Economía mexicana, en fase de recesión

Cifras oficiales indican que el deterioro económico del país se ha acentuado en los últimos meses; a pesar de ello, el Gobierno de Peña Nieto prevé una expansión de 3.9% para todo el año.
recesión  (Foto: Getty)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En medio del débil comportamiento de la actividad económica durante los primeros meses del año, el Sistema de Indicadores Cíclicos (SIC) del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) apunta a que la economía mexicana se encuentra en fase recesiva.

“Si se hace una lectura cuidadosa de las cifras del INEGI, la economía mexicana está en recesión desde hace unos meses, a fines de 2013 se habría pasado de la fase de desaceleración (que inició en julio de 2012) a la de recesión”, explicó el investigador del Colegio de México (Colmex) Gerardo Esquivel.

El SIC, compuesto por el índice coincidente y adelantado, indica que durante febrero, el coincidente se localizó por debajo de su tendencia de largo plazo (100 puntos) al registrar un valor de 99.7 puntos, lo que representa una caída de 0.04 puntos frente a enero, con lo que acumula 21 meses consecutivos a la baja.

Este sistema permite determinar la fase del ciclo económico en la que se encuentran sus dos indicadores. El coincidente refleja el estado general de la economía, mientras que el adelantado busca señalar anticipadamente la trayectoria del indicador coincidente, particularmente sus puntos de giro: picos y valles.

Artículo relacionado: Expertos ven menor crecimiento en 2014

Esquivel explicó que se cumplen los criterios que establece el SIC, que se genera con una metodología compatible con la utilizada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), para asegurar que la economía mexicana se encuentra en recesión.

El indicador coincidente se encuentra en etapa recesiva, pues registró más de nueve meses desde que inició la desaceleración y además ya se tienen 21 meses entre el pico actual y el anterior.

Carlos Capistrán, economista en Jefe para México de Bank of America Merrill Lynch, consideró probable que en el primer trimestre del año, el PIB haya estado en recesión.

“Prevemos que un crecimiento sólido en Estados Unidos y un mayor gasto público en México saquen al país de esta recesión tan pronto como en el segundo trimestre del 2014. Una política monetaria laxa y un ligero goteo derivado del impulso reformista también deberían ayudar”, dijo el experto en un reporte.

A pesar del deterioro de este indicador, la Secretaría de Hacienda se mantiene optimista sobre el estado de salud de la economía al argumentar que el gasto público y las exportaciones se han fortalecido, y que será hasta finales de mayo cuando indique si recorta su meta de crecimiento de 3.9% para 2014.

El académico del Colmex consideró que difícilmente el Producto Interno Bruto (PIB) conseguirá un crecimiento mayor al 3% para 2014, pero anticipó una recuperación que podría iniciar en el segundo semestre para cerrar en 2.5%.

Artículo relacionado: México: las dos vías para el crecimiento

La economía no está en recesión, pero “estamos cerca”, dijo por su parte el académico del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) Raúl Aníbal Feliz.

“No es sorpresivo si se toma en cuenta el alza de impuestos y la débil demanda interna”. 

Anticipó que la economía comenzará a repuntar de forma importante en la segunda mitad del año, impulsada principalmente por el sector exportador, por lo que estima una expansión de 3.2% para todo 2014.

Técnicamente se considera recesión cuando la economía acumula dos trimestres consecutivos con decrecimientos. Sin embargo, el Buró de Investigación Económica de Estados Unidos, indica que una recesión implica la caída significativa de la actividad de la economía en su conjunto, es decir el PIB real, el ingreso real, el empleo, la producción industrial y las ventas minoristas y mayoristas.

En este sentido, la metodología del SIC se asemeja con la metodología de EU, ya que el SIC considera indicadores como el IGAE, actividad industrial, empleo, y el sector externo.

Por su parte, el indicador adelantado para marzo también se ubicó por debajo de su tendencia de largo plazo con un valor de 99.8 puntos y una disminución de 0.04 puntos frente a febrero de 2014.

“No estamos hablando de una crisis pero el indicador adelantado sugiere que la desaceleración puede continuar”, dijo Gerardo Esquivel.

 

Ahora ve
Estos ‘huevos revueltos’ son preparados sin huevos
No te pierdas
×