La Fed recorta estímulo, ¿y México?

El recorte en el apoyo monetario deja una depreciación del peso y una menor demanda de Cetes; sin embargo, el impacto en el país ya había sido asimilado por los mercados.
mexico economia  (Foto: Getty)
Karina Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Una mayor depreciación del peso ante el dólar y una menor demanda en los Cetes son algunos de los efectos que deja en México el recorte al estímulo de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, aunque el impacto ya había sido asimilado por los mercados.  "Los inversionistas no esperaron a que la Fed anunciara el recorte, por eso es que vimos desde la semana anterior que el peso se estaba depreciando", dijo en entrevista la analista Gabriela Siller de Banco Base.

Este miércoles, la Fed recortó en 10,000 millones de dólares sus compras mensuales de bonos del Tesoro y activos respaldados por hipotecas y agregó que habrá más reducciones a medida que se confirme una mejora en el mercado laboral.

Se trata del segundo ajuste que realiza el Banco Central, por lo que las compras de activos quedarán en 65,000 millones de dólares mensuales a partir de febrero. 

Artículo relacionado: Emergentes, ¿vacunados ante una crisis?

Previo al anuncio de la Reserva Federal, el peso se había depreciado en las jornadas anteriores al igual que las monedas de otros mercados emergentes como Turquía, India y Sudáfrica. El jueves pasado, la moneda alcanzó su peor nivel desde enero de 2013. 

"El efecto que el estímulo de la Fed le provoca a México es que activos como el peso puede verse depreciado en un rango de entre 13.40 y 13.50 (unidades por billete verde) en operaciones al mayoreo, pero podría bajar a los 13.40 en febrero", indica el académico del Tecnológico de Monterrey,  Raymundo Tenorio Aguilar.

Sin embargo, en esta jornada, no hubo un impacto debido a que el recorte en el estímulo fue como lo esperaba el mercado, de acuerdo con el analista de Monex, Eduardo Ávila. 

Artículo relacionado: El peso cae ante el dólar por la Fed   

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Una menor liquidez como producto de la reducción del estímulo monetario, sumado al nerviosismo de los inversionistas por el rumbo de los emergentes, generó una mayor aversión al riesgo, y una cautela en las adquisiciones de bonos de largo plazo de las economías en desarrollo.

"Los extranjeros han estado comprando menos Cetes, han moderado sus compras porque están tratando de reacomodar sus portafolios debido a que no va a haber tanto dinero barato. Ellos están viendo a dónde se van, lejos de los mercados emergents", agregó Ávila. 

Ahora ve
La boda entre el príncipe Enrique y Meghan Markle será el 19 de mayo
No te pierdas
×