El IPAB acelerará liquidación de bancos

La reforma financiera tiene un esquema que permitirá a la autoridad terminar este proceso en un año; aún quedan pendientes por liquidar dos de los 13 bancos que recibió el IPAB hace más de 10 años.
banco  (Foto: Getty)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

De los 13 bancos que recibió el Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB) para ser liquidados a raíz de la crisis de 1995 en México, todavía existen dos que no han podido concluir su proceso de quiebra y que los cuales serán finiquitados en breve, con lo que iniciará una nueva era para este tipo de procesos.

Lo anterior se debe a la aprobación de la figura de Liquidación Judicial Bancaria (LJB) que se incluyó como parte de la reforma financiera, en un afán por acelerar los tiempos para cerrar una institución crediticia que se haya declarado en quiebra.

Liquidar un banco bajo la Ley de Concurso Mercantiles ha llevado, en algunos casos, más de una década, lo cual ha hecho que el procedimiento sea complicado y oneroso, debido a que cuando se buscaban vender los activos para pagar a los acreedores se presentaban impugnaciones que alargaron los procesos legales por varios años, detallaron expertos.

Algunos de las firmas que tardaron años en ser liquidadas fueron: Quadrum; Anáhuac; Promotor del Norte; Banco del Sureste; Banco Industrial; Atlántico; Interestatal; Capital, Banco Obrero y  Banco Oriente.

Mientras que Banco Unión y Banca Cremi, cuyos procesos concursales iniciaron en 2002 y en 2006 respectivamente, todavía están pendientes de concluir su liquidación.

"El IPAB no ha podido encontrarle comprador a todos los activos (que tenían los bancos en quiebra) o no ha logrado terminar algunos juicios que tienen relación con los bancos, lo cual genera gastos que el sindico cobra hasta que se enajena todo el activo", explicó la directora del Instituto federal de Especialistas de Concursos Mercantiles (Ifecom), Gricelda Nieblas.

Resaltó que actualmente la liquidación de las instituciones de crédito se maneja bajo la Ley de Concursos Mercantiles, pero con la reciente aprobación de la reforma financiera se creó la figura de Liquidación Judicial Bancaria, que busca agilizar este proceso, con el fin de evitar que una quiebra se postergue por tantos años.

"Tenemos un sistema bancario robusto, no se visualiza ninguna quiebra, pero se están tomando medidas desde ahora para que marche con agilidad. En el caso de los bancos que aún están pendientes de liquidación, falta que el sindico concluya los procedimientos y enajene, porque procesalmente ya no hay nada que avanzarle y ahora las cosas obedecen a la problemática inherente a cada banco"

El director del Departamento de Economía del Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe, Miguel Ángel Corro, explicó que la forma en cómo operó el Fondo de Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa) primero, y el IPAB después, también contribuyeron a dificultar los procesos de liquidación.

Nota relacionada: 9 puntos clave de la reforma financiera

De acuerdo con expertos en concurso mercantil, la Liquidación Judicial Bancaria agilizará los procesos. Con el modelo anterior, por ejemplo, la declaración de quiebra llevaba cerca de 15 meses en promedio, pero a partir de la entrada en vigor de la nueva figura se tiene un plazo de 24 horas para que el juez dicte sentencia en la liquidación.

Además, en el caso del reconocimiento de acreedores, que con la Ley de Concursos Mercantiles tomaba alrededor de tres años en promedio, con la nueva norma todo el proceso tendrá un plazo de 55 días naturales.

Puntos relevantes del Proceso de Liquidación Judicial Bancaria

Entre las razones por las cuales se consideró conveniente crear la Liquidación Judicial Bancaria está el hecho de que si bien en la actualidad el proceso de quiebra de un banco se encuentra regulado por la Ley de Concursos Mercantiles, las autoridades encontraron que no existieron mecanismos eficientes para la recuperación de los activos.

Todo ello originó el deterioro del valor de los activos, ineficiencia y falta de oportunidad en el pago a los acreedores y la posibilidad de incurrir en mayores costos fiscales. La experiencia ha demostrado que un proceso de concurso mercantil al amparo de la Ley de  Concursos Mercantiles puede perdurar una década.

La liquidación judicial bancaria incluye elementos como:

  • El IPAB fungirá como liquidador judicial
  • Enajenación de activos que se regirá bajo los principios de economía, eficacia, imparcialidad y transparencia.
  • Se modifica el orden de prelación de pago, con lo que los ahorradores tendrán preferencia sobre los demás acreedores.
  • Se crearán reservas en caso de litigios pendientes.
  • Se tipifican como delito ciertas conductas como alteración de la contabilidad del banco; la realización de algún acto que cause la extinción del capital de la institución de banca múltiple; solicitar dentro del procedimiento de liquidación judicial el reconocimiento de un crédito inexistente o por cuantía superior a la efectivamente adeudada por la institución.
  • También se tipificará como delito el ocultar la verdadera naturaleza de las operaciones realizadas, afectando la composición de activos, pasivos, cuentas contingentes o resultados y/o realizar actos que pudieran ser declarados nulos.
Ahora ve
Gracias a la inteligencia artificial, la NASA descubre sistema de ocho planetas
No te pierdas
×