La baja productividad frena a México

La complejidad en regulaciones y la informalidad impiden un mayor desarrollo, dice McKinsey; si México quiere crecer 6% anual, la productividad debería repuntar casi en la misma proporción.
eu fabrica  (Foto: AP)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Todos hablan de los efectos positivos que traerán las reformas energética, de telecomunicaciones, laboral, fiscal o política, sin embargo hay un factor que es determinante para que la población mexicana tenga mejor impacto en el bolsillo: se llama productividad.

Un ejemplo: México tendría que duplicar su productividad para alcanzar apenas la tasa de crecimiento promedio de 2.7% que tuvo en los últimos 20 años, de acuerdo con un estudio de McKinsey Global Institute. 

Para que el Producto Interno Bruto logre crecer al objetivo original de la Secretaría de Hacienda en 2013 de 3.5% anual, la productividad tendría que subir 2.3%, es decir casi tres veces la tasa que se alcanzó entre 1990 y 2012.

Pero si el objetivo es un repunte de 6%, tendría que expandirse 4.8%, detalla el estudio "El cuento de dos Méxicos: Crecimiento y prosperidad en una economía a dos velocidades".

“Hay una causa dominante en el problema de productividad de México: en buenos y malos tiempos, una parte importante de empresas tradicionales improductivas no contribuye al crecimiento del país”, dice el documento.

Nota relacionada: México crecerá sólo 3.1% en 2014: IMEF

Aunque en el país operan grandes compañías como Bimbo, Lala y Cinépolis, que son líderes en su sector y que han elevado su productividad en 5.8% y dan trabajo al 20% de la fuerza laboral registrada, las empresas tradicionales, que no emplean métodos modernos de negocio y usan tecnologías obsoletas, emplean a cerca del doble de esos trabajadores.

La complejidad en las regulaciones y la baja flexibilidad laboral son incentivos que tienen estas últimas para permanecer en la informalidad y por ende tener una baja productividad, detalla el estudio.

Los costos por establecer una empresa formal son relativamente altos, y van acompañados de autoridades débiles o corruptas.

La falta de acceso de capitales es otra barrera que impide que las empresas tradicionales sean más productivas, lo que les obliga a apostar por métodos de trabajo intensivo en lugar de invertir. Los préstamos bancarios en las grandes economías son 4.5 veces mayores que en México.

La reforma financiera, promulgada y publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) a inicios de este año prometía más créditos más baratos para las familias y para las Pymes.

“Por primera vez en décadas el sistema financiero mexicano sufrirá una transformación que no parte de una emergencia”, dijo el secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, al presentar la iniciativa en mayo del año pasado.

Nota relacionada: Hacienda y analistas ven dos 'Méxicos'

Sin embargo, el bajo acceso al capital impide la entrada de nuevos negocios y evita que las compañías de tamaño medio se conviertan en grandes empleadores y tengan mayores contribuciones al PIB.

Los altos costos de la electricidad, las fallas en infraestructura y las preocupaciones por la seguridad son también barreras al crecimiento y la productividad.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Más allá de reformar las regulaciones, México debe continuar fortaleciendo su ambiente de negocios para incrementar su competitividad y para apoyar el crecimiento de las industrias domésticas", dijo McKinsey.

“Notamos que muchas de estas prioridades están incluidas en la agenda de reformas del Gobierno, pero como estas reformas no han sido completamente definidas o implementadas, nuestra visión se basa en observaciones hechas antes de que esas iniciativas tuvieran un impactosustancial”, agregó.

Ahora ve
Este gel permite un mejor estudio sobre el comportamiento del cáncer
No te pierdas
×