La IP va por amparos pese a Pacto Fiscal

La firma KPMG prevé que tanto empresarios como inversionistas busquen frenar los cambios fiscales; impugnarán el límite a la de deducibilidad de prestaciones, regalía minera y cambios a maquila.
Impuestos  (Foto: Getty)
Karla Rodríguez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Justo el último día en el que vence el primer plazo para que los contribuyente presenten amparos en contra de la reforma fiscal y a poco de que se den a conocer los detalles del Pacto Fiscal que ofreció el Gobierno al sector privado, expertos de la consultora KPMG anticiparon que empresarios de la industria maquiladora de exportación, inversionistas, mineros y grandes corporativos litigarán los gravámenes en diversos juzgados de distrito.

Los contribuyentes cuentan con un plazo de 30 días hábiles después de la entrada en vigor de los cambios fiscales, mismo que vence este 14 de febrero, para presentar los amparos, sin embargo tendrán una segunda oportunidad para hacerlo 15 días después del primer acto de aplicación del gravamen, es decir luego de hacer su primer declaración ante el fisco.

“Esperamos el anuncio del Pacto de estabilidad fiscal de la Presidencia como un compromiso de que no habrá modificaciones fiscales en los próximos tres años, lo cual, sin embargo, es preocupante porque se necesitan muchas precisiones para la reforma fiscal que se aprobó, aunque por otro lado se de la confianza de que en el largo plazo no cambiarán las condiciones”, dijo este viernes el socio de impuestos corporativos de KPMG, Ignacio Sosa en conferencia de prensa.

Agregó que mientras no se tenga un documento oficial que incluya mayores detalles sobre los beneficios del Pacto, es probable que la iniciativa privada continúe buscando ampararse ante algunos cambios que podrían impactar sus finanzas.

“La iniciativa privada ha condicionado el Pacto a que se retomen algunos cambios que tienen que ver con el límite de 47% a las deducciones de las prestaciones de los trabajadores en lugar del 100% que la IP quiere que se recupere”, aseguró.

A partir de este año, las empresas sólo podrán deducir entre el 47% y hasta el 53% de las prestaciones que ofrecen a sus empleados. El año pasado se podía hacer el 100%.

Por la reforma también se prevén acciones en contra de la homologación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 11% al 16% en zonas fronterizas y por el pago de los Impuestos Especiales sobre Producción y Servicios (IEPS) a bebidas saborizadas y de la tasa de 8% a los productos con alto contenido calórico, así como del impuesto de 7.5% a las utilidades mineras.

Por su parte Mario Hernández, socio líder del segmento de la Industria Maquiladora de Exportación de KPMG, expresó que para este sector la tasa efectiva cambió del 17.5% que tributaban en el 2013 al 30% a partir de este año, lo que amenaza la competitividad de las empresas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Aseguró que pese a que el año pasado se publicó un decreto para minimizar el impacto fiscal a las maquiladoras, en la práctica aún falta por definir y detallar algunas reglas.

“Lo que sigue pendiente es que el régimen como quedó provocará que pierda un poco de competitividad el sector. Faltan emitir nuevas reglas o criterios derivados de la ley (…) por ejemplo nos preocupa que ahora las maquiladoras solo podrán tener ese objetivo, sin poder llevar ninguna otra actividad, cuando muchas maquiladoras tiene centros compartidos de servicios”, refirió Hernández.

Ahora ve
Los datos más curiosos sobre Netflix en México durante 2017
No te pierdas
×