Rusia cumplirá acuerdos de gas: Putin

El mandatario ruso afirma que no tiene planes para interrumpir el suministro a Ucrania; el Gobierno del país propone exigir el pago por adelantado a los ucranianos ante el adeudo que hay.
vladimir putin  (Foto: CNN)
KIEV/MOSCÚ (CNN) -

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo este viernes que su país cumplirá sus obligaciones con los clientes de gas europeos y que no tiene planes para interrumpir el suministro a Ucrania, pero Moscú podría hacer que Kiev pague por adelantado.

Las declaraciones de Putin parecían destinadas a calmar la preocupación en Europa, manteniendo al mismo tiempo la presión para que Ucrania pague su deuda de 2,200 millones de dólares por el gas ruso y culpando a Kiev de cualquier corte de suministro, que pasa por su territorio antes de llegar a consumidores europeos.

"Quiero decirlo de nuevo: No intentamos y no tenemos previsto cerrar el gas a Ucrania", dijo Putin en comentarios televisados en una reunión de su Consejo de Seguridad consultivo.

Pero añadió que su Gobierno había propuesto exigir el pago por adelantado a Ucrania para suministros futuros.

"Garantizamos el cumplimiento de todas nuestras obligaciones con los consumidores europeos. La cuestión no somos nosotros. La cuestión es proporcionar el tránsito por Ucrania", dijo, sugiriendo que Ucrania podría buscar extraer el gas dirigido a Europa si Rusia reduce su suministro.

Artículo relacionado: El gas de Rusia presiona a Europa

Putin envió una carta a los líderes de los 18 países europeos que compran gas ruso el jueves, advirtiendo de que los envíos podrían ser interrumpidos si Gazprom, controlada por el Estado, recortaba el suministro a Ucrania y pedía conversaciones urgentes para buscar una solución.

El portavoz de Putin había dicho antes este viernes que las naciones europeas no habían respondido a la carta, que llevó a que Estados Unidos acuse a Rusia de usar la energía como "herramienta de coerción" en medio de la peor crisis de este tipo desde la Guerra Fría.

El conflicto, tras la destitución del presidente ucraniano respaldado por Moscú ante su negativa a estrechar lazos con la Unión Europea, ha llevado las relaciones de Rusia con Occidente a su peor momento desde el fin de la guerra fría en 1991.

En una muestra de los esfuerzos para calmar los ánimos, asesores de la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, confirmaron que el próximo jueves habrá una reunión en que participarán Ucrania, Rusia, Estados Unidos y Ashton.

Luego de que tropas rusas tomaron la región ucraniana de Crimea el mes pasado, funcionarios de la alianza militar OTAN han dicho que Moscú ha estado agrupando fuerzas en la frontera este de Ucrania, donde se habla ruso, en el preludio de una nueva anexión de partes del país.

Tensión por el gas

Si bien la tensión aún es alta en el este de Ucrania, donde activistas prorrusos han tomado edificios públicos en dos ciudades, el foco del conflicto entre Occidente y Moscú parecía moverse al terreno del gas.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que los estados de la Unión Europea tendrán una respuesta común a la carta de Putin, la que avivaba las perspectivas de que Moscú corte el suministro a Ucrania.

"Hay buenas razones para tomar esta carta como una oportunidad de ofrecer una respuesta europea conjunta", dijo Merkel en Grecia, que depende fuertemente del gas de Moscú. "Queremos ser buenos clientes y queremos poder confiar en el suministro ruso de gas".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Moscú ha dicho que cortará el suministro de gas a Ucrania si no paga lo que debe, pero el ministro de energía ucraniano, Yuri Prodan, dijo al parlamento que la Unión Europea estará con Kiev para evitar cualquier impacto de una reducción de suministro.

Artículo relacionado: Rusia-Francia: negocio militar en riesgo

Ahora ve
Ricardo Anaya busca la candidatura presidencial de Por México al Frente
No te pierdas
×