‘Millennials’ luchan vs. salarios bajos

Cada vez más jóvenes en EU han emprendido campañas para exigir mejores condiciones de empleo; pese a estar mejor preparados que otras generaciones, los ‘millennials’ se sienten excluidos.
protesta  (Foto: Getty)
Emily Jane Fox
NUEVA YORK -

La generación del milenio está comenzando a inquietarse por un cambio. Varados en empleos de bajos salarios o de media jornada, con montañas de préstamos estudiantiles por pagar, la generación que alcanzó la mayoría de edad en el nuevo milenio se encuentra en una situación desesperada. A pesar de estar mejor educados que las generaciones anteriores, muchos jóvenes están excluidos de la clase media y sin un plan para llegar a ella.

Así que muchos de ellos se están uniendo a las protestas, asistiendo a mítines o formando sindicatos para mejorar su situación.

El pasado año, los jóvenes de la generación del milenio avivaron el debate sobre el problema de los bajos salarios en Victoria's Secret, Walmart, McDonald's, Wendy's, KFC y otros como Kaplan, que dirige centros de tutoría.

Algunos tuvieron algo de éxito. Por ejemplo, una empleada de Victoria's Secret de 27 años de edad con una licenciatura en Ciencias de la Salud, Debbra Alexis, reunió más de 800 firmas de apoyo a su campaña por salarios más altos en su tienda en Nueva York. La tienda, que forma parte de L Brands, acabó otorgando aumentos generalizados de alrededor de uno a dos dólares por hora a todos los trabajadores de la tienda de Herald Square.

Un grupo de profesores de Kaplan también en Nueva York formó un sindicato para negociar salarios más altos.

Algunos trabajadores de comida rápida pelearon por aumentos de salarios o mejores horas. Pero los mítines organizados por sindicatos están pidiendo un cambio masivo y salarios mínimos de 15 dólares. Los empleados de Walmart en todo Estados Unidos también han protestado exigiendo salarios más altos y más horas.

Cuenta en blanco

Janah Bailey ha participado en varias huelgas en Chicago, donde los grupos respaldados por sindicatos Food Fast Forward y Fight for 15 han estado pidiendo salarios de 15 dólares por hora.

Bailey, de 21 años, está estudiando para ser cosmetóloga y tiene dos empleos -40 horas en Wendy's y de 12 a 16 horas a la semana en McDonald's. Su cheque de pago semanal es usualmente de alrededor de 400 dólares o alrededor de 20,000 dólares al año.

Bailey es la principal proveedora de su familia compuesta por dos hermanos menores y su madre. Ella paga 750 dólares al mes en renta, 50 dólares en calefacción y 300 dólares en comestibles. Su cuenta de cheques tiene cinco dólares y su cuenta de ahorros está vacía.

Bailey se preocupa por su futuro y por si su educación le conseguirá un mejor trabajo. "Vemos a muchas personas que consiguen títulos y siguen luchando por encontrar trabajos mejor pagados", dijo. "Estoy alzando la voz porque mi plan podría no llevarme a donde quiero ir".

Las preocupaciones de esta chica no son infundadas. El número de trabajadores con salario mínimo que cuentan con títulos de carreras técnicas, o que estudian programas ocupacionales como ella, ha aumentado en más del doble, a 223,000 desde 2007, según el Departamento de Trabajo de Estados Unidos.

El número de graduados universitarios con trabajos de salario mínimo también se duplicó durante la recesión a 284,000 en 2012 desde las cifras de 2007.

"Están saliendo de la universidad con grandes deudas y tienen que aceptar trabajos con salarios bajos. (Así que están) tratando de contraatacar", dijo el presidente de Newspaper Guild of New York, Bill O'Meara, que representa a un grupo de tutores de Kaplan en Nueva York que se sindicalizaron con la esperanza de negociar salarios más altos.

Los empleos de clase media han perdido terreno a medida que la generación del milenio ha ingresado a la fuerza laboral. Alrededor del 58% de los empleos creados durante la reciente recuperación económica han sido puestos de bajos salarios en el comercio minorista y en la preparación de alimentos, según un informe de 2012 del Proyecto de la Ley Nacional de Empleo. Estos puestos tuvieron un ingreso promedio por hora de 13.83 dólares o menos.

El salario promedio de los hogares también se ha reducido en más de 4,000 dólares desde el año 2000, según la Oficina del Censo.

Heidi Shierholz, economista del Economic Policy Institute, dijo que las personas más jóvenes se están uniendo a las protestas ahora porque las demandas de los sindicatos hacen eco en ellos. Elevar el salario mínimo y asegurar un mejor horario o exigir mejores condiciones de trabajo son una gran parte del discurso público de esta época.

¿Qué dice Barack Obama?

El presidente Barack Obama ha hablado últimamente sobre la creciente desigualdad y ha hecho un llamado por un salario mínimo más alto.

En un discurso a principios de este mes, Obama dijo: "Sabemos que hay trabajadores del aeropuerto y de comida rápida, y auxiliares de enfermería y trabajadores de ventas minoristas, que se matan trabajando y que todavía están viviendo en o apenas por encima del nivel de pobreza. Y es por eso que ya nos hemos tardado en elevar el salario mínimo".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Bailey, la empleada de comida rápida de Chicago, dijo que tal respaldo político le da esperanza de que las cosas pueden cambiar.

"Cada vez que pienso en la campaña, creo... que sería una victoria", dijo. "Significaría la libertad financiera".

Ahora ve
Estos cinco sucesos marcaron el panorama político de México en 2017
No te pierdas
×