Crisis ucraniana pasa factura a empresas

Firmas como Carlsberg y Societe Generale estiman una caída ante la debilidad de la economía rusa; el comercio y la inversión entre Rusia y Europa asciende a unos 500,000 millones de dólares al año.
ucrani  (Foto: Getty)
Mark Thompson
LONDRES -

La crisis económica provocada por el conflicto en Ucrania está empezando a afectar a las principales empresas europeas.

La caída de la economía rusa está haciendo mella en las ventas y ganancias de los negocios en el resto de Europa, desde bancos a compañías cerveceras. La debilidad de los pedidos de fábrica en Alemania sugiere que lo peor está por venir.

El Fondo Monetario Internacional señala que Rusia ya ha caído en recesión por cuanto los inversores están huyendo de ese mercado emergente por temor a verse atrapados en la escalada del conflicto en el este de Ucrania.

Entérate: El FMI presta 3,000 mdd a Ucrania

Estados Unidos y Europa acusan a Moscú de avivar las tensiones separatistas en Ucrania tras anexionarse Crimea. Como represalia han congelado los activos de decenas de funcionarios rusos, mientras que EU ha ido más allá sancionando a 18 empresas rusas.

Y advierten que aplicarán medidas más severas orientadas a los sectores de la economía rusa si llegan a peligrar las elecciones presidenciales de Ucrania el 25 de mayo.

Para algunas empresas europeas, el daño ya está hecho.

Ejemplos 

La cervecera danesa Carlsberg redujo su pronóstico de ganancias para el año, culpando a un descenso mayor al esperado en la demanda de Rusia y a la debilidad del rublo, que este año se ha depreciado más de un 7% frente al dólar estadounidense.

El volumen de ventas de cerveza de Carlsberg en el este de Europa se desplomó 7% en el primer trimestre, mientras que los ingresos netos en la región cayeron 14% debido a las fluctuaciones cambiarias. Sus acciones han caído 12% en lo que va del año y el miércoles continuaron a la baja.

La firma de servicios financieros Societe Generale también está sufriendo. Asumió un impacto negativo de 525 millones de euros (730 millones de dólares) por una amortización sobre el valor de sus actividades bancarias rusas, por lo que su beneficio neto del primer trimestre descendió a 416 millones de euros frente a los 798 millones de euros obtenidos en el mismo periodo del año pasado.

Artículo relacionado: EU pide a firmas desdeñar Foro en Rusia

“La amortización refleja la disminución en las paridades cambiaras rublo/euro, la desaceleración de la economía y un aumento en la prima de riesgo de Rusia en el entorno actual”, dijo el banco francés en un comunicado.

Las acciones de Societe Generale cayeron 1.6% en París. Los bancos franceses son los que más han prestado a Rusia, si bien los préstamos pendientes representan menos del 0.6% de los activos totales del sector.

El comercio y la inversión entre Rusia y Europa asciende a unos 500,000 millones de dólares al año, y las empresas alemanas son las más expuestas.

El conglomerado Siemens, cuyas ventas anuales en Rusia le reportan cerca de 2,000 millones de euros, parece haber escapado ileso hasta ahora.

Artículo relacionado: S&P ve mayor fuga de capitales de Rusia 

No obstante, el CEO Joe Kaeser, que voló a Moscú a fines de marzo para reunirse con el presidente ruso Vladimir Putin, reconoció que desde entonces la situación ha empeorado.

“Estoy muy, muy preocupado por los acontecimientos, y el tiempo que tarda en controlarse la situación”, dijo a la periodista de CNN Nina dos Santos. “Es muy preocupante, afectará a todo el mundo, la sociedad, las personas y por lo tanto también perjudica a la economía”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los pedidos industriales alemanes cayeron un 2.8% en marzo en comparación con febrero, sorprendiendo a los analistas que esperaban un descenso de solo 0.2%.

Algunos atribuyen el deterioro a la tensión regional. Otros sostienen que refleja el ciclo de los grandes pedidos al por mayor, y que el modesto impacto externo de la crisis ucraniana tendrá solo un ligero efecto de freno sobre el crecimiento en el segundo y tercer trimestres.

Ahora ve
Blue Origin, de Jeff Bezos, prueba con éxito una nave para el turismo espacial
No te pierdas
×