Cambio climático, un negocio asegurado

A nivel mundial, los fenómenos naturales representan un reto y oportunidades para las aseguradoras; el sector agrícola es de los más interesados en cubrirse por los eventos climatológicos.
Cambio climático  (Foto: Getty)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los fenómenos derivados del cambio climático como sequías, huracanes e inundaciones representan una importante oportunidad para las aseguradoras en México, donde la penetración de seguros con respecto al Producto Interno Bruto (PIB) es de apenas 2% comparado con el 12% de Estados Unidos.

“A nivel mundial el cambio climático es una de las principales preocupaciones entre aseguradoras y reaseguradoras (…) están haciendo cálculos a través de simulaciones con eventos que han afectado al planeta en el último millón de años”, explicó Tapen Sinha, profesor del Departamento Académico de Actuaria del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

Los riesgos derivados de los climas extremos consecuencia del cambio climático son fenómenos en los que las aseguradoras tienen más oportunidad para crecer en el país. A nivel mundial se calcula que este segmento de seguros vale unos 100,000 millones de dólares, según el experto.

Artículo relacionado: México necesita 2,000 mdd 'verdes'

GNP Seguros indicó que los eventos relacionados con el cambio climático cuentan con coberturas específicas que cubren inundación por lluvia, huracanes, granizo, helada, nevada, avalancha de lodo, marejada, golpe de mar, obstrucción de bajadas pluviales por granizo y vientos tempestuosos.

Del total de su cartera con un seguro de daños, el 46% cuenta con cobertura de riesgos hidrometeorológicos, como los ya mencionados, lo que representan el 15% de las primas totales de la empresa. El 41% de la cartera cuenta con cobertura en caso de terremoto, lo que representa el 11% de las primas totales

A junio de 2013, el Fondo de Desastres Naturales (Fonden) del Gobierno Federal reportó un gasto por 7,178.8 millones de pesos, destinados en un 72% a reparaciones carreteras; 22% a infraestructura hidráulica urbana; 2.6% a vivienda y el restante a reparaciones turísticas, forestales, navales, portuarias y otros, según datos del Primer Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

En este sentido se calcula que las tormentas ‘Ingrid’ y ‘Manuel’ representaron una pérdida de patrimonio nacional, es decir, daños a casas, infraestructura por unos 75,000 millones de pesos.

Al asegurar eventos climáticos extremos las compañías aseguradoras contratan los servicios de reaseguradoras y de esta manera reparten el riesgo.

Sector agrícola, de los más sensibles

En este sentido, cifras de AgroAsermex, una empresa del Gobierno Federal que proporciona servicios de reaseguro a instituciones mexicanas de seguros, sociedades mutualistas y fondos de aseguramiento para el sector agropecuario mexicano, muestran que en 2013 los recursos para daños catastróficos sumaron 1,854 millones de pesos, esto es 78% del total de su cartera.

Tapen Sinha agregó que el sector agropecuario en México es uno de los más sensibles a estos fenómenos, ya que los climas extremos afectan fuertemente dicha actividad.

Artículo relacionado: Daños ambientales cuestan 7% del PIB

GNP explicó que el primer paso para lograr un incremento en la penetración de los seguros en México, es facilitar y poner al alcance información y recomendaciones que ayuden a las empresas y a las personas a prevenir riesgos.

Por su parte la calificadora Fitch Ratings indica en un reporte que las capacidades de las aseguradoras para administrar el riesgo catastrófico, tales como técnicas sofisticadas de tarificación y modelación, son cada vez más cruciales.

Un reporte de PwC señala que en los últimos 20 años, huracanes y tormentas tropicales representaron un gran porcentaje de pérdidas por catástrofes, y la tasa e intensidad de estas tormentas se prevé que aumente con el cambio climático global.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las cifras más recientes de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) muestran que hasta septiembre de 2013 la participación de mercado de los seguros de daños, sin considerar autos, representó 19%, apenas por arriba del 18.6% de 2012.

También muestra que la preocupación de los productores agrícolas por proteger su producción ha ido a la alza, ya que las primas por daños agrícolas se incrementaron en 16.5% anual hasta septiembre de 2013 a 511 millones de pesos.

Ahora ve
Los bomberos de California logran frenar la propagación del fuego
No te pierdas
×