Japón descarta cambios en su estímulo

El Banco Central espera que la inflación llegue al 2% y que la economía siga su recuperación; la entidad no hará cambios a menos que haya un mayor impacto del impuesto a las ventas.
banco de japon kuroda  (Foto: CNN)
TOKIO (CNN) -

El Banco de Japón (BOJ por sus siglas en inglés) mantuvo este miércoles su política monetaria estable y conservó su optimista estimación de la inflación, sugiriendo que no hay un cambio inminente de política monetaria en el horizonte a medida que se expande la recuperación económica del país.

La debilidad del yen, que aumenta los costos de las importaciones, ha ayudado a Japón a avanzar hacia su meta de una inflación de 2%, luego de que los precios subieron 1.2% en noviembre respecto al año previo.

"(Aunque) podría haber riesgos al alza y la baja para la estimación de precios del BOJ, pero tales riesgos no se han materializado, y si ese es el caso, la actual política continuará", dijo el gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, en una conferencia de prensa, descartando cualquier necesidad de un estímulo adicional.

Si bien el mercado no está seguro de si la inflación seguirá acelerándose, las recientes ganancias de los precios y las señales de fortaleza económica han dado más seguridad a los miembros del Banco central de que Japón va camino a cumplir su meta de precios.

El BOJ, que anunció un enorme estímulo a comienzos de 2013, prefiere no adoptar más medidas expansivas a menos que surja evidencia clara de que el alza del impuesto a las ventas en abril provocó más daños que lo previsto.

Como muchos esperaban, el BOJ votó de forma unánime por mantener su promesa de aumentar la base monetaria, o efectivo y depósitos en el Banco Central, a un ritmo anual de 60 a 70 billones de yenes (575,000 a 671,000 millones de dólares).

En una revisión trimestral de sus proyecciones a largo plazo, el BOJ mantuvo su previsión de que la inflación subyacente a los consumidores alcanzará 1.3% en el año fiscal a partir de abril y se acelerará a 1.9% en el año siguiente.

"La economía de Japón sigue recuperándose de manera moderada con los consumidores adelantando el gasto antes del alza del impuesto a las ventas", dijo el Banco Central, agregando que espera que la inflación a los consumidores se mueva entre 1.0 a 1.5% por el momento.

El miembro del directorio del BOJ Sayuri Shirai se opuso a una parte de la evaluación económica del Banco Central, diciendo que el ritmo de mejoría de las condiciones laborales y salariales debe ser mencionado entre los riesgos para el panorama económico.

El BOJ ofreció una intensa inyección de estímulo monetario en abril del año pasado, prometiendo que aceleraría la inflación a 2% dentro de unos dos años a través de una agresiva compra de activos en un país estancado en una deflación durante 15 años.

La economía posiblemente vivirá un auge hasta marzo, debido a que los consumidores buscan adelantarse a un aumento de impuesto a las ventas, y muchos analistas comparten la visión del BOJ de que los problemas generados por el alza tributaria serán temporales.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Han habido algunas especulaciones en los mercados financieros sobre que el BOJ podría adoptar una política expansiva para prevenir cualquier impacto negativo en la economía de un previsto aumento de impuestos en abril.

Artículo relacionado: Japón prevé una desaceleración en 2014
 

Ahora ve
El esperado octavo episodio de la saga ‘Star Wars’ llega a los cines del mundo
No te pierdas
×