China este fin de semana, las nuevas directrices sugieren que hasta 50 compañías estarán listas para salir a Bolsa a finales de enero.

Estas nuevas cotizaciones despejarían el actual atasco de empresas que aguardan en fila la oportunidad de emitir acciones en China.

Actualmente hay casi 800 firmas en espera de una Oferta Pública Inicial (OPI), una lista que ha crecido en el último año toda vez que los reguladores chinos suspendieron las nuevas ofertas públicas en un intento por apoyar los maltrechos mercados de renta variable.

Los atribulados valores accionarios de China continental quedaron mayoritariamente excluidos del rally bursátil mundial, con el índice de referencia Shanghai Composite perdiendo más de 22% de su valor en los últimos tres años. Desde que la moratoria de las OPI entró en vigor, el índice ha subido cerca de 10%.

Artículo relacionado: China dará mayor poder al mercado

China también anunció que abandonaría su esquema de oferta pública de acciones basado en la aprobación gubernamental, un proceso oneroso y lento que favorece a las empresas respaldadas por el Estado sobre las empresas pequeñas y medianas.

En lugar del antiguo sistema, los órganos reguladores evaluarán las futuras ofertas públicas iniciales utilizando un sistema basado en el registro. Bajo este nuevo sistema, ampliamente utilizado fuera de China, las empresas que cumplan con los requisitos básicos pueden registrarse para debutar en Bolsa,  siendo el mercado y no el Gobierno el que evalúe la viabilidad y el futuro potencial de ganancias.

Este cambio a las reglas es el primer ejemplo importante de que los reguladores están cumpliendo y ejecutando el ambicioso plan de reforma emitido en la conclusión de la reunión del Partido Comunista el mes pasado.

Artículo relacionado: Las reformas chinas seducen a inversores

Haciéndose eco del espíritu de ese documento, la Comisión Reguladora de Valores de China dijo que el nuevo proceso proporcionará una mayor transparencia para los consumidores, y permitirá que las fuerzas del mercado desempeñen un papel más importante en la negociación de acciones.

El comprensivo plan de reforma de Beijing, que aborda conflictivas cuestiones sociales y económicas (desde la contaminación del aire a los derechos sobre la tierra) incluye 60 tareas específicas que deben guiar las prioridades económicas en China en la próxima década.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Además de algunas reformas sociales, la hoja de ruta pretende reducir el control gubernamental de las empresas estatales y permitir una mayor competencia con las empresas del sector privado.

Pero el enfoque de consenso que China emplea en la formulación de políticas podría desacelerar la tarea de traducir los principios de la reforma en un cambio real para las empresas privadas, los consumidores y los inversores extranjeros.

Ahora ve
Al registrarse como precandidato, AMLO reitera que explora posible amnistía
No te pierdas
×