Grandes bancos ignoran a consumidores

Los créditos de los principales prestamistas de EU a los consumidores cayeron en 12,000 mdd en 2013; la contracción en los préstamos es una resaca de la crisis financiera, dicen expertos.
jpmorgan banco  (Foto: CNN)
Stephen Gandel
Nueva York -

Los consumidores aún están siendo objeto de una contracción.

En la última semana, los bancos más grandes de Estados Unidos reportaron sus resultados de los tres primeros meses del año. Las ganancias fueron decepcionantes. Pero las cifras también mostraron un aumento significativo en los préstamos, lo cual muchos economistas dijeron que era una buena señal para la economía.

El problema: cada dólar adicional, o más, que los bancos más grandes del país han prestado en el último año ha sido destinado a las corporaciones. Así que, aunque los préstamos a empresas se incrementaron 7%, o 101,000 millones de dólares con respecto a hace un año, eso enmascaró el hecho de que los créditos al consumidor de los cinco prestamistas más grandes del país han seguido cayendo, en 12,000 millones de dólares solamente en el último año.

Los economistas han estado esperando un incremento en los préstamos después de la contracción crediticia que, en parte, produjo la recesión. Y el hecho de que las empresas estén pidiendo más dinero prestado podría indicar que han recuperado la confianza en la economía y que están buscando recaudar dólares para poder hacer más contrataciones o expandir su negocio de alguna manera.

Pero otros se preocupan por lo desequilibrado que se ha vuelto el volumen de los nuevos préstamos. La falta de un aumento en el crédito al consumo podría ser una resaca de la crisis financiera, la cual fue causada principalmente por una avalancha de impagos de préstamos a consumidores, sobre todo porque éstos no eran capaces o no estaban dispuestos a pagar sus préstamos hipotecarios. Los créditos corporativos no sufrieron las mismas pérdidas.

Esto puede haber llevado a los bancos a la conclusión de que los préstamos a empresas no son tan arriesgados como los préstamos a individuos. Jamie Dimon, presidente ejecutivo de JPMorgan Chase, dijo a analistas durante una reciente conferencia telefónica que las personas que, o tienen un buen historial crediticio o están comprando una casa muy cara, son capaces de obtener préstamos hipotecarios. Pero dijo que su banco y otros todavía están reacios a realizar cualquier préstamo hipotecario que “tenga algún pero”.

Artículo relacionado: Citi le debe todo a su “banco malo”

Es posible que los créditos corporativos no sean tan libres de riesgos como los bancos parecen pensar. Recientemente, los reguladores han expresado su preocupación de que, a medida que los bancos se apresuran a prestar a las empresas, podrían volverse excesivamente laxos, como lo fueron en el periodo previo a la burbuja inmobiliaria. Además, no está claro que las empresas estén utilizando el dinero que están pidiendo prestado para expandirse.

Es posible que algunas empresas simplemente estén asegurando tasas bajas y colocando el dinero en el banco. Las empresas también han estado recomprando cantidades de sus propias acciones, muchas de ellas con fondos prestados.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los consumidores casi siempre usan el dinero que piden prestado, en las tarjetas de crédito y cuando sacan una nueva hipoteca, para una compra inmediata.

La economía se ha vuelto más desigual, en general, desde la crisis financiera. Las ganancias empresariales han alcanzado niveles récord como porcentaje del PIB, aun cuando la economía en general todavía parece estar lejos de la recuperación. El mercado de valores ha recuperado todo lo que perdió durante la recesión y algo más. Sin embargo, millones de personas más están desempleadas hoy en día, en comparación con antes de la crisis financiera. El desequilibrado mercado de préstamos es sólo una muestra más de nuestra forzada economía.

Ahora ve
Esta es la propuesta de gabinete de Andrés Manuel López Obrador
No te pierdas
×